Cristina Castro, la madre de Facundo, fue notificada hoy del resultado del ADN Fuente: Télam - Crédi

Nacional

El joven de 22 estaba desaparecido desde el 30 de abril

Confirmado: los restos óseos hallados en un cangrejal son de Facundo Astudillo Castro

02|09|20 12:26 hs.

La ciencia confirmó la intuición de Cristina Castro, la madre de Facundo Astudillo Castro. El patrón genético de los restos óseos hallados el 15 de agosto pasado en un cangrejal de la localidad de General Daniel Cerri coincide con el ADN del joven desaparecido el 30 de abril pasado, cuando salió de Pedro Luro, donde vivía, con la intención de llegar a Bahía Blanca para recuperar la relación con su exnovia. 


Así se lo comunicó la jueza federal de Bahía Blanca María Gabriel Marrón a Castro y a sus abogados en una audiencia virtual a través de la aplicación Zoom. La magistrada informó el resultado del estudio de ADN que se hizo en Córdoba, en el laboratorio de genética del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). 

"No queda ninguna duda de que a Facundo lo desapareció la policía de la provincia de Buenos Aires", había reiterado ayer uno de los abogados de Castro, Leandro Aparicio. 

El 30 de abril pasado, cuando caminaba por la ruta nacional 3 haciendo dedo, Astudillo Castro fue interceptado por personal policial del destacamento de Mayor Buratovich, en el partido de Villarino. Le labraron un acta por violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) y le sacaron una fotografía de espalda junto con un móvil policial. 

Se sabe que luego volvió a ser demorado por efectivos de otro puesto policial, el de Teniente Origone. Los agentes de ese destacamento afirmaron haberlo dejado seguir viaje, y que una mujer lo alcanzó con su camioneta hasta el puesto fitosanitario de Bahía Blanca, en el cruce de las rutas 3 y 22. Desde allí sale un tendido ferroviario que llega hasta aquella ciudad. Precisamente a unos 800 metros de esas vías, cerca del canal Cola de Ballena, un pescador encontró el sábado 15 de agosto un cuerpo semisumergido en el cangrejal, esqueletizado. Esos son los restos que están siendo sometidos a peritaje desde el martes pasado. 

La madre de Facundo y los abogados querellantes, en cambio, sostienen que después de la segunda detención el joven pudo haber sido agredido por los policías que lo retenían, y que en esa paliza lo habrían matado. Afirman que el hallazgo de un amuleto de Facundo tirado en una celda en desuso del puesto de Teniente Origone es una prueba de que estuvo allí, algo que la policía ocultó. 

El abogado Leandro Aparicio también dijo que la semana pasada presentaron a la causa dos testigos que afirman haber visto un cuerpo tirado en la ruta 3, un joven que habría estado "inconsciente o muerto"; habría sido Facundo, especulan. En esa línea, el querellante avaló la hipótesis de que la policía se deshizo del cuerpo en el cangrejal de la zona de Villarino Viejo donde fue encontrado hace poco menos de tres semanas. (La Nación)