Hugo Cereijo

La Ciudad

.

La comisión que le dio un nuevo impulso al Parque

24|01|21 17:52 hs.

Era presidida por Hugo Cereijo. Se creó en forma previa a su inauguración en 1970


Una decisión que formó parte de las medidas destinadas a realizar mejoras en el Parque Cabañas, en los últimos años de la década del ’60, fue la creación de una comisión oficial. Fue designado presidente Hugo Alberto Cereijo, como secretario Eugenio Galilea y era tesorero Ricardo Messina. Entre los asesores en esta tarea se encontraba Ricardo Hoet, director de Paseos Públicos. 

Desde su conformación, tal como surge de los artículos periodísticos del archivo de La Voz del Pueblo, “se emprendió una intensa labor de reacondicionamiento”. 

El gesto de Angel López Cabañas de vender en un precio simbólico el lugar al municipio y no percibir un solo peso, porque el monto lo donó a instituciones, hizo posible que desde enero de 1970 el predio se incorporara como un paseo público. 

Es importante destacar que la labor de la comisión no fue puntual, para la habilitación en el mencionado año. Sí tuvo mucha relevancia en ese momento, porque se trataba de un gran desafío y con un tiempo limitado. Pero luego tuvo continuidad, con una actividad voluntaria que caracterizó a sus integrantes en tal oportunidad y en otros ámbitos de la comunidad. 

La incorporación de instalaciones eléctricas en el Parque, la refacción de la vivienda, construcción de baños públicos, habilitación del lago, el arreglo de caminos, la creación de una portada rústica, la incorporación de fogones, la instalación de juegos y una serie de labores vinculadas al funcionamiento del parque zoológico, fueron algunas de las prioridades iniciales. 

El intendente era Oriente Blas Calabrese y personal municipal intervino en este proceso. Ricardo Hoet, director de Paseos Públicos, había sido designado tras una recomendación por parte de la comuna de General Pueyrredón; nació en Villaguay, Entre Ríos, y siempre se sintió interesado en el estudio de las plantas. 

En abril de 1973, poco más de tres años después de la habilitación, se inauguraron una serie de obras que requirieron una inversión de seis millones de pesos moneda nacional. Se demoró su concreción a raíz de fuertes vientos que provocaron daños en abril de 1971. 

Presentaron la remodelación de los caminos internos, con una nueva traza hacia la zona de los fogones y la generación de amplios espacios libres. También una vivienda, la administración y baños públicos; un moderno y amplio vivero floral; el taller de reparación de maquinarias para el cuidado del Parque; un galpón de depósito de herramientas. 

Asimismo, se realizó una ampliación del parque zoológico con un significativo aporte del Ministerio de Asuntos Agrarios, y se sumaron juegos infantiles. 

Lo mencionado es solamente un ejemplo de la perseverancia que tuvo la comisión. Y permite recordar a un vecino que queda en la memoria, como el doctor Hugo Cereijo, por su rol activo y absolutamente desinteresado en numerosas entidades que lo tuvieron como colaborador. Su contribución ha sido extensa, son muchos los que pueden dar testimonio de todo lo que hizo hasta su fallecimiento el 3 de marzo de 2016. 

Por supuesto, a la par dos integrantes de la comunidad comprometidos con su ciudad como son indudablemente Eugenio Galilea y Ricardo Messina; en el rol de asesor Hoet, y todos aquellos que sumaron ideas y dedicación para que el Parque Cabañas esté cada vez un poco mejor. 

Seguramente hay nombres que faltan, entre quienes tuvieron una participación. Tres Arroyos les debe agradecer a todos ellos, porque honraron el legado de Angel López Cabañas y volvieron a poner de relieve el paraíso que diseñó en los inicios Luis Meister.  


Te interesaría leer