Rubén La Canale con su estanciera

Claro, Reta y Orense

Rubén Cachi La Canale, guardafauna de balneario Orense

“Cuando bajo temprano a juntar la basura, es el mejor momento de mi vida”

01|02|21 09:08 hs.

Rubén "Cachi" La Canale es el guardafauna y encargado de playas limpias del balneario Orense. En 1998, hace exactamente 23 años, durante la gestión de Carlos Aprile fue nombrado guardafauna ad honorem de Tres Arroyos, con destino en Orense y el balneario para el cuidado de todas las especies protegidas. 


En 2007, tras la asunción de Hebe Aprile como directora de medioambiente, se encontró con ella en el balneario y llegó con una idea muy bien recibida. Se trataba de colocar basurines en la playa. Ella logró, mediante una gestión con el intendente Carlos Sánchez, que lo contraten por seis meses. 

“Cachi” se dedicó a poner esos basurines en la playa, los cuales han tenido un éxito rotundo. Los cestos de basura estaban en la Costanera, por lo que la gente se tenía que venir desde abajo con todas las cosas de playa para depositar sus residuos. La historia, hoy, es otra. 

Desde el trabajo efectivo de “Cachi”, todo cambió para bien, ya que colocó los basurines cerca de los turistas y bien distribuidos por los extensos metros de playa. La gente entendió de qué se trataba, así es que deja toda la basura en los cestos. 

En diálogo con La Voz del Pueblo, el guardafauna destacó que “es impresionante el comportamiento. Fue un éxito tremendo. Siempre seguimos con la misma idea. Hoy tenemos 50 basurines y cubro los 2500 metros de playa. Las playas están impecables y eso es una satisfacción impagable. Yo a las 6 de la mañana, todos los días, con mi vieja estanciera primero y ahora un jeep un poco más nuevo de doble tracción y un carro prestado, junto la basura. Por eso me tuvieron que contratar desde la Municipalidad”. 

Dijo que “hace 14 años que estoy como encargado de playas limpias. Un programa que trajo Hebe Aprile en el 2007. Yo preparé los postes, las latas, y demás. Los tarros están puestos donde llega la marea alta. A toda la gente le queda muy cerca y a mano para depositar sus residuos. Colaboran al 100 por ciento. No dejan nada tirado en la playa. Es fantástico. Los chicos han tomado conciencia y eso se nota de gran manera”. 


El jeep que utiliza en la playa para las tareas de limpieza


Es un hombre apasionado por su trabajo, sin dudas. En este sentido, La Canale hizo hincapié en que “cuando bajo temprano a juntar la basura, es el mejor momento de mi vida. Está la playa desierta, los 50 basurines con residuos que voy juntando uno por uno. Amo lo que hago. Pongo el jeep a la par de cada cesto y queda todo impecable. La gente está muy encantada con ese accionar”. 

Orense es su vida. Su lugar en el mundo. Nació en Oriente porque su madre estaba allí en ese momento, pero cuando tenía menos de un año, se trasladó en tren con su padre a Orense y desde ahí ya no se movió más. Hace 66 años que está radicado en la localidad.

“Trabajé en el campo con cosechas y con la siembra. Trabajé por todos lados. Hasta que se me ocurrió esto en 1998 de guardafauna para cuidar las especies, porque me encantan los animales. Vivo todo el año en Orense. A mí me mandan a la playa unos 100 días aproximadamente, cuando arranca la temporada hasta el 15 de marzo. Cuido las especies y aparte soy el encargado de playas limpias”, reiteró. 

Cuenta con el apoyo incondicional de su familia y del municipio. La relación con el delegado de Orense, Eduardo Pecker, es excelente. Mantiene un buen vínculo con todos y su actividad es algo que le gusta mucho hacer. Cada día trabaja dando lo mejor por y para Orense. Adora su tarea y la gente colabora mucho en ese aspecto y eso es un plus.

Prevención
“Agradezco a toda la gente de Orense y a todos los turistas por la colaboración con la limpieza en nuestro balneario. Dan ganas de seguir hacia adelante. Orense es el balneario más chico que tenemos de los tres. Hay excelentes playas para el lado de Claromecó con saltos de piedra y 10 kilómetros hacia el arroyo Cristiano Muerto, también excelentes playas de arena fina. Orense va progresando en todo sentido. Se van logrando objetivos”, afirmó. 

Lamentablemente esta temporada es atípica, existen fines de semana de mucha gente y de lunes a viernes merma bastante. “Todos con el protocolo de estar con el distanciamiento correspondiente y con el barbijo. El balneario está hermoso, se han hecho muchas cosas. Acá tratamos de inculcar el protocolo para no correr riesgos. Este balneario es muy chico y se lleva bastante bien eso a cabo. Las sombrillas están a diez metros unas de otras. Buscamos seguir creciendo”, finalizó La Canale.