La Dra. Graciela Mirmi y la Enf. Agustina Rupell hablaron sobre la importancia de la vacunación

La Ciudad

InfoSalud

Gracias a las vacunas

06|02|21 10:56 hs.

La importancia de mantener el calendario de vacunación es un derecho de los niños y un acto de responsabilidad social 

En Argentina no hay casos de Tétanos neonatal desde 2007, no hay casos de Difteria desde 2006, no hay Rubeola Congénita desde 2009, no hay Sarampión endémico desde 2000. Por ello es importantísimo mantener el calendario de vacunación al día, según datos de la Sociedad Argentina de Infectología. 

La vacunación es una forma sencilla, inocua y eficaz de protección contra enfermedades dañinas antes de entrar en contacto con ellas. Las vacunas activan las defensas naturales del organismo para que aprendan a resistir a infecciones específicas, y fortalecen el sistema inmunitario.

Tras recibir una vacuna, nuestro sistema inmunitario produce anticuerpos. Produce defensas naturales. La mayoría de las vacunas se inyectan, pero otras se ingieren (vía oral) o se nebulizan en la nariz. 

Para refrescar a las familias, la importancia de contar con el calendario de vacunación completo, conversamos con Graciela Mirmi, pediatra e integrante de los equipos de salud de los Centros de atención primaria de los Barrios Ranchos, 25 de Mayo y Santa Teresita, y con Agustina Ruppell enfermera e integrante del equipo de salud del CAPS de Ranchos. 

Graciela hace 39 años que es pediatra, habla con mucho amor de su profesión y nos cuenta que comenzó a atender a los niños del Barrio Ranchos cuando la escuela le prestaba un aula, luego en Cáritas y después en lo que hoy es el nuevo CAPS. Por lo cual hace mucho hincapié en la importancia del impacto que tienen las vacunas para evitar la hospitalización por enfermedades prevenibles. “Es una política preventiva que tenemos que usar. Los papás deben ser conscientes de la importancia de llevar el calendario al día para tener niños saludables. No debemos restarle importancia porque las tenemos a mano. Al contrario hay que ponerse las vacunas en tiempo y forma”, indica. 

“Las vacunas son obligatorias y es un derecho de todos los niños y las niñas. En nuestro país son gratuitas y son un elemento de equidad, ya que llegan por igual a todos; además es un elemento de solidaridad, ya que cuando una persona se vacuna reduce el riesgo de enfermar a quienes lo rodean y a quienes interactúan con él. Ya que la protección alcanza a quienes no estén vacunados también; aunque es importante decir que las personas que no se vacunan constituyen un riesgo para sí mismo y para el resto de la sociedad”, agrega Graciela. 

Gracias a las vacunas se erradicó la Polio, la Viruela y también el Sarampión; excepto el brote que ocurrió hace unos años, que se potenció por los movimientos antivacunas, que no tienen ningún asidero científico entre sus lineamientos. “Esos grupos hablan de que las vacunas podrían traer trastornos del desarrollo. Estas visiones no sólo perjudican la salud de la comunidad sino que sus opiniones son sólo eso, no hay estudios científicos que los avalen. El solo hecho de que un niño quede desprotegido por falta de vacunación representa un peligro social, ya que no solo él queda vulnerable sino que pone en riesgo a sus convivientes y a sus contactos al no contribuir a la inmunidad general de la población”, destaca la pediatra.




Calendario al día
Todas las vacunas son importantes ya que casi todas las enfermedades tienen riesgo de morbimortalidad y las vacunas previenen las formas graves y disminuyen o atenúan el impacto de la enfermedad en la persona. “En situación de la pandemia se vio una leve disminución en la tasa de vacunación de los niños; por lo menos en la población que veo en los tres CAPS donde trabajo”, indica Graciela. 

“No obstante es muy importante darle continuidad y prestarle mucha atención al calendario y a las fechas en que deben darse las vacunas; ya que la mayoría de las vacunas se dan en los primeros 18 meses de vida”, completa la doctora Mirmi. 

Por lo cual es importante que no se retrase en demasía. En caso de los esquemas interrumpidos de cualquier vacuna, se continuará con las dosis faltantes sin reiniciar el esquema, independientemente del tiempo transcurrido de la última dosis. No es necesario reiniciar el esquema en ninguna circunstancia. 

