Vidrios y aberturas destruidas en el destacamento

Claro, Reta y Orense

Dos policías lesionados y numerosos daños materiales

Investigan el violento ataque al destacamento policial de Reta

01|02|21 08:33 hs.

En la madrugada del domingo, la tranquilidad que caracteriza a Reta se vio totalmente alterada, con incidentes violentos que tuvieron como escenario principal al destacamento policíal. Dos efectivos debieron recibir atención médica en el centro de salud, pero sus lesiones no revistieron gravedad. 


Además dos patrulleros resultaron dañados y los agresores provocaron destrozos en el vehículo particular de Hugo Villagrán, jefe del destacamento. 

Con respecto a las lesiones, un efectivo sufrió un golpe en su cabeza provocado por una piedra; y Villagrán presentó un importante hematoma en uno de sus ojos, un labio cortado y una inflamación en su brazo, que iba desde la mano hasta el codo. 


Vidrios y aberturas destruidas en el destacamento


Efectivos de Caballería fueron trasladados a Reta para cumplir una tarea preventiva. Hasta el lugar llegaron Aldo Caminada, superintendente de Seguridad de la Región Interior Sur (Ver página 3); y Juan Walter Fernández, quien asumió el viernes como jefe de la Policía Comunal, entre otras autoridades.

Los hechos 
Las circunstancias son motivo de investigación, pero diversas fuentes consultadas por este diario coincidieron en indicar que en primer término, personal policial recibió un llamado por el desarrollo de una fiesta clandestina. “Los convocaron a un lugar inhóspito donde el móvil no puede girar, dar media vuelta y salir”, explicaron a este diario. 

Vincularon lo sucedido con “una emboscada”. En testimonios coincidentes, aseguran que al estar cercados por varias personas y ser agredidos, una policía realizó disparos disuasorios al aire. 

Presuntamente, al intentar alejarse del lugar, con un efectivo herido en la cabeza por un piedrazo, dieron marcha atrás con el móvil e impactaron contra una joven que sufrió golpes pero que no revestían gravedad y no fue atendida en la sala de salud. 


Un móvil que recibió piedrazos. Además una camioneta nueva fue dañada


En este contexto, tuvo lugar el ataque a piedrazos al destacamento policial, que había sido refaccionado y cuyos nuevos espacios fueron presentados en la inauguración de la temporada, el pasado viernes 4 de diciembre. Destrozaron los vidrios, la cerradura de la puerta principal, dañaron una camioneta policial nueva que se encontraba estacionada y rompieron de manera considerable un Peugeot 207, propiedad del jefe policial Villagrán. 


El Peugeot 207 del jefe policial de Reta


El personal que se encontraba en el interior de la sede, colocó muebles en las aberturas para evitar cualquier intento de ingreso por parte de quienes efectuaron el ataque.

Los hechos están siendo reconstruidos, a partir de la intervención de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº13 de Tres Arroyos. Hasta el cierre de nuestra edición, no se informó sobre aprehensiones, si bien se trabaja en la identificación de los responsables. 

El día anterior
En la madrugada del sábado, personal policial de Reta había desactivado dos fiestas en la playa. Un procedimiento se registró a las 2.30, oportunidad en la cual se procedió a incautar “sofisticado equipo musical”, parlantes, luces, un generador eléctrico, una notebook, equipos de potencia, auriculares, trípodes, una máscara de Ricardo Fort, una mesa y bebidas alcohólicas. 

La segunda intervención se realizó a las 4.50, con el secuestro de parlantes y bebidas alcohólicas. Fuentes cercanas a la policía no descartan que también cierto malestar “entre quienes hacen las cosas mal y fueron detectados”, haya tenido incidencia en lo ocurrido ayer. 

 Estaba previsto dar intervención a un taller mecánico para el arreglo de un patrullero y el envío de un móvil para compensar esta baja en el equipamiento. Se dispuso, junto con el arribo de Caballería, reforzar la guardia y los fines de semana se contaría con un oficial de alta jerarquía para coordinar las tareas. 

Secreto de sumario 
Juan Walter Fernández, jefe de la Policía Comunal, afirmó que “está todo bajo secreto de sumario. Está avanzada la investigación, hay personas identificadas. Se han realizado todas las medidas que solicitó la Fiscalía”. 

Anoche, en la faz investigativa por parte de la policía, se estaban terminando las actuaciones. “Se las vamos a presentar al fiscal interviniente”, puntualizó. 

Explicó que se trata de “un trabajo en conjunto de distintas áreas policiales”. Finalmente, puso de manifiesto que “son alrededor de 30 personas las que están involucradas en los destrozos. Entre ellos, los que atacaron en primera instancia el móvil. Fue un actitud feroz hacia los dos móviles, sobre todo uno resultó bastante dañado. Y las consecuencias que se pudieron apreciar en el destacamento, con varios vidrios y puertas rotas”.