En su momento de esplendor. En el edificio llegaron a funcionar, además de la aseguradora, el Club S

La Ciudad

Cumplió 117 años de su fundación

La Previsión, ícono de progreso y decadencia (videos)

18|09|21 22:56 hs.

El actual edificio municipal de Tres Arroyos no había nacido cuando “La Previsión”, monumento del cooperativismo nacional, comenzaba a transitar su próspero camino. El territorio local, rodeado de arroyos y con caída hacia el mar, crecía en número de habitantes, organización social, económica y en edificios. 


La Previsión nació en un ambiente heterogéneo, con sentido del progreso y la necesidad de cubrir lo que faltaba y beneficiar a toda la ciudadanía. Por eso, no fue difícil ponerse de acuerdo respecto a buscar el bien común y materializarlo, en el caso de “La Previsión”, en una cooperativa que realizaría seguros contra el granizo. 

Ese año tuvo lugar un desastre agrícola producido por una fortísima helada que tuvo como consecuencia la extinción de plantaciones y ante la necesidad de proteger los sembrados contra las inclemencias del tiempo nace la idea de contar con una aseguradora propia, que defendiera verdaderamente los intereses de los agricultores: Así se gestó. 





La sede se conformó en un polo fundacional para otras entidades vinculadas al quehacer económico y social de Tres Arroyos. 

 Un 15 de septiembre de 1904 se dictaron los estatutos que además, ya vislumbraban otras ambiciones y funciones que la recién conformada cooperativa tendría a partir del día fundacional. 

 La visión de sus fundadores se extendió por el distrito de Tres Arroyos, Dorrego, Pringles, Necochea, Juárez, (Chaves no existía como partido) y las características del nuevo organismo se difundieron ampliamente. 

Tres Arroyos era un centro importante de inmigrantes de todos los países de Europa, por ese motivo, se transformó en una pequeña Babel. Entonces la primera comisión directiva decidió imprimir los estatutos en diferentes idiomas y le encomendaron a Salvador Senra la gerencia de la institución. 




 Un año después de su fundación la entidad comenzó a funcionar como un modesto banquero favoreciendo con cantidades no muy abundantes pero importantes para ese momento a sus asociados, tal es así que al término de la campaña de ese año ya se habían otorgado 103.437 pesos. 

Nuestro partido, en los años de la fundación de “La Previsión”, era un verdadero espacio de progreso y avances en el campo de la agricultura, el comercio y la industria. Desde las Casas de Esquinas, hasta las pulperías y los comercios de ramos generales. De los primeros intentos de agricultura a la maquinaria, los primeros hoteles, la organización política y la idea de construir el edificio propio para el Palacio Municipal. Nuestro partido estaba en constante expansión. 

La primera comisión de “La Previsión” estuvo presidida por Don Francisco Cantagalli, a cuya orden se extendían los pagarés de los asegurados porque la entidad no tenía personería jurídica. La secretaría la ocupó Juan B. Istilart, elegido a través de una elección. 

Hacia 1934 contaba con 7895 socios, diseminados en 45 partidos de la provincia de Buenos Aires, más territorio de la Pampa Central y Viedma. Desde 1920 ya funcionaba en el edificio de avenida Moreno y Betolaza. 


Puertas y distintas partes del edificio aún conservan las escrituras originales



El edificio hoy. La Previsión cerró en 1999 y, desde entonces, salvo excepciones, ha permanecido cerrado



"La Previsión" y el Banco Comercial fueron las dos primeras empresas de la ciudad que incorporaron la informática al trabajo. El uso de sistemas informáticos en "La Previsión" comenzó en 1976 en forma conjunta con el Banco Comercial. La programación era propia de la empresa, es decir que había empleados de la compañía que desarrollaban los programas. Ambas empresas capacitaban simultáneamente a sus empleados y compartían los sistemas. 

Poco antes de su cierre la cooperativa empleaba 117 personas en casa central y 128 en las 45 delegaciones. Además, era dueña de todos los locales donde operaban sus agencias. 

Entre las empresas de seguros de la Argentina, "La Previsión" llegó a ocupar uno de los 10 primeros lugares del ranking. Esto lo consiguió sin abarcar toda la República Argentina ni operar en la Capital Federal. 




 El edificio 
El edificio de “La Previsión” se construyó en 1920, por la firma Pascuale y Giordano, con la dirección técnica de Adalberto Pagano. 

 Su arquitectura es de estilo clásico francés, las columnas de capiteles jónicos y corintios, el frontispicio (fachada) triangular, las pequeñas balustradas y mansardas y las tejas de pizarra, son elementos de esta corriente arquitectónica.

 “La Previsión” destinó el primer piso para sus oficinas, el segundo para el Club Social y la planta baja estuvo alquilada hasta el año 1931 por el bar Confitería Colón. Esto explica la diferencia existente entre el esplendor del segundo piso, con sofisticadas arañas de caireles de vidrio y los pisos de mosaicos combinados, en contraposición a la simplicidad de los restantes pisos. Este edificio se encuentra actualmente deshabitado desde el año 1999 y fue declarado Edificio Histórico Municipal. 

El edificio, que está protegido por la ley 14857 que lo declaró monumento histórico provincial, exhibe un estado de importante deterioro. 




La Previsión funcionó hasta 1999, el edificio es actualmente de propiedad privada, adquirido en un remate judicial, en el año 2004. La declaración de patrimonio histórico no afectó en la ciudad mucho más que las fachadas de los edificios elegidos, en función de las condiciones que presentaban. 

El 15 de septiembre "La Previsión" hubiese cumplido 117 años de vida, pero su existencia acabó muchos años antes. De la entidad, sólo quedó en pie el edificio.