En la Fiesta del Trigo 2020, su último show en vivo frente al público

Sociales

La agrupación siguió trabajando durante este 2020

Nuevos Aires, un freno para volver a empezar

07|11|20 20:46 hs.

Más de 250 días pasaron desde que el gobierno nacional decretó la cuarentena obligatoria con el fin de frenar el avance del coronavirus en el país. 


Desde aquel lejano marzo a hoy, un buen número de actividades han regresado paulatinamente, aunque algunas aún deben esperar. Dentro de ese marco, muchos proyectos culturales han visto como este 2020 los ha dejado en stand by. Así, recitales y festivales no han podido realizarse, por lo que una gran cantidad de músicos y grupos musicales han visto como se esfumaba la agenda. 

Flotando en esa realidad está ‘Nuevos Aires’, la agrupación folclórica local que venía creciendo a pasos agigantados y que soñaba en este 2020 afianzarse en los escenarios de los festivales. 

Pero el cese de shows parece no haber afectado a la banda, que mientras pudo, se mantuvo activa. Así al menos lo manifestaron Mario Zubillaga y Franco Sagardoy, las primeras voces de ‘Nuevos Aires’. 

En el comienzo de la charla, se refirieron a lo que pudieron hacer durante la cuarentena, cuando la Fase 5 aún era una realidad. “Metimos dos autoshows, uno en Copetonas, que estuvo lindo y fue muy exitoso por ser el primero de todos, y después participamos acá en la Autopeña que se celebró en Villa del Parque”. 


Mario Zubilllaga y Franco Sagardoy, las principales voces de Nuevos Aires


- ¿Cuál fue la sensación de tocar ante un público que los observa desde adentro de un auto? 
- Franco Sagardoy: Está bueno, es distinto, es raro también… 
- Mario Zubillaga: Es otra cosa. Nosotros llevamos muchos años en esto y el no verle la cara a la gente te suena raro. Vos presumís que cuando prenden las luces y tocan bocina les gustó y nosotros deseamos que sea así, pero es rarísimo. 

Cuando un músico está arriba del escenario observa, estudia. “Te das cuenta si le estás llegando a la gente por cómo se mueve, si se queda quieta u observa, los años te van enseñando eso, pero en este caso tenes un parabrisas” indicó Zubillaga. 

Allí Sagardoy remarcó que “está bueno el apoyo de la gente también… lamentablemente nos tenemos que acostumbrar a esto, a las nuevas propuestas de eventos”. 

- Hablando de nuevas propuestas, ¿Qué piensan?, ¿Cómo va a seguir esto? 
- MZ: Aún Cosquín no se suspendió oficialmente, hay otros festivales posteriores a Cosquín a nivel nacional como Villa María que no he leído que hayan suspendido nada. La fe que tenemos todos es que aparezca una vacuna y que esto pase a ser un mal recuerdo. 
- FS: Esperamos acostumbrarnos porque si no está la solución hay que acostumbrarse a cómo va a la marea y proponer cosas distintas para que el músico, el artista, siga yendo y que la gente tenga algo para hacer. 

Crecimiento 
El 2019 fue un buen año para ‘Nuevos Aires’. El grupo se afianzó y empezó a aparecer más seguido en las carteleras de los festivales, así como también brindó espectáculos propios. “Veníamos moviéndonos muy bien, disfrutando mucho, casi te diría que fin de semana por medio teníamos alguna movida, y lo último fue la Fiesta del Trigo” recordó Zubillaga. 

Para Sagardoy, todo lo que sucedió el año pasado iba a ser reconocido este. “Yo creo que este era el año” sostuvo, mientras expresó que “nos costó tres años hasta que pudimos llegar a festivales a nivel nacional como la Fiesta del Potrillo, a shows provinciales, empezamos a salir de Tres Arroyos y tener buena respuesta de la gente, se venía un año fabuloso”. 

El ascenso del grupo era tal que empezaron a trabajar con un productor. “Tenemos un productor que es Héctor Asef y la idea era que, después de las Fiesta del Trigo, hagamos un show en Coronel Pringles y luego 4 o 5 más en la provincia pero se interrumpió todo y obviamente no quedó nada pero como dijo Palito Ortega tenemos fe, en algún momento vamos a volver” dijo Mario Zubillaga. 