Hay vacunas que pasada la edad de aplicación no se pueden inocular, por lo cual es muy importante llevar al día el calendario, tener precaución y mirar el esquema. Si uno trata como mamá de llevarlo al día; no pasa nada si una se retrasa un tiempito. Siempre que no pase con todas las vacunas que se vayan corriendo en los tiempos. 

Si una vacuna no se aplicó en tiempo, se puede correr en un tiempo su aplicación pero hay ciertas vacunas después de cierto tiempo se pierden; no se pueden administrar. Por eso para que el niño no se quede con una dosis menos, es importante el chequeo frecuente. 

Por citar algunos ejemplos, entre las vacunas que se pierden sino se aplican en tiempo y forma, una de ellas es la del Rotavirus, que si no se administra a los dos y a los cuatro meses ya después no se puede aplicar. El Rotavirus es el responsable de causar gastroenteritis, entre sus síntomas incluyen diarrea severa, vómitos, fiebre y deshidratación. Esto puede traer aparejadas deshidrataciones y otras complicaciones. 

Otra de las vacunas que se pierde es la Meningo, (la vacuna antimeningocócica conjugada tetravalente -ACYW-) protege contra la enfermedad meningocócica invasiva y sus complicaciones. Las formas más frecuentes de presentación de esta enfermedad son la meningitis y sepsis (infección generalizada). 

“Esta vacuna se aplica a los tres, a los cinco y a los 15 meses. Si la primera dosis se da después de los siete meses se altera el calendario y se pierde una dosis, por esto es que constantemente recomendamos la importancia de verificar regularmente las libretas”, comenta la enfermera Agustina Ruppell, que se desempeña en el CAPS del Barrio Ranchos, en el que realizan más de 2000 prestaciones de enfermería por año y más de 1300 consultas pediátricas anuales. 

Trabajo en equipo 
“En mi experiencia muy pocas familias se niegan a la vacunación, en el caso de los centros de Atención Primaria, concurren a realizarle los controles de salud a los niños; allí aprovechamos la oportunidad para realizar el chequeo de libretas y al mismo tiempo realizar la aplicación de la vacuna. Esto es una fortaleza porque la familia se va con lo que tiene que ver con los controles de salud del niño resuelto. El trabajo en equipo es la estrategia que tiene más fuerza; ya que se aprovechan todas las oportunidades de acceso de las familias al CAPS para realizar el seguimiento o el abordaje que cada familia necesite”, detalla Agustina. 

Al alcance de todos
El calendario oficial de inmunizaciones de la Argentina, que ha sido destacado por la Organización Panamericana de la Salud como “uno de los más completos y avanzados” de América, incluye 20 vacunas, que son gratuitas y se aplican en los vacunatorios de los 18 Centros de Atención Primaria. 

Esto es importante porque cada barrio de nuestra ciudad cuenta con un vacunatorio gratuito y con una importante amplitud en el horario de atención. 

En esta situación de pandemia, todos los Centros de Atención Primaria han adecuado su sistema de atención con días y horarios diferenciados para garantizar la vacunación y al mismo tiempo estratificar a la población a fin de extremar los cuidados en la salud de todos; ya que no permanecen en el mismo espacio personas sanas, que concurren a vacunarse con aquellas que asisten para el tratamiento de alguna patología. 

“Esta reorganización de la atención para el cuidado de la población hizo que todas las personas pudieran ser vacunadas. En mi caso yo tengo un fichero por persona que concurre al CAPS donde registro cada vacuna. Allí puedo hacer un seguimiento y de faltarle alguna los llamamos para que concurran. También si vienen a atenderse con otro profesional se los deriva y ya se realiza la vacunación. Este seguimiento lo que nos permite es lograr una alta tasa de niños con los esquemas completos”, relata Agustina. 

“A través de la vacunación se disminuye la mortalidad, se trata de erradicar las enfermedades prevenibles y tener en cuenta que la vacunación junto con la potabilización del agua son los dos hitos sanitarios que más vidas han salvado a lo largo de la historia de la humanidad”, concluye la doctora Mirmi. 

Vacunatorios
En el distrito de Tres Arroyos se cuenta con 18 vacunatorios, donde se aplican de manera gratuita todas las vacunas del calendario oficial. El vacunatorio del Hospital Pirovano, en este momento por situación de pandemia se encuentra abocado a la aplicación de la vacuna Sputnik V para personal de salud y los días lunes y viernes de 10 a 13 horas a la aplicación de BCG para recién nacidos.

Para consultar cronogramas, días y horarios específicos y lugares de aplicación ingresar en www.centrodesalud.com.ar.