Sebastián Gutierrez junto a sus dos hijos en la carpa donde pasó su primera noche “sin techo”

Policiales

Lo estafaron y quedó en la calle

Traición a una esperanza

26|11|20 08:44 hs.

El conocido ex jugador de fútbol local, Sebastián “Tata” Gutierrez, acaba de sufrir una estafa que lo dejó en la calle junto a su familia. Hace cuatro meses, cuando tampoco no tenía dónde vivir, pero al menos un capital para intentar algo, vio una publicación de Facebook donde vendían una casa en la calle Canadá 113. 


Ese sería el anzuelo para terminar perdiendo el auto a manos de un sujeto con antecedentes penales por delitos contra la propiedad y este tipo de episodios, que terminaría quedándose con su auto y hoy, con todas sus esperanzas de un techo propio.

“Me comuniqué con el hombre y vinimos a verla. La casa estaba toda abandonada, parecía un desierto. El hombre tomaba auto en parte de pago y, como yo tenía un Gol, se lo ofrecí, él aceptó, el resto de la plata me lo daba todo a pagar”, recordó. 

“Eso fue un martes y, un sábado al mediodía que dejé de trabajar, me traje mis cosas, hicimos el boleto de compra y venta, le di el auto, cuando quise hacerle la transferencia me dijo que el auto ya lo había vendido, que la transferencia se la hiciera a nombre del chico que lo tiene ahora. Se la hice y la pagué. Después él tenía que venir a cobrar todos los meses. Cuando pasó más de un mes y no veía cobrar la cuota, nos dimos cuenta que algo raro estaba pasando”, describió acerca de la manera en que un sujeto al que identificó como Maximiliano Salazar, alias “el Vieja”, lo había engañado.


La casa que compró de buena fe está ubicada frente a la vereda donde ahora se instaló con dos carpas


“Hace un mes y medio vino una señora de la Fiscalía a decirnos que había un desalojo a nombre de Maximiliano Salazar. Yo le expliqué que Salazar no vivía ahí, que él me había vendido la casa. No lo conocía, no sabía que había usurpado la casa. Porque si hubiera sabido, directamente hubiera ido a la policía y le comento todo lo que había pasado”, expresó Gutierrez. 

En la calle 
Ayer, la policía se encargó de coordinar el desalojo, luego que la dueña de la casa se acercó a ver en qué situación estaba. “El Municipio no informó del desalojo, y que ellos nos iban a ayudar a pagar el alquiler”, dijo, aunque aseguró que no pretende que le paguen el alquiler, “vino la policía, la DDI, y les dije que iba a sacar las cosas a la vereda hasta que me den una solución. Quiero que me vengan a ayudar, porque yo no puedo alquilar. Si alquilo no como”, comentó el trabajador, empleado de una gomería donde percibe un sueldo de 35.000 pesos, sin recibo de haberes, ni obra social, “si alquilo no me alcanza para comer. Además, no tengo recibo de sueldo, no puedo alquilar”. 

Padre de dos niños, Gutierrez venía de vivir con su padre, donde a raíz de la llegada de su hermano, debió dejar la casa, “a mí nunca me gustaron las usurpaciones, nunca estuve en ese tema y nunca pienso estarlo”, agregó. 

“No tengo obra social, nunca pude sacar un crédito. Estamos en la nada, pero no precisamos ayuda económica, ni ropa, ni mercadería. Yo preciso que el Municipio se dé cuenta la persona que soy yo y que realmente preciso un techo. No soy una persona que no sale a laburar y ando haciendo macanas en la calle. No me gusta salir en los medios, pero tengo que llegar a este extremo para que la gente se dé cuenta que clase de persona soy”.

Ex jugador de fútbol de Quilmes, Villa del Parque y El Nacional, al “Tata” lo conocen mucho en el ambiente deportivo local, por eso, duele escucharlo después de la lluvia que castigó su primera jornada en la carpa que levantó junto a las instalaciones de la ACDC, “yo quiero un terrenito, que lo pueda pagar. No busco que me tengan lástima o que me vengan a traer comida. Yo se los agradezco porque sé que la gente del pueblo es buena, pero lo que quiero es que se den cuenta realmente que necesito un techo”, concluyó.