Julián Lamberti, Vera Christensen y Marcos Hernán Mujica

Claro, Reta y Orense

Polémica por la canalización del arroyo Claromecó

Trabajos en el arroyo: todas las voces

10|12|20 08:38 hs.

Ayer por la mañana, personal del Ente Descentralizado realizó tareas sobre la desembocadura del arroyo. Con la utilización de una retroexcavadora, comenzaron a abrir un canal con el que buscan reencauzar el curso de agua, alejándolo de los balnearios.


El delegado Julián Lamberti señaló que se trata de darle continuidad a los trabajos de recuperación de arena en las playas claromequenses, objetivo que persiguen en conjunto con integrantes del Conicet. "En la playa de Dunamar hemos recuperando volumen de arena progresivamente. Ahora, por los vientos predominantes del oeste y la ausencia de lluvias, el curso del arroyo se ha ido desviando hacia la zona de baño de Claromecó, sacándolo de su cauce natural", afirmó.

Lamberti agregó que la desviación del arroyo generó un banco de arena en la zona del Club Náutico y balneario Samoa, y que con los trabajos encarados ayer buscan que esa arena se distribuya cuando suba la marea. 


Julián Lamberti


Dijo que "ese banco lo tenemos que cortar para que el arroyo recupere su cauce natural. Esto se hace con la retroexcavadora, y cuando crece la marea la arena se distribuye naturalmente y el arroyo recupera su cauce natural, devolviendo la zona náutica". 

En ese sentido, agregó que en las últimas jornadas de pesca los trabajadores artesanales debieron embarcarse en zona de baño, generando un peligro para los turistas y un perjuicio económico para los concesionarios de Samoa y el Náutico. Ayer avanzada la tarde, el delegado expresó: “Terminamos con éxito la canalización del arroyo Claromeco. Con esta obra se recupera la zona náutica ordenando correctamente ese sector de playa. El curso del arroyo perjudicaba enormemente el normal desarrollo de la zona de baño a la altura de Samoa, generando riesgos por la conjunción de bañistas y embarcaciones”.

Protesta y disculpa 
Como modo de protesta y desacuerdo ante la canalización del arroyo, un vecino que reside en Dunamar se sentó con su reposera en el trayecto que la retroexcavadora debía trabajar, por lo que las tareas se vieron momentáneamente interrumpidas. 


El momento en que Marcos Mujica se interpuso en la playa para impedir el trabajo con la retroexcavadora (Caro Mulder)


El vecino es Marcos Hernán Mujica, quien al ser consultado por este diario, se disculpó por la actitud que tomó en la playa. “Quiero pedir disculpas a la Municipalidad y especialmente a Julián Lamberti, quien siempre nos da todo, no sabía que era un movimiento del arroyo para que los pescadores artesanales puedan ingresar a pescar y para no molestar en las zonas de baño. Soy una persona muy Greenpeace, me levante temprano vi una retroexcavadora en la playa y pensé en todo lo que es el impacto ecológico que puede generar eso, en lo que es el movimiento de arena de los bancos. Me salió el Greenpeace de adentro, fui y me senté en la playa”. 


Marcos Hernán Mujica


Sostuvo además que “sé que hay gente que está en contra, gente a favor y gente que no le interesa. Yo la verdad quiero lo que sea lo mejor para el pueblo y para todos”. 

Por escrito 
Por su parte, Vera Garcia, abogada ambientalista, observó que “me parece que es lo de siempre, hacer grandes obras en la costa, que es un lugar muy sensible y muy frágil, sin ningún tipo de cumplimiento de la cantidad de normas que se tienen que cumplir para esto”. 

Consideró que “necesitamos una opinión técnica y si bien ahí se alega que Federico Isla (investigador del Conicet) los asesora, quisiera ver. El Estado siempre se tiene que manejar a través de expedientes, todo lo que ellos hagan tiene que constar en papeles. Esto es así, es la burocracia y es lo que nos garantiza además el conocimiento y el control, no puede ser que siempre sea de palabra, todo lo que preguntamos y más teniendo antecedentes, la cantidad de veces que nos han mentido”. 


Vera Christensen (fotos Caro Mulder)


En su análisis, planteó que “puede ser que esté justificado, pero la verdad es que quisiéramos saber quién los asesora, esto tiene que tener la firma de un responsable”. 

Entre muchas otras consideraciones, anticipó que “mañana (por hoy) vamos a ir a la delegación a buscar el expediente que seguramente no está y que ojalá esté. Porque lo venimos diciendo hace un montón de años, desde la Sociedad de Fomento hace muchísimo y yo desde que vivo acá hace 4 años, que todo tiene que tener un expediente, el cual debe explicar la problemática, si hubo un pedido de los pescadores que esté por escrito, si hubo un pedido de Samoa que sea por escrito y una resolución técnica de asesoramiento, con una firma, con un ingeniero hidráulico que ponga la firma, un responsable. Y después la autorización para la ejecución”. 

Finalmente, dijo que “no debe haber una firma de Federico Isla y si la hay, la quisiéramos ver esta misma semana donde diga que el arroyo se tiene que correr”.  

Te interesaría leer