Opinión

Un análisis en el marco del Día de la Industria

El horizonte de recuperación se ve más cercano

06|09|20 12:09 hs.

Por Silvio Zurzolo (*)


En el marco del Día de la Industria –que se celebró el miércoles último- quiero felicitar a la Cámara Económica de Tres Arroyos y muy especialmente a su presidente Augusto de Benedetto, por el gran trabajo que están realizando en conjunto con el Parque Industrial de la ciudad, que para nosotros es el modelo a imitar. Un Parque donde lo público y privado juntos sumando sinergia, han logrado ser modelo de la provincia de Buenos Aires.

Para nosotros desde ADIBA (Asociación de Industriales de la provincia de Buenos Aires), es fundamental tener el apoyo de la Cámara Económica y toda su comisión directiva, sabemos del compromiso con el que día a día realizan su tarea para el bien del comercio y la industria de la ciudad, y el gran acompañamiento que tenemos en la provincia. 

El Día de la Industria llegó en una circunstancia especial, la verdad no la estamos pasando bien, esta pandemia nos agarró en el peor momento, después de 24 meses de caída industrial, cuando muchísimas Pymes el año pasado estaban esperando llegar a fin de año, con la esperanza de volver a soñar con un país que vuelva a tener como pilar el desarrollo nacional. 

La industria argentina tiene una historia de encuentros y desencuentros, pero desde 2003 comenzó a consolidarse tras la decisión de ponerla como pilar en el desarrollo nacional. Se entendió que es difícil pensar el desarrollo sin industria, pero a la vez, no hay industria sin un Estado que acompañe, regule, y genere condiciones para su crecimiento. 

Las expectativas de los empresarios poco a poco se van acomodando y el horizonte de recuperación se ve más cercano, esperamos ansiosos al observar una suave reactivación en la industria Pyme. Aunque la estamos pasando mal, siempre somos optimistas. 

Sin embargo, la puesta en funcionamiento de las fábricas en su día especial, invitan a reflexionar sobre cómo queda la industria nacional post pandemia y los desafíos que tenemos hacia adelante. Esperamos poder debatir en otros temas como una reforma impositiva, una reforma laboral, reducción de los costos financieros, inversiones en I/D (Investigación y desarrollo), un programa de energías renovables, la defensa la industria nacional, recuperar y desarrollar el mercado interno: imprescindible para que podamos pensar en exportaciones con mayor valor agregado. 

Las fechas históricas como el Día de la Industria nos ayudan a poner en perspectiva lo que hacemos. Y a reflexionar sobre cómo transformar la adversidad en oportunidad. Allí donde existe un problema, los industriales ponemos toda nuestra capacidad para solucionarlo, con racionalidad, empeño, método y trabajo conjunto. Y siempre con un horizonte claro, para que lo que surja al final de la línea de producción sea de mayor calidad.

El Parque Industrial de Tres Arroyos para nosotros es el modelo a imitar


Los industriales estamos aquí para trabajar por un acuerdo de unidad y llevarlo adelante, con el patriotismo que exige esta hora del país. 

Consenso no es una palabra abstracta, sino que tiene manifestación concreta en nuestras discusiones diarias. En un proyecto productivo no hay antinomia entre capital y trabajo, porque ambos crecen juntos. No hay tensión entre mercado interno o externo, porque uno apalanca al otro. No debe haber tensión entre Estado y mercado, si el Estado articula una estrategia general para el desenvolvimiento virtuoso de los privados. No hay antinomia entre agro e industria, porque ambos tienen como objetivo agregar valor argentino, para los argentinos y para el mundo.

Por eso es imprescindible como dirigentes redoblar los esfuerzos para buscar y encontrar consensos básicos que nos acerquen a la unidad, nos permitan superar esta coyuntura traumática y nos encaminen a un mejor futuro.

”El desarrollo se logra con un proyecto productivo cuyo corazón sea la industria, y las Pymes constituyen la base fundamental de cualquier proyecto nacional. Debemos defender entre todos a la industria nacional, al comercio de cercanía y a las económicas primarias”. 

Cuando hablamos del Día de la Industria centrándonos en Tres Arroyos, nos encontramos con un lugar que realmente para ADIBA es un placer siempre visitar. Por la gran gestión del presidente de la Cámara junto a su comisión directiva, siempre apoyando y aportando para que la Pyme industrial crezca. Espero pronto poder estar nuevamente, para seguir trabajando juntos como hasta el día de hoy.

Viva la industria, Viva la Argentina. 


Silvio Zurzolo

(*) Presidente de la Asociación de Industriales de la provincia de Buenos Aires (ADIBA)