Junto al Instituto Browniano, se comunicaron con las autoridades pertinentes y se pidió hacer una pa

La Ciudad

Mariano Reguero gestionó la llegada de la Fragata

Cumplir un sueño

28|07|21 09:37 hs.

Como ya se anunció en estos días, el 5 de agosto se espera que la Fragata ARA Libertad pase por Claromecó y haga un anclaje cercano a la costa para poder ser apreciada por los vecinos. Dependiendo de lo que el clima permita, también se invitó a que pescadores y gente que posea lanchas, se acerque a la embarcación a verla desde cerca. 


El ideólogo y la persona que se encargó de gestionar dicho acto, fue el capitán de fragata retirado Mariano Reguero, que actualmente reside en la localidad balnearia y forma parte de la comisión del Instituto Nacional Browniano, filial Tres Arroyos. 

En una entrevista con La Voz del Pueblo, contó que “yo humildemente cumplí una función en este sector ante las autoridades navales, es decir, soy marino retirado. Por esta razón y por contactos mutuos que tenemos debido a tantos años de carrera y de servicio, sabía que el viaje iba a ser a Chile y Perú, y que iban a pasar cerca de nuestras aguas”. 

Con esta información en sus manos, decidido se comunicó con la Armada Argentina y con el comandante de la Fragata Libertad y capitán de navío, Osvaldo Chiñi, para consultar si podían hacer esta parada por Claromecó. “Gestioné de alguna manera con las autoridades para que puedan hacer una pasada cercana, por toda la historia del balneario y por la misma Fragata, por todo lo que representa”, indicó.

Y agregó que “gracias al Instituto Browniano, que soy un ciudadano no más, pudimos encaminar estas cosas y ahora estamos ya esperando el 5 de agosto para que, si nos acompaña la meteorología y las condiciones climáticas, ayuden a la Fragata a estar acá”.


El capitán de fragata retirado, Mariano Reguero


Llegada 
Cuando se trata de barcos y navegaciones, todo se basa en probabilidades. “La Fragata en este momento, zarpará el sábado ya para su 49 Viaje de Instrucción que tiene planificado, y va a pasar por Claromecó en unos días. El clima puede condicionar a que pueda anclar frente a las costas, a una distancia que se la pueda apreciar, con condiciones de seguridad náutica y de seguridad de la tripulación”, contó Mariano. 

Con respecto a los protocolos, “están ya desde hace días con las burbujas sanitarias, es decir, no puede embarcar ni desembarcar nadie. Por eso, la invitación de lanchas es para que la gente que tiene, ya sean los pescadores artesanales o la gente privada, pueda acercarse y contemplarla de cerca. No se va a poder subir por respeto a esa embajada flotante va a ir a otros países, por lo que hay que cuidarla mucho”. 

Un símbolo 
La Fragata ARA "Libertad" es el buque escuela de la Armada Argentina que en sus velas desplegadas lleva a cada puerto que visita, el mensaje de paz y amistad de una nación libre y soberana. “Es un orgullo y un sueño, porque es todo un símbolo para los argentinos. Es una embajadora de los mares, es realmente algo que todo ciudadano creo que se deslumbra ante saber que eso nos representa y de alguna manera, con todo lo que digo, va a ser un orgullo contemplarla desde las playas donde habitamos”, expresó el marino retirado. 

Asimismo, comentó que “nunca la vimos por acá. Los barcos generalmente por la ruta de navegación que hacen, ya sea de guerra o mercantes, pasan más allá del horizonte y a veces vemos alguna luz. Yo creo que si el tiempo acompaña, la vamos a ver muy cerca y va a ser una postal que Claromecó se la merece por esos cien años, por todo lo que nos ha dado a cada uno en su vida, ya sea a los habitantes de acá o a los que venimos veraneando desde que nacimos”. 

Agradecido por la predisposición, indicó que “hay que darle las gracias a la Armada Argentina y a la gente que posibilitó que la Fragata pueda hacer esto. Al capitán Chiñi, al contraalmirante Tarapow y a toda la tripulación que se esfuerza para hacer esta parada en su viaje. Yo lo único que hice fue tratar de coordinar algunas cosas y nada más, pero me siento orgulloso de poder haber puesto esa pequeña piedrita en el lugar correcto y que las cosas funcionen sin ningún tipo de problema. Todo se está dando para que ocurra así”. 

Vida en Claromecó 
Mariano tenía quince días de vida cuando su familia lo llevó por primera vez a veranear a Claromecó. Nació en Puerto Belgrano y vivió siempre en Buenos Aires, hasta el 2018 cuando, luego de retirado, emprendió destino hacia la villa balnearia. “Toda la vida veranee acá, con mi familia tenemos una historia y estamos muy con el corazón en Claromecó”. 

Hace unos seis años atrás se retiró de la Armada como capitán de fragata. Paralelamente, había hecho una carrera de Ingeniería Ambiental y ejerció la profesión en la parte privada y pública. “Gracias a la Armada uno puede tener su retiro por los años de servicio prestados. Yo ingresé a los 12 años en la Escuela Naval y después seguí y desarrollé mi carrera como todo oficial naval”. 

La decisión de irse a vivir a Claromecó, “fue buscar generar un lugar familiar muy querido, cuidarlo y a su vez, disfrutar un poco la paz que ofrece el lugar, para poder empezar a recrear cosas para el futuro de uno, es decir, otros planes, otras expectativas”. 

“Tengo que agradecer de haber conocido a lo largo de los veranos y en particular en estos cuatro años a gente maravillosa, y uno se siente como en casa”, finalizó. 

   -0-0-0-0-

Itinerario Viaje de Instrucción XLIX 
La Fragata ARA Libertad tiene como misión completar la formación profesional de guardiamarinas, por eso el buque escuela emprende año tras año un Viaje de Instrucción. Las cubiertas se transforman en aulas vivas donde cada marino es protagonista de un proceso de enseñanza y aprendizaje, cumpliendo así con la doble misión de la Libertad: formar a los futuros oficiales de la Armada Argentina. 

El primer viaje de instrucción de la Fragata Libertad fue el 19 de junio de 1963 al mando del capitán de fragata Horacio Ferrari. Concluyó el 6 de diciembre del mismo año y su derrotero incluyó los puertos de Recife, San Juan de Puerto Rico, Boston, Hamilton, Lisboa, el Havre, Hamburgo, Londres, Cádiz, Dakar, Río de Janeiro y Montevideo, en un total de 18.000 millas. 

Siguieron 37 viajes en los que la Fragata visitó más de 500 puertos, en 60 países y graduó a miles de guardiamarinas, hasta el año 2004 en el que comenzaron los trabajos de reparación de media vida. 

Finalizados los mismos, en el año 2007 la embajadora de los mares realizó nuevamente su viaje de instrucción llevando a bordo a los guardiamarinas de las promociones 2006 y 2007, donde además se incluyó a la primera promoción de mujeres oficiales. 

En esta oportunidad, el itinerario del Viaje de Instrucción XLIX, parte desde Buenos Aires el 31 de julio, parará en Valaparaíso (Chile) del 31 de agosto al 4 de septiembre y terminará en El Callao (Perú) del 8 al 13 de octubre. 

Para emprender la vuelta, parará en Punta Arenas (Chile) del 29 de octubre al 2 de noviembre, seguirá hasta Montevideo (Uruguay) donde estará del 12 al 16 de noviembre y terminará en Mar del Plata el 19 de noviembre.