La denuncia de Christensen tramita en la UFI N°16

Policiales

Robo violento y escándalo viral

Cómo fue la investigación penal tras la denuncia de Pasty Christensen

28|10|20 08:42 hs.

Luego del violento asalto a Sergio “Pasty” Christensen se realizaron dos allanamientos, se incautó una camioneta y el Juzgado de Garantías rechazó dos pedidos de detención efectuados por la Fiscalía 48 horas después de ingresado el sumario en la sede del Ministerio Público de Tres Arroyos. 


Según consta en el expediente de la causa por “robo agravado” que se instruye en la UFI N°16 y al que tuvo acceso LA VOZ DEL PUEBLO tras el escándalo generado en la antevíspera a raíz de la publicación de un video en sus redes sociales por el reconocido tatuador tresarroyense, también se descartó la existencia de alguna instrucción penal a raíz de otros hechos similares sufridos por cultivadores de cannabis ya que no hay denuncias formales en tal sentido, aunque de manera extraoficial, se reconoce la existencia de hechos calificados como “raros” en función de sus violentas características y lo magro de sus botines. 

De acuerdo a lo que figura en la causa que se lleva adelante en la Fiscalía local, el hecho sufrido por Christensen fue denunciado en la Comisaría cinco días más tarde de la fecha en la que el damnificado informó haberlo padecido en su denuncia pública, precisamente el martes 13, y no referencia con precisión quienes serían los autores, a excepción de que eran “más de uno”, además de dar una descripción sobre sus vestimentas. 

Ante tal situación, el personal de la Sub DDI, empezó a trabajar en el hecho buscando cámaras de seguridad en las inmediaciones a la vivienda donde ocurrió el episodio y, a través de las imágenes captadas por cámaras de particulares y la Secretaría de Seguridad del Municipio, determinaron que , tal como indicó Christensen, los ladrones llegaron a su casa en una camioneta marca Chevrolet S10, de la que descendieron y, tras permanecer unos minutos, se retiraron en el mismo vehículo que habían llegado. 

Por qué no hay detenidos 
En el expediente tramitado en la Fiscalía, figura que la policía de investigaciones trabajó en el caso hasta el jueves 15 a las 9 de la mañana, cuando finalmente entró el expediente al escritorio del doctor Gabriel Lopazzo. 

Ese mismo día, a las 14.45, la Fiscalía pide en el Juzgado de Garantías dos allanamientos, el secuestro de la camioneta y las detenciones de dos de las personas que se ven en el video, ya que según las pruebas que se lograron recolectar en ese momento, se logró identificar al dueño de la camioneta por “titular registrable” y a un hombre de contextura robusta que fue reconocido por la policía, sin más datos acerca de los otros dos sospechosos. 

Ante los requerimientos fiscales, el Juzgado de Garantías otorgó los allanamientos y el secuestro de la camioneta. Negó las detenciones pedidas porque sostiene que el titular de la camioneta no es el sospechoso, sino su hijo, entonces al no poder determinar que era éste último quien manejaba, solamente se incautó el vehículo. 

Al mismo tiempo, Garantías otorgó un allanamiento en la casa de la persona “robusta” que se veía ingresando a la casa del tatuador, aunque no dispuso su detención por considerar insuficiente los fundamentos de la identificación ofrecida por la policía tras la observación de los videos. 

Con esos requerimientos otorgados, se realizaron los allanamientos en los que fue secuestrada la ropa que se menciona en la causa, pero la camioneta todavía no había podido ser localizada. 

Momentos más tarde, fue interceptada por la DDI cuando transitaba por la ciudad y, en su interior, el conductor tenía un frasco con marihuana que sería el denunciado por Christensen, ya que tenía una marca que había sido descripta en su declaración inicial ante las autoridades policiales. Ahora, la pesquisa continuará con una rueda de reconocimiento sin fecha precisada en los próximos días, se indicó. 

Por otra parte, a pesar de conocer la existencia de hechos calificados como “raros”, a raíz de lo desmedido de la violencia con la que se manejaron para finalmente llevarse magros botines declarados ante las autoridades, en la UFI N°16 reconocen que no hay expedientes previos sobre robos a cultivadores, de hecho, en la Fiscalía se informó oficialmente que esta es la primera denuncia que se conoce en tal sentido. 

No obstante, distintas fuentes policiales y extraoficiales consultadas por este diario poco después de la denuncia pública de Pasty Christensen, donde dijo haber sido golpeado y amenazado en su propia casa por cuatro delincuentes que irrumpieron tras violentar su puerta del frente, reconocieron conocer casos parecidos a los que habrían motivado sus declaraciones en un video que se viralizó el lunes en las redes sociales y en donde hace referencia al temor de esas supuestas víctimas a informar sobre esos hechos, como consecuencia de la posibles interpretaciones a las que pudieran dar lugar esas actividades vinculadas al cultivo de cannabis, ya sea para consumo o creación de aceites.