Policiales

Se trata de Cristian Ramos

Robo a la policía: pidieron la prisión preventiva para uno de los detenidos

02|07|21 08:28 hs.

La Fiscalía de Tres Arroyos pidió la prisión preventiva para uno de los dos sujetos que fueron detenidos el pasado martes 1 de junio acusados de haber participado en el escandaloso robo de armas perpetrado en la sede del centro de Reentrenamiento policial en la madrugada del lunes 31 de mayo. 


Se trata de Cristian Ramos, de 20 años, quien está acusado de “robo simple”, aunque la existencia de antecedentes penales en su contra, permite al Ministerio Público solicitarle al Juzgado de Garantías que lo mantenga entre rejas por al menos tres meses más. 

En tanto, el otro detenido en la tarde siguiente al hecho cometido en la sede policial ubicada en La Madrid al 1900, Juan Sebastián Galván, de 25 años, recuperó su libertad luego que el Juzgado de Garantías haga lugar al pedido de la defensa, ya que el delito que se le imputa es excarcelable (el máximo de su pena no supera los 8 años) y no tenía antecedentes penales firmes que traben la posibilidad de volver a la calle. 

No obstante, Galván sigue vinculado a la causa. Este fue el primero de los dos sospechosos en ser identificados en la tarde del 1 de junio, luego que la policía rescató un huella suya en un monitor que fue recuperado en la inmediaciones a las instalaciones robadas. 

Con ese dato, la Fiscalía realizó un allanamiento en su domicilio, donde no lo encontró, aunque horas más tarde, fue interceptado cuando circulaba en auto por la calle Gomila al 800. 

En tanto, Ramos, quien fue señalado por varios vecinos como el responsable de no pocos delitos contra la propiedad cometidos en el barrio Ruta 3 Sur, fue arrestado durante el allanamiento en la casa de Galván, en la avenida San Martin 2030, donde previamente protagonizó un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad junto a una mujer identificada como Daiana Belén Sacco y un menor de 16 años. 

La existencia de una condena unificada en su contra por dos robos y un daño, le impiden recuperar la libertad y ayer la UFI N°16 le solicitó al Juzgado de Garantías que le dicte la prisión preventiva, requerimiento para el que el órgano judicial tiene un plazo de cinco días para resolver. 

 Un caso escandaloso 
El robo de armas en el Centro de Reentrenamiento policial de Tres Arroyos fue perpetrado en la madrugada del lunes 31 de mayo, el mismo mes en el que las fuerzas de seguridad sufrieron la fuga de cinco peligrosos delincuentes de los calabozos de la comisaría, tres de los cuales ya fueron recapturados. 

En esta oportunidad, los delincuentes aprovecharon la ausencia sin aviso del personal que debía estar asignado a la guardia de los elementos comúnmente utilizados para entrenar y, luego de violentar una ventana se llevaron distintas armas y herramientas de trabajo, como así también algunos componentes de la Oficina de Drogas Ilícitas y la Planta de Verificación Policial (el único lugar al que no entraron fue a la oficina de la Zonal del CPR que funciona en el mismo predio). 

Varios de esos componentes fueron hallados en los terrenos vecinos al viejo hotel de alojamiento adaptado para las oficinas de las fuerzas de seguridad, mientras que una ametralladora y otro fusil fueron hallados, con sus respectivas municiones, en el baldío vecino a la casa de Galván, donde fue arrestado Ramos.