Negó todo. Fernando Galmes es retirado de la Fiscalía de Menores tras declarar hace instantes (Maxi

Policiales

El miércoles arrestaron a un mayor de edad

Incendio y muerte en La Aceitera: ahora irían por otros dos menores

15|10|20 12:45 hs.

Después de la reciente detención de uno de los sospechosos de participar en el incendio que le costó a vida a Vicente Ferreyra en su casa del barrio La Aceitera, la Justicia de nuestra ciudad está abocada a reunir las pruebas necesarias para la aprehensión de dos menores de 16 años. 


Así lo dejaron trascender fuentes del Fuero de Responsabilidad Juvenil a LA VOZ DEL PUEBLO tras la detención un hombre en horas del mediodía del miércoles. Se trata de Fernando Galmes, un vecino de la víctima, que fue detenido por la DDI en cumplimiento de una orden en tal sentido dispuesta por la jueza de Garantías, doctora Verónica Vidal, ante un pedido de la titular de la UFI N°4, que lo acusa del delito de “incendio seguido de muerte”, a raíz de un episodio ocurrido en la madrugada del viernes 28 de agosto, en un departamento trasero de la calle Mazzini 1280, vecino a la casa donde residía Ferreyra y cuyo humo le provocó una intoxicación mortal tras la inhalación de monóxido de carbono. 



Al ser trasladado ante la fiscal Marina Vizzolini en horas del mediodía de ayer, Galmes negó los cargos que se le imputan y volvió a un calabozo de la Comisaría, donde permanecerá alojado mientras la Justicia continúa recolectando pruebas a los efectos de pedirle la prisión preventiva en el marco de este delito que prevé penas de entre 8 y 20 años de prisión.

En principio, el hecho que culminó con la muerte del querido vecino tresarroyense habría estado relacionada con una vieja disputa de grupos antagónicos que residen en ese sector de nuestra ciudad y, según la hipótesis fiscal, además de Galmes, otros dos menores de 16 años también participaron del hecho. 

Tal como dejaron trascender voceros del caso, Galmes habría reconocido que conocía la disputa que terminó tragedia e incluso la participación de dos menores de edad que, por estas horas, son objeto de una pesquisa que busca capturarlos y dar por esclarecido el luctuoso episodio ocurrido en la madrugada del viernes 29 de agosto.  

Una víctima inocente 
Esa noche, mientras Vicente Ferreyra, conocido como Tito en el barrio donde lo querían todos, dormía en su casa ubicada en la parte delantera de una construcción en cuyos fondos existía un departamento que alquilaba a otras personas, sujetos desconocidos se acercaron a este último lugar y provocaron un incendio con la intención de provocarle daños a las pertenencias de los inquilinos de quien terminaría siendo una víctima inocente de la marginalidad tresarroyense. 

Fuentes policiales indicaron oportunamente que Ferreyra alcanzó a salir del inmueble, aunque el daño que ya tenía en los pulmones no lo dejó permanecer en pie mucho tiempo. Cuando el móvil convocado por los vecinos llegó a la casa en llamas, su cuerpo estaba caído en el acceso a la propiedad. 

Posteriormente, la autopsia reveló que el albañil jubilado de 70 años había fallecido a raíz de un “shock de asfixia por inhalación de monóxido de carbono”. 

Después de 30 días de intensos trabajos recopilando pruebas, la UFI N°4 logró conseguir la necesaria orden de detención del primer sospechoso mencionado en la causa y, ahora, todo parece indicar que el próximo paso sería la imputación de otros dos menores de edad que, a pesar de tener menos de 18 años (16), son considerados “imputables” para la ley.  



Add space 300x250x2