La reunión de la Liga fue por Zoom y contó con asistencia perfecta

Deportes

Reunión por Zoom

Sin avances con respecto al inicio del fútbol liguista local

08|07|21 10:47 hs.

El comienzo del fútbol tresarroyense está estancado, la fecha tentativa del 1° de agosto ya se había descartado y en la reunión de ayer no hubo resoluciones con respecto a cuándo podría volver a girar la pelota.


Las restricciones para entrenar en grupos de más de 10 jugadores, la incertidumbre de saber cuánta gente podrá ingresar a los estadios y otros inconvenientes dilatan la decisión. Ayer la reunión fue por Zoom, con asistencia perfecta y aunque duró más de una hora los delegados no pudieron destrabar la situación. 

Tras aprobar el acta anterior, el presidente liguista Ricardo Fernández contó que recién hoy podrá reunirse con Mailén Vázquez, delegada de los árbitros, para empezar a negociar la tarifa, tema que preocupa a los clubes ya que es uno de los principales costo que tienen que solventar cuando comience la competencia. 

Entre otras consideraciones, Fernández dejó claro que su postura es que los clubes pongan buena voluntad y así poder, al menos, jugar un torneo corto y por zonas. También dejó en claro que en caso que alguna institución desee no participar, que lo diga y que no habrá inconvenientes teniendo en cuenta la situación actual. 

Esta última medida contó con el apoyo de algunos clubes, mientras que otros indicaron que atrasar el inicio no significa que no quieran participar. 

El secretario rentado Luis Ferrín fue el encargado de explicar cómo se está jugando en el Federal A, donde por cada equipo pueden ingresar 40 personas. 

Con ese panorama la posibilidad que ingrese un pequeño número de personas que hagan una colaboración económica se reduce más (el protocolo anterior habilitaba 75 personas por delegación), pero los delegados analizaron de hacer jugar Tercera en otro día y horario. Mientras que en inferiores Fernández aclaró que puede asistir a la cancha un adulto por jugador, aunque resta el aval municipal. 

El presidente de inferiores Gabriel Llanos también estuvo presente, y contó que los delegados de su mesa han hablado de forma particular con él y que no tienen problema de comenzar el torneo sin público, aunque necesitan saber el arancel de los árbitros. 

Sin llegar a una resolución, se fijó para el miércoles próximo una nueva reunión y se indicó que están listos los balances para continuar la Asamblea General Ordinaria, para lo que se deberá fijar una fecha.