(LU24)

La Ciudad

Esta mañana, en Tres Arroyos

Presunto abuso: marcharon pidiendo que se esclarezca el caso denunciado por una menor

01|08|21 11:51 hs.

Esta mañana, familiares de la joven tresarroyense de 15 años de edad que días atrás denunció un caso de abuso en una vivienda de nuestra ciudad, realizaron junto a vecinos e integrantes de Ni Una Menos una marcha y manifestación, exigiendo que se esclarezca el caso, a poco más de una semana de que la joven sea encontrada semidesnuda en la plaza del Arbol, por un vecino que la llevó hasta su vivienda familiar.


El encuentro, organizado por los padres de la menor, que desde el día en que ocurrieron los hechos piden de forma pacífica que las autoridades esclarezcan lo que ocurrió con su hija, tuvo su inicio a las 8 de la mañana en la Plaza Pellegrini, mismo lugar donde fuera hallada por el automovilista. 

Desde allí, el nutrido grupo de personas se dirigió hacia la Comisaría 1ra, posteriormente a la Comisaría de la Mujer y por último finalizaron su recorrido en la Municipalidad.

La marcha se llevó a cabo sin inconvenientes y fue encabezada por los padres de la menor, que en las últimas horas tuvieron contacto con las autoridades policiales y esperan hacer lo mismo con la fiscal Natalia Ramos, a cargo de la Fiscalía de Género y que se encontraba de licencia en el momento en que ocurrieron los hechos.

En ese sentido, y según lo que el padre de la menor indicó días atrás a LA VOZ DE PUEBLO, su hija salió el viernes 23 de julio a la noche con una vecina dos años mayor y, tras encontrarse con el tío de ésta, fue trasladada hasta otro domicilio ubicado en Viamonte al 300, donde terminaron con dos personas, a quienes ella no conocía.

De acuerdo a lo comentado por el progenitor de la adolescente, ésta pidió a esas personas que la lleven a su casa cuando se hicieron las dos de la mañana (hora hasta la que tenía permitido salir), pero la gente que estaba con ella se negó a llevarla y, sospecha, le pusieron algo en la bebida para adormecerla y hacerle perder el control de su cuerpo.

En esas circunstancias, la menor asegura que los sujetos, que están identificados, le sacaron la tarjeta y el chip de su celular, por lo que quedó incomunicada hasta que, a las seis de la mañana, logró interceptar una llamada de sus padres al teléfono de su amiga, el que aprovechó a atender y pedir “ayuda desesperada”. 

Tras lograr tomar la calle en ropa interior y descalza, fue encontrada en la plaza del Árbol por un automovilista, que la llevó hasta la casa de sus padres.

La investigación avanzó con un allanamiento en el domicilio donde supuestamente ocurrieron los hechos, posteriores indagatorias y análisis clínicos, pero hasta el momento no hay detenidos y la causa aguarda el resultado de la Cámara Gesell, que podría derivar en la detención del único sospechoso de abuso sexual simple.