El Presidente envió una carta para expresar públicamente su “dolor y vergüenza”.

Nacional

El Presidente se disculpó en nombre de Argentina

Denuncia de Bolivia contra Macri: Fernández pide perdón y Bullrich desmiente

09|07|21 10:53 hs.

Luego de que el Gobierno de Bolivia denunciara ayer que la administración de Mauricio Macri proveyó “material bélico” para reprimir protestas sociales ante el golpe de Estado contra Evo Morales, el presidente Alberto Fernández expresó públicamente su “dolor y vergüenza” y pidió disculpas en nombre de la Argentina, mientras que la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, desmintió el hecho y dijo que “se hizo todo lo contrario”.


La información fue difundida a la prensa por el canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, quien dio un detallado informe sobre el armamento que el Gobierno de Juntos por el Cambio habría proporcionado a la administración de Janine Añez y recordó que la represión de 2019 tuvo su punto máximo en las llamadas “masacres de Sacaba y Senkata”. 

Fernández, por su lado, lamentó la “colaboración” de Macri con las fuerzas militares de Bolivia que en 2019 perpetraron el golpe de Estado contra Morales, y dijo sentir “dolor” y “vergüenza”. 

A través de una carta enviada su colega Luis Arce, Fernández pidió disculpas en nombre del “pueblo argentino” después de que “se constatara” en el vecino país que desde Argentina “se remitió una partida de material que no puede ser interpretada sino como un refuerzo a la capacidad de acción de las fueras sediciosas contra la población boliviana en esos días”. 

En tanto, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, ministra de Seguridad en aquel entonces, desmintió la denuncia de Bolivia y aludió al pedido de disculpas del presidente Alberto Fernández: “Se hizo todo lo contrario a lo que manifiesta”. 

Contrariamente a las afirmaciones del canciller boliviano, Bullrich sostuvo: “Nuestro país colaboró con Bolivia enviando gendarmes para proteger la Embajada de Argentina en La Paz, en la que se encontraban miembros del gobierno de Evo Morales, incluido su Ministro del Interior, protegidos en nuestro territorio”. 

Asimismo, destacó la evacuación por parte de Gendarmería Nacional de periodistas argentinos y funcionarios del gobierno boliviano de un hotel en el que “estaban en peligro”, para luego asegurar su entrada a la Argentina por la provincia de Salta, donde pidieron asilo.

“Todo esto fue público y se transmitió en directo por todos los medios; incluso la llegada de los gendarmes argentinos en un avión Hércules”, continuó la exfuncionaria. “Se hizo todo lo contrario a lo que manifiesta el Presidente: se ayudó a los funcionarios de Evo Morales, se resguardó la Embajada Argentina y a los periodistas que estaban bajo el asedio de los manifestantes”, sostuvo, y cerró: “Nunca pasó por mis manos pedido alguno de material para la Fuerza Aérea Boliviana”. (DIB)