Caballero maneja la pelota en la victoria de El Nacional sobre Quilmes (Goyo Fernández)

Deportes

Torneo Oficial de Primera División

El Nacional ganó y sigue firme

25|10|21 10:03 hs.

El Nacional volvió al triunfo en su cancha, derrotó a Quilmes por 3 a 1 y se mantiene como el único puntero de la Zona A del fútbol liguista. Los dirigidos por Fabián Sánchez liquidaron el partido en los primeros 16 minutos del segundo tiempo. 


A los 5´ llegó la apertura del marcador, cuando los elencos todavía se acomodaban en la cancha, Caballero habilitó de gran manera a Agustín Barrionuevo, que con una perfecta diagonal entre los centrales cerveceros ingresó solo al área y dejó a Coronel en el camino para definir. 

Quilmes no tuvo reacción, su entrenador confió en la estructura que le había dado paridad en el primer tiempo pero todo fue al revés, porque el Decano se motivó y fue por más. En un tiro de esquina la pelota quedó boyando en el corazón del área y fue Inés el que la encontró antes que cualquiera para mandar un fuerte remate al fondo de la red. 

Con el 2 a 0 en el tanteador el ganador se mantuvo adelantado en sus líneas y volvió a golpear. A los 15´Aramendi se fue expulsado en Quilmes por doble amarilla, y de esa jugada nació el tercer gol de la tarde. El Nacional jugó la pelota en profundidad y como un batallón todos los jugadores ofensivos locales cargaron hacia el arco de Coronel, el centro atrás fue preciso y Otreras la empujó al segundo palo para concretar el 3 a 0. 

Parecía que el partido estaba cerrado, pero el Cervecero intentó rehacerse y encontró el consuelo del descuento con un golazo de Daloisio, quien remató desde la medialuna y clavó la pelota en el ángulo para lo que sería el 3 a 1 final. 

En el primer tiempo el partido fue parejo y disputado, Quilmes tuvo el control de la pelota y pudo jugar de mitad de cancha hacia adelante. Con tan solo cinco minutos jugados Montes se filtró y corrió sin marca ante Serén, pero su remate dio en el palo. Más adelante, a los 16 Silva encontró arco pero también arquero en su remate desde afuera. 

En tanto que a los 23 Quilmes tuvo la chance más clara de abrir el marcador. En una salida desde el fondo el 1 aurinegro le pegó un pelotazo en la espalda a uno de sus centrales y dejó solo al 9 de Quilmes, pero el tandilense reaccionó rápido, primero para dejar sin ángulo de remate de Silva y después para ganarle el mano a mano a Daloisio. 

De esta manera El Nacional se quedó con el triunfo, en una ráfaga de 10 minutos hizo los tres goles y sacó adelante un partido que había empezado con complicaciones y que no pudo disfrutar hasta el final, pero lo festejó de gran manera a la espera del clásico que se viene el próximo domingo.