Sociedad de fomento de Claromecó (Carolina Mulder)

Claro, Reta y Orense

Salud y empleo local

Vecinos plantean la necesidad de controlar y regular el crecimiento

09|11|20 13:30 hs.

Hace 12 años que Mabel Rial llegó junto a su esposo, Fernando, a Claromecó procedentes del barrio porteño de Caballito. Conocieron la localidad de casualidad, mientras pensaban irse a vivir a Monte Hermoso. Una compañera de la facultad le recomendó elegir “una playita más tranquilita”, que ella conocía. 


En estos años vividos en una localidad costera –la ya reconocida osteópata- conserva la sensación de “felicidad” en un lugar donde encontró a “mucha gente amigable” con la que se puede trabajar y compartir, y con quienes coincidió desde hace seis años en la sociedad de fomento que preside desde hace tres. En ese momento la entidad estaba acéfala. 

“Hacer y deshacer” 
Como fomentista entiende que lo más difícil es que se tome conciencia de cómo cuidar el lugar. “Ha sido una localidad donde la gente tenía mucha libertad. Pero ha crecido tanto que tenemos que regularlo y controlarlo porque si no es un desmadre. Cuesta mucho hacer respetar las normas, tanto a locales como a quienes visitan. Están acostumbrados a hacer y deshacer”, dijo sin vueltas.

Puso como ejemplo la ordenanza que prohíbe la circulación en las playas céntricas. Pero especialmente observó que “hay que regular y ordenar todo lo que tiene que ver con el turismo. Tendríamos que ver qué tipo de turismo queremos, amigable con el ambiente o destrozón que no cuida los médanos o el vivero”, planteó. 

Salud 
Desde la institución sostiene que es permanente la preocupación –entre fomentistas- por la salud. De hecho en tiempos de pandemia a mediados de octubre donaron una serie de insumos al Hospitalito. 

“Oxímetros -para medir el oxígeno en la sangre- un tensiómetro, porque había uno sólo y se lo llevaban a veces en la ambulancia, un teléfono interno para que puedan comunicarse; una serie de cosas que nos habían pedido que no son tan caras y que pudimos donarlas”, precisó. 

No obstante afirmó que “siempre nos preocupamos de la salud. Hace años que estamos sin un equipo de Rayos X, y tenemos varias dificultades; siempre pedimos un pediatra, tratamos que la gente acceda a mínimos servicios”. 

Igualmente Rial vio con buenos ojos que en cuanto a la pandemia la respuesta del estado “estuvo bien organizada porque la ayuda social llega a la gente que lo necesita, y nosotros también colaboramos con la ropa de los médicos para que estén cubiertos”, apuntó. 

Empleo local
Desde la sociedad de fomento también se puso el ojo en la generación de trabajo genuino local. “Tenemos una reserva natural nueva que no está ni siquiera marcada, que tiene muy poca cartelería, pero es un destino interesante para que haya gente empleada como guías de turismo y cuidadores”, sostuvo.

Al respecto vinculó ese recurso con salida laboral con la actividad turística y el aprendizaje; “se puede trabajar con escuelas, grupos dentro y fuera del distrito. Hay un potencial muy grande que no está explotado”, afirmó. Y agregó que “estuvo bueno cuando pusieron en valor el Paseo del Arroyo con cartelería y miradores para aprender y conocer, es de un valor incalculable”.

Receptividad 
La experiencia de pertenecer a un espacio integrado por vecinos que se comprometen también la hizo notar que son “pocos, que cuesta la participación”. 

Inmediatamente asoció esa característica que comparten muchas instituciones con que “hay muchas generaciones que se toparon con las autoridades que no estaban muy receptivas a la participación”. Si bien piensa que “ahora las mismas autoridades cada vez están entendiendo de a poquito que se necesita la participación de la gente, y que se necesita preguntarle, el autoritarismo persiste”.

Las comisiones
El acta constitutiva en 1992 fue firmada por Hilda Galasso, Carlos Avila, Carlos Aranzetti y Héctor Sein. En 1998 se aprobó el estatuto y fue elegido como presidente, Carlos Di Croce.

A lo largo de las diferentes administraciones se sucedieron en la presidencia los nombres de José Souto, José Ebbens, María Angélica Souto, Cristina Estévez, Luis Defrieri, Rubén Ciley, Diego Coyete, Cristina Gutiérrez, Brenda Alí y actualmente Mabel Rial. 

El resto de la vigente conducción es integrada por Cristina Gutiérrez, Juan Aigner, Brenda Alí, Andrés Lamberti, Carolina Herrera, Víctor Lamberti, Agustín Riobó, Paula Avila, Inés Dutto, María Rodríguez, Nicolás Fioriti, Máximo Winkler y Raquel Bolíbar.