Miembros de la DDI local realizaron allanamientos (imagen ilustrativa)

Policiales

La investigación tras el violento asalto al tatuador

Dos detenidos declararon contra Pasti y, a uno de ellos, se le abrió otra causa

27|11|20 09:24 hs.

Dos de los tres detenidos el martes en el marco de la investigación iniciada tras el violento robo sufrido y denunciado por el reconocido tatuador tresarroyense Sergio “Pasti” Christensen en su casa el pasado 8 de octubre, hicieron uso de su derecho a declarar ante el fiscal Gabriel Lopazzo en el marco de lo establecido por el artículo 308 del Código Penal.


Si bien los tres se encuentran imputados de “robo agravado”, a raíz del hecho sufrido por Christensen, al tercero, se le inició otra causa por “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”, tras el hallazgo de tres ladrillos de marihuana (alrededor de tres kilos), una balanza y 35 envoltorios que contenían pequeñas cantidades de la sustancia alucinógena, durante un allanamiento realizado por los miembros de la DDI de Tres Arroyos en su domicilio cuando lo buscaban por el principal hecho denunciado, informaron fuentes judiciales a LA VOZ DEL PUEBLO. 

Los sujetos que fueron arrestados por orden de la jueza de Garantías, doctora Verónica Vidal, a instancias de un requerimiento en tal sentido efectuado por la UFI N°16, fueron identificados como Cristian Alejandro Chazarreta, Mauro Jonathan Berrutti y Alejandro Ortiz. 

Tal como informaron fuentes del caso a este diario, los dos primeros hicieron uso de su derecho a declarar ante el fiscal, ante quien sostuvieron, aparentemente con ciertas contradicciones, pero en el mismo sentido, que habrían actuado de esa manera ya que habían invertido 30.000 pesos en la adquisición de cogollos de marihuana, que habitualmente se comercializan en frascos, y Christensen no se los había entregado. 

En tanto, Ortiz, en cuyo domicilio hallaron la citada cantidad de marihuana y otros elementos que a la Justicia local le hacen presumir sus aparentes intenciones de comercializar la droga, no declaró en el marco de la causa por “robo agravado” en perjuicio del tatuador, pero si lo hizo ante la Fiscalía N°13 (en turno el día del allanamiento), en el marco de una causa paralela por “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”. 

Según confiaron a este diario fuentes judiciales, la Fiscalía pidió su detención también en el marco de esta causa, en cuyo marco de lo establecido por el artículo 308, aceptó declarar y dijo que la droga encontrada en su casa era “para consumo personal”. 

En caso de que el Juzgado de Garantías acepte el pedido de la Fiscalía, su situación judicial de “detenido” existirá en dos causas, se indicó.

Denuncia y escándalo
El violento robo sufrido por Sergio Christensen se conoció públicamente a mediados de octubre, luego que el tatuador lo denunció públicamente a través de un video en la red social Facebook. 

En esa grabación, que tuvo más de 10.000 reproducciones, además de reconocer que había sufrido el robo de un frasco de marihuana y otros efectos personales no especificados a manos de cinco delincuentes que irrumpieron en su casa, lo amenazaron con un arma de fuego y lo golpearon, Pasti compartió su preocupación por la existencia de un grupo delictivo en Tres Arroyos que se dedica a robarle a cultivadores de cannabis, aprovechando la vulnerabilidad que supuestamente genera esa conducta en las víctimas a la hora de denunciar. 

Las sospechas denunciadas por el damnificado, fueron confirmadas off the record a este diario por miembros de la DDI que reconocieron haber escuchado comentarios sobre la existencia de otros hechos similares, aunque no así por la Fiscalía, ya que no hay declaraciones penales en ese sentido.

Por lo tanto, luego de tres allanamientos, la revisión de cámaras de seguridad y distintas interceptaciones en la vía pública, la policía de investigaciones detuvo en la tarde del último martes a los tres sospechosos que ahora se encuentran alojados en un calabozo de la Estación de Policía.