Mario Pergolini fue entrevistado por Gonzalo Herran, integrante del CREA Pergamino

El Campo

Jornada virtual del Area Empresa de CREA

“Algunos siguen gestionando su campo con la guía Filcar”

31|10|20 11:16 hs.

Las empresas familiares, al gestionarse en un marco de confianza, no suelen trabajar en la conformación de órganos de gobierno. 


En ese sentido, el Censo CREA 2019 reveló que más de la mitad de las empresas CREA no realizan reuniones de accionistas y el 60% no cuenta con una planificación de sucesión patrimonial. También reflejó que la tasa de crecimiento de las empresas es inversamente proporcional a la edad de los empresarios. 

“En la red CREA no existen empresas con accionistas que tengan edades menores a 30 años y eso tiene que ver con el hecho de que en nuestro sector no existen start ups”, explicó Alberto Galdeano, líder del área Empresa de CREA, durante una jornada virtual organizada ayer por esa unidad.

Galdeano indicó que, si bien el modelo de administración, control y propiedad en manos de una familia puede ser útil para algunas empresas, el mismo en muchos casos resulta un impedimento si el propósito es crecer patrimonialmente. 

Accionistas 
“Las empresas que crecen, además de profesionalizarse y formalizar los órganos de gobierno, viven pensando en sus accionistas; eso es clave para poder hacer empresas más grandes y trascendentes”, remarcó. 

Por ese motivo, uno de los primeros desafíos del área Empresa de CREA fue justamente capacitar a gerentes, accionistas y miembros de los directorios de las empresas, de manera de definir cuáles son las obligaciones y derechos de cada uno, algo que no siempre está claro en empresas gestionadas por familias. 

“El campo va a ser afectado por un tsunami porque vamos a ver transformaciones en la próxima década que hoy pocos imaginan”, aseguró el consultor Carlos Becco. “Por eso es urgente poder tener empresas más profesionales”, advirtió. 

“Cuando era joven yo usaba la guía Filcar y hoy usamos Waze (una aplicación social de tránsito automotor en tiempo real). Hoy algunos siguen gestionando su campo con la guía Filcar”, ironizó. 

Becco señaló que el consumo creciente de sustitutos cárnicos elaborados con proteínas vegetales y el uso sistemático de aplicaciones digitales son señales de un cambio de paradigma que transformará a la actividad agropecuaria. “Algunos creen que el campo es diferente y que los cambios no van a llegar, pero el agro es parte de la economía y los factores que impactan en ella van a llegar en algún momento aunque aún no lo hayan hecho de una manera dramática”, proyectó. 

El consultor dijo que no es sensato “cerrar los ojos” frente a las tendencias que vienen en camino, sino que las empresas deben intentar anticiparse a los escenarios futuros. “Los productores argentinos tienen una oportunidad histórica para liderar esta transformación; tienen la capacidad de ser los primeros en adaptarse porque son los más resilientes del mercado; en un sistema tan salvaje y despiadado sólo sobreviven los más efectivos”, apuntó. 

Delegar 
Mario Aguilar Benítez (h), integrante de Las Chilcas -empresa familiar integrante del CREA Totoral- relató cómo, gracias a la generosidad de su padre, pudo junto a sus cuatro hermanos liderar un proceso de transformación orientado a lograr una economía circular en la cual el desperdicio de un proceso es el insumo de otro. “Nuestro padre se retiró de la empresa cuando vio que era un buen momento para que nosotros pudiésemos comenzar a incorporar nuestra impronta en la misma; el hecho de que aceptara dar un paso al costado fue muy valioso para nosotros”, indicó. 

Así fue como implementaron una granja porcina -que se sumó al feedlot para transformar grano en proteína animal-, integraron un consorcio exportador (ArgenPork), montaron una planta modular elaboradora de etanol y burlanda en base a maíz (que desde el inicio de la pandemia se dedica a producir alcohol sanitario) y un biodigestor para producir biogás en base a los desechos generados por los animales. 

“Las empresas no valen por el patrimonio que tienen, sino por la capacidad que tienen de proyectarse hacia el futuro. El activo más relevante en una empresa agropecuaria no es la tierra, sino la capacidad de crear y gestionar proyectos”, explicó Aguilar Benítez (h), quien residió durante 15 años en el exterior para trabajar en el área financiera de grandes corporaciones, además de desempeñarse como profesor universitario. 

Aguilar Benítez (h) indicó que la profesionalización de los órganos de gobierno de una empresa no sólo es indispensable para que los accionistas cuenten con información en un marco de transparencia, sino también para aprovechar las oportunidades disponibles de financiamiento y capitalización. 

“La mayor parte de mi vida la pasé haciendo valuación de empresas y evaluación de proyectos de negocios. Lo primero que busca un inversor externo al momento de analizar una empresa es que tenga números transparentes; en ese sentido, el grupo CREA constituye una gran ayuda”, resaltó. 

Pasión por los proyectos 
Mario Pergolini -quien se definió como un empresario dedicado a la tecnología- señaló que, al momento de decidir invertir en un emprendimiento, se focaliza, además del análisis de los números, en “la pasión con la que presentan el proyecto” los emprendedores. El conductor radial, empresario e inversor dijo que son muchos más los fracasos que los éxitos que acumula al momento de invertir, pero que esa dinámica es propia del ámbito de los negocios. 

En ese sentido, contó -por ejemplo- que fue uno de los inversores del proyecto argentino de valijas inteligentes Bluesmart, el cual, si bien contaba con una proyección de crecimiento exponencial, fracasó luego de que las compañías de líneas aéreas prohibieron la carga de dispositivos con baterías de litio no removibles. 

Pergolini, quien fue entrevistado por Gonzalo Herran, integrante del CREA Pergamino y presidente del área de Empresa CREA, dijo que, así como factores imponderables pueden hacer fracasar proyectos, también los pueden catapultar al éxito. “Los creadores de la plataforma Zoom pueden decir que se tropezaron con el éxito gracias a la pandemia; muchos deben haber pensado, cuando la crearon años atrás, que no tenía sentido salir a competir contra Skype o Hangout de Google, pero se encontraron que, por la facilidad de uso, terminó este año siendo la preferida de muchos usuarios”, comentó. 

Con respecto a su decisión de dejar de conducir programas televisivos y de vender su productora de contenidos Cuatro Cabezas, Pergolini dijo que no es aconsejable apegarse a los proyectos para poder así estar disponible para el próximo desafío. “No hago empresas pensando que alguien las va a heredar; todo lo que hago está siempre a la venta, pero no por desamor, sino porque me deja libre para hacer más cosas”, explicó. 

Matilde Bunge, integrante del CREA Castelli Belgrano y de la Comisión Directiva de CREA, apuntó al cerrar el evento que “a 60 años de su fundación, la propuesta de valor CREA es más relevante que nunca al propiciar la generación de espacios colaborativos para las empresas y las comunidades e integrarlos para un país mejor”.