“Enero y febrero ha sido muy tranqui, no se han generado fuentes de trabajo”, dijo Salaverry

La Ciudad

Asegura que en Tres Arroyos cayó el trabajo informal

Salaberry espera que en el mes de marzo se reactiven fuentes de trabajo

09|02|21 08:53 hs.

Con las características propias de una ciudad con fuerte desarrollo productivo y referente en el desarrollo industrial Tres Arroyos igualmente conserva la necesidad de conservar y hasta recuperar fuentes de trabajo, después de las consecuencias que trajo la extensa cuarentena a partir de la pandemia de coronavirus. 


Con la mirada puesta en lo que suceda en el mes de marzo, a partir del comienzo de las clases y con ello el regreso de actividades, el titular de la CGT Regional, Humberto Salaberry, su expectativa por el derrame que se pueda generar en posibles nuevas fuentes de trabajo. “Muchas cosas se han puesto en marcha, faltan muchísimas”, expresó el dirigente sindical que además se manifestó esperanzado en salga “bien” la vuelta a las clases con presencialidad.

“En la ciudad lo fuerte comienza en marzo. Enero y febrero ha sido muy tranqui, no se han generado fuentes de trabajo, sólo de temporada con plazos cortos que terminan en febrero”, comento el también líder de los gastronómicos en el distrito. 

Expresó que “la expectativa es mucha, la esperanza es mucha”. Y apeló que el año “se comience a encaminar con ocupación de mano de obra, con la apertura de negocios que no pudieron abrir”, dijo. 

Aunque también lamentó que otros “no van a poder” continuar. En este sentido Salaberry manifestó que “estamos precisando que la actividad aumente”. 

Si bien remarcó que la ciudad “dentro de todo es privilegiada por el Parque Industrial y ciertas actividades, aún falta más”. Para ello el titular de la central obrera espera la reactivación que llegará a partir de que “se ponga en marcha la rueda con los colegios, la actividad privada y también la oficial”.

Mes piloto 
“Marzo va a ser un mes piloto para la argentina”, expresó. Salaberry en tanto apuntó que en el sector de gastronomía “quedan algunos negocios sin poder abrir, pero que confían abrir antes que termine febrero o en principios de marzo. Todavía hay puestos de trabajo en peligro, habrá que reacomodar locales”, sostuvo.

Puntualmente sobre la actividad gastronómica indicó que “en los operativos de la costa de la zona, la cantidad de trabajadores es casi la misma que en 2020. Quiere decir que hay muy poquitas bajas, porque si bien cerraron algunos negocios, abrieron otros. Y en la ciudad se da lo mismo también; algunos que no van abrir y otros que sí”, destacó. 

Acerca de la situación de trabajadores gastronómicos que han sufrido el impacto de la falta de trabajo por los efectos de la cuarentena, que ha dejado todavía fuera de la actividad a los salones de fiestas por ejemplo, señaló que han “cobrado el 50 por ciento de su salario por el Gobierno nacional, otros cobraron el 25 por ciento restante, y otros no”. 

Remarcó en ese sentido que muchos trabajadores del sector han estado “viviendo con lo que le pasa el gobierno”. En consecuencia, Salaberry, estimó que “estamos en un mes clave para todo, esperamos que las soluciones lleguen porque son puestos de trabajo que afectan a familias enteras”. 

Es por eso que el dirigente explicó que a pesar de estar en una buena situación -en líneas generales- el distrito, “nuestra situación no es de las mejores”. 

Según dijo hasta “ha caído el trabajo informal. Confiemos que en marzo se dé la reapertura, y se llame a los que cortan el pasto, los que colocan membranas”, mencionó a modo de ejemplo.  



Add space 300x250x2