Esta pausa que aún no ha sido interrumpida genera distintos sentimientos. “Se extraña” afirmó Zubillaga: “Yo llevo muchos años arriba del escenario y la verdad se extraña el no subir al escenario, el no juntarnos los martes y los jueves allá con los chicos, ese 'che mirá si hacemos este arreglito acá, aquel otro arreglito allá o meté una nota acá', eso se extraña”. 

La cotidianeidad de los ensayos se hace sentir. “La banda tiene 3 años y medio de compartir muchas cosas” concuerdan los músicos y remarcan que, en su historia, “hemos pasado muchas vicisitudes, pero siempre juntos”. 

Todo lo vivido les permitió ir mutando, transformándose, encontrando nuevos sonidos a pesar de que “somos siempre los mismos”, tal como ellos dicen. 

“Arrancamos así, con un bombista, Lucas Giménez y yo creo que las bandas intentan superarse; la pandemia yo no lo tomo como algo negativo, sino como para sentar cabeza y decir 'bueno, esto fuimos en el último show, en el anterior y en el anterior’, ver distintos materiales que hemos hecho, y decir ‘¿qué hay para hacer?'. Yo no lo veo como algo negativo” manifestó Sagardoy. 


En el escenario, el lugar que más extrañan. En vivo el grupo asciende a 8 integrantes


Un parate para pulir 
Si bien los músicos extrañan el escenario, los viajes y la adrenalina que genera cada show, trataron de sacarle ‘jugo’ a la situación. Es por eso que, mientras la ciudad permitió las reuniones sociales, ellos ensayaron buscando mejorar cada performance. 

“Yo no toco ningún instrumento y tengo el tiempo de escuchar lo que ellos van armando… es increíble en estos ensayos que hemos tenido como van mejorando las mismas canciones que hacíamos hace un año” añadió Zubillaga. 

 Esas canciones son las que integran un repertorio de 40 temas que la banda posee al día de hoy, con clásicos de todas las épocas. “Siempre tenemos una disputa con mi hermano porque yo lo veo como más comercial, más automático por decirlo de alguna manera, pero él es como que mira canciones viejas y me dice ‘esta fue furor en los 70’, podemos agarrarla y hacer una nueva versión” contó Franco Sagardoy. 

Una vez seleccionada la canción, comienzan los ensayos. “Hay que lograr que tenga la impronta del grupo” coinciden los cantantes. 

Pero este no es todo el trabajo que han hecho en pandemia. Buscando constantemente mejorar y profesionalizarse, Sagardoy se metió de llena en una nueva labor: la producción. 

“Me he puesto a producir shows de punta a punta para saber qué tenemos que decir, de qué color van las luces o qué visual va a haber en la pantalla” contó el también guitarrista de la agrupación. En ese sentido, confesó que su hermano está trabajando junto a él con la idea de guionar el espectáculo. “La idea es subirse al escenario y que esté todo preparado para brindar un show profesional”. 

Aquí la banda hace un parate y destaca la presencia de gente que trabaja junto a ellos como Juan Rodríguez, el sonidista. “Es uno más” resaltaron al unísono y agregaron que “ese ayudante, ese que pone el oído es importantísimo”. 

En el cierre de la nota y consultados sobre qué proyectos rondan en sus cabezas de cara al futuro, los miembros de Nuevos Aires confesaron que “está la idea de hacer un streaming… ¿cuándo? No se sabe porque queremos tratar de que salga todo medianamente bien… es mucho prueba y error y son muchos los recursos que uno necesita a la hora de montar toda una apuesta” finalizaron.    

        -0-0-0-0-0-0-0-0-0-

La banda 
Nuevos Aires está conformado por José Zubillaga en primera voz, Franco Sagardoy en segunda guitarra y voz, Cristian “Pelu” Pavese en primera guitarra y voz y Federico Sagardoy en voz, guitarra y charango. A su vez, el grupo cuenta con músicos de apoyo como Hernán Lupardo y Diego Adamo, entre otros. 

En lo que respecta a los arreglos, los vocales recaen en Franco Sagardoy y los musicales en Pelu Pavese.