Claro, Reta y Orense

Entrevista a la periodista Dominique Metzger

“En Claromecó me desconecto de todo”

10|12|20 18:57 hs.

A esta altura no es sorpresa que Claromecó es el lugar elegido por muchos para disfrutar de la extensión de sus playas, la tranquilidad del pueblo, de sus amaneceres y atardeceres siempre tan distintos y únicos.


Durante este fin de semana extra largo, Claromecó albergó gran cantidad de turistas, del partido de Tres Arroyos y de otros puntos del país. Las condiciones climáticas, durante todo el fin de semana, colmaron las expectativas y necesidades del contacto con la naturaleza y la desconexión tan necesaria para todos. 

A orillas del mar, acompañada una pareja de amigos y disfrutando las últimas horas de la tarde, Dominique Metzger dialogó con La Voz del Pueblo. 


(Fotos: Carolina Mulder)


Es periodista del canal Todo Noticias, desde junio del corriente año conduce “Nuestra tarde”, de lunes a viernes de 14 a 17, y por las noches en Radio Continental AM 590, de lunes a viernes de 20 a 24, el programa “Mañana será otro día”.

Cuenta que cada tanto viene a Claromecó y que esta es su sexta o séptima visita a la localidad. 

“A Claromecó lo re contra conozco, me encanta porque hacemos una vida súper tranquila, bajar a la playa, practicar deportes, estar con amigos. Yo hago una vida re normal, siempre estoy rodeada de familiares y amigos. Me gusta porque me desconecto realmente, eso está buenísimo, dormir, descansar, comer rico, disfrutar”, señala.

Con su amiga de toda la vida, su anfitriona junto con su pareja e hijos, que son los que hacen las veces de guía en turismo, diagraman paseos para conocer desde el Vivero, la zona del Faro, Dunamar y está en los planes recorrer el paseo de las 7 Cascadas algún día que no se pueda bajar a la playa. 

Considera fundamental “aprovechar más que nada el descanso, caminar por la playa. En Buenos Aires vivo arriba del auto, y acá podemos hacer muchas cosas caminando, pasear. Desde que llegué prácticamente ni lo use al auto y eso está buenísimo”. 


Con amigos. Dominique Metzger junto a Fernando Podestá, Paula Russo y los pequeños Amadeo y Clara. Valora mucho la vida tranquila en Claromecó


 Una prueba 
Tanto en Todo Noticias como en Radio Continental, lógicamente la pandemia de Covid-19 ha sido un tema entral en la agenda durante todo el año. “La verdad que desde que llegué me desconecté, he dejado un montón de hablar del Covid, y también me desconecté visualmente. Acá la gente se cuida, mantiene la distancia, pero no es una obsesión, creo que aprendimos a cuidarnos en el punto justo, sin ser exagerados. Al principio creo que éramos muy exagerados y estaba bien, porque teníamos miedo y no sabíamos bien como era”.

En este sentido, observa que “a medida que fue pasando el tiempo empezamos a aprender y eso está bueno. Era una prueba este primer finde largo para todos nosotros y para la gente que tiene una necesidad de salir a descansar a ver otros paisajes. Teníamos una necesidad enrome de ir a una playa, de ir a un campo y se notó, porque la gente salió un montón”. 

En este contexto, afirma que en el inicio de la temporada y durante los cuatro días de receso entre el sábado y martes últimos, “se registró una especie de prueba o muestra para saber como nos vamos a manejar en el verano. Tiene que haber temporada, es una necesidad, hay muchos lugares del país que viven del turismo y sería injusto que en algún caso no puedan trabajar. Con protocolo y con cuidado las cosas funcionan y deben funcionar”. 

Dominique Metzer subraya que “si cada uno se cuida y hace lo que debe hacer vamos a tener una buena temporada . La gente tiene una buena actitud y en Claromecó veo que se comportan muy bien con los cuidados”. 

La opción de disfrutar en familia y amigos en casa fue el plan de los primeros días de sus vacaciones. Dominique antes de empezar con el periodismo estudio Chef y le encanta agasajar a sus amigos, aprovechando de poder prepárales platos con pescados y mariscos frescos de Claromecó. 

El adiós a Maradona 
La muerte de Diego Armando Maradona dio lugar a una amplia cobertura periodística. Dominique estuvo trabajando en la Casa Rosada el día del velatorio. 

 Describe que fue “caótico, muy desorganizado, desordenado. Yo tengo ya varias coberturas donde sabes que va a haber mucha cantidad de gente , mucho movimiento y cuando llegué era las 12,30 del mediodía. Fui temprano a propósito, mi noticiero arranca a las 14 y sabía que iba a ser difícil llegar, quería ver como estaba el panorama. Me di cuenta que iba a ser complicado porque ya había un límite de horario, era enorme la cantidad de gente e imposible que todas esas personas pudieran ingresar en el horario establecido”. 

Por este motivo, expresa que “sabía que se iba a armar lío, como sucedió. A partir del horario de mi noticiero empezaron los incidentes. Y me da pena, atendiendo que es una figura popular, es un ídolo absolutamente, no podamos tener el orden y la organización para ser respetuosos con el hecho de que era un velatorio, con su familia. Como sociedad nos cuesta mucho en ciertas situaciones organizarnos respetuosamente, no nos bancamos ni toleramos muchas veces que nos pongan y nos den un límite. No todo el mundo porque no todos los argentinos somos así, hay un gran porcentaje de argentinos que no es así, pero que nos revelamos ante ese no y sucede lo que sucedió”. 


(Fotos: Carolina Mulder)


Reflexiona que “se vio empañado un hecho histórico con todos los incidentes. Es triste, por las faltas de cuidado que se apreciaron, se politizó también. Entonces eso también refleja en parte que, como sociedad, somos hijos del rigor; nos cuesta manejarnos con reglas y se notó en ese velatorio”. 

Una pausa 
A los programas en TN y Continental, se suma la participación que tendrá en Telenoche, el noticiero de Canal 13, durante el verano. Como a todos quienes sienten pasión por el periodismo, realiza el trabajo con ganas, le da placer hacer lo que le gusta. 

 Pero hoy es momento de descanso. De un paréntesis en esta tarea intenso para estar en contacto con la naturaleza, con amigos. En un lugar que le permite estar desconectada y tranquila, nada menos.