Guillermina Tano

La Ciudad

La kinesióloga tresarroyense, Guillermina Tano

Post covid, la dura recuperación de los que sobreviven a la pandemia

25|07|21 19:24 hs.

Por Fernando Catalano 


Después de largas semanas de una dura internación los pacientes que lograron resistírsele al coronavirus, pueden dejar atrás la áspera pelea por sobrevivir, para entrar en otra en la que se pone en juego su recuperación. 

Para esto ya pasaron los interminables días en los que muchos necesitaron ser asistidos con respiración en forma permanente; mientras que otros tuvieron la posibilidad de recibir otro tipo de tratamiento para poder seguir respirando. Viviendo. 

Sin sus familias o afectos al lado de la cama de la sala de internación, únicamente tuvieron a su lado el trato de profesionales de la salud que además de controlarlos y brindarles las asistencias necesarias, a veces hasta cumplieron un rol social más cercano que facilitó que el paso de las horas pesara menos en la mente del paciente. 

Post covid 
Superado el tenso período de internación, comienza la etapa post covid, proceso en el que la figura de los kinesiólogos toma protagonismo. 

En ese trabajo se encuentra, por ejemplo, Guillermina Tano, la tresarroyense que forma parte del servicio de kinesiología del hospital San Martín de La Plata, y del servicio de Terapia Intensiva del hospital Pirovano de nuestra ciudad. 

“Hay distintos tipos de pacientes según el grado de afección que llegaron a tener. Están los que requieren asistencia ventilatoria mecánica y están los que por ahí -con terapia de oxigeno suplementario- transcurren la enfermedad y en teoría la pasan”, explicó. 

Indicó además que en ambos casos quedan secuelas. “Los que tuvieron respiración mecánica quedan con secuelas más relacionadas a los fármacos, o a la medicación que van recibiendo a lo largo de su internación, y es más del tipo polineuropático, con mucha debilidad muscular generalizada”, sostuvo. 

Y agregó que después están los pacientes que “no llegaron a la ventilación mecánica, pero que igualmente fue muy agresiva la enfermedad con ellos”. 





Secuelas 
Apuntó que “las secuelas que les deja, no a todos, pero a una gran mayoría, es mucha disnea (sensación de falta de aire), y pacientes taquicárdicos que también tienen debilidad muscular no tan marcada pero que les impide -o limita- hacer actividades de la vida diaria, o ir a trabajar”. 

No todo se limita a esos efectos que el paciente percibe a nivel orgánico; sino que además el paciente post covid debe enfrentar otras circunstancias que derivan de su estado de ánimo y de la contención que reciba. 

“A eso se le suma -en general la angustia”, dijo Guillermina aludiendo a que las personas que superaron el covid no entienden cómo después de la internación se ven limitados en determinadas acciones. 

La recuperación 
El trabajo para el kinesiólogo entonces requiere de tratar a los pacientes que estuvieron bajo estrictos tratamientos farmacológicos, con actividades motoras básicas desde un principio pero también aeróbicas para mejorar el consumo de oxígeno y sus capacidades pulmonares. 

“En cualquiera de los casos no se puede trabajar bien si el paciente no toma conciencia de lo que le está pasando, y no lo asume; y si no tiene el apoyo -sobre todo- de la familia. Eso es básico y fundamental porque enseguida entra la depresión, la ansiedad y mucho miedo”, remarcó la profesional de la salud que se incorporó al equipo del nosocomio local, en el transcurso del último tiempo. 

Resaltó que habitualmente se encuentra con este tipo de pacientes; a quienes “se le suma el miedo de la familia. Temor a no poder recuperarse, a que les vuelva a pasar algo, que vuelvan a estar internados, que se vuelvan a contagiar, o que no vuelvan a poder hacer tal cosa”. 

Subrayó que ocasionalmente se trata de “miedos de la familia que se trasladan al paciente, o miedos del paciente”; y que ante esos casos se interviene para “desterrar” esa sensación. 





De cero 
Una vez que los pacientes transcurrieron una internación extensa y con la que su cuerpo ha perdido flexibilidad y tenor muscular, el trabajo de la kinesiología está dirigido a comenzar “de cero” en materia de movilidad. 

Según Guillermina las personas que han tenido una vida físicamente más activa, pueden atravesar mejor esa experiencia; pero para todo tipo de pacientes se aplican técnicas en todo momento para estimular las diferentes zonas del cuerpo, para que éste reaccione. 

“Las movilizaciones pasivas, mientras están dormidos, también ayudan a que recuperen más rápido la movilidad. Por lo general una vez que despiertan y empiezan a ser conscientes de donde están, a responder alguna orden, la movilidad es mínima, o nula. Entonces de a poco se va trabajando con eso también. Lleva su tiempo, ayuda a que empiecen a alimentarse un poco más, y también cambiarlos de posición mientras están despiertos”, describió. 

Acompañar 
El proceso de recuperación para el paciente post covid demanda en “la mayoría” de los casos un período comprendido entre dos y tres semanas de trabajo de lunes a viernes. 

“Para pararse solos, realizar movimientos independientes básicos”, siempre se debe contar con la ayuda de la familia además del trabajo que realiza el kinesiólogo. “Uno trabaja un rato pero sino tenés alguien que te apuntale esos días…”, expresó Guillermina al explicar que los resultados no llegan rápido, y que la recuperación debe ser acompañada además por el entorno, la familia, o los afectos de cada paciente. 

Se aprende 
Para la joven kinesióloga tresarroyense, como también para muchos de sus colegas de la salud, la experiencia de haber enfrentado la aceleración de casos de coronavirus que provocó el colapso de los sistemas sanitarios, dejó aprendizajes. 

Guillermina debió absorber esas vivencias trabajando para el centro de salud platense; y ello resultó en “aprender a trabajar más horas, a tomar más decisiones importantes, con más trabajo en equipo y crecimiento profesional”. 

Atravesar esos días además impactó para mejor en los cuidados aplicados en las terapias, en materia de recaudos para los mismos profesionales. “Fue un cambio bastante grande para trabajar entre colegas y con el resto de los profesionales”, valoró al finalizar.