La Ciudad

Entrevista a Marco Lavagna

“Hay que leer con cuidado los datos, ver las contraposiciones”

21|08|20 09:59 hs.

El director del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, Marco Lavagna, conversó con La Voz del Pueblo unas horas después de dar a conocer los últimos datos estadísticos del organismo. 


El funcionario respondió a la pregunta sobre la relación entre la coparticipación y los datos poblacionales que brinda el censo nacional, sobre lo que dijo que “la necesidad de ser un organismo muy técnico es fundamental cuando hay datos directos, como el de la coparticipación que debe surgir del relevamiento del censo que se haga en el país”. 

El censo planificado para el 2020 se suspendió momentáneamente por la pandemia. Se trata del operativo más grande del Instituto, implica cerca de 800 mil personas en la calle censando todas las viviendas y habitantes, por lo que requiere de una detallada diagramación . 

“Las tareas pre censales no se pudieron hacer y se postergaron hasta que termine la pandemia”, explicó. 

En este sentido, señaló que “vamos a fijar el nuevo cronograma para dar seguridad a quien nos va a responder. Las posibilidades de que pase al año que viene son altísimas, pero con una planificación para alejarlo de las elecciones porque el censo no tiene que tener ninguna connotación política”. 

 Industria, comercio y sector agropecuario 
“Veníamos de una recesión de un par de años y, antes de la pandemia, no había una recuperación notable. Los primeros meses de la pandemia fueron de caídas muy profundas, en abril fue del 20%, pero la buena noticia es que hay una recuperación respecto al período anterior, este mes se recuperó a un 12% el nivel de actividad”. 

Lavagna amplió la explicación: “La economía empezó a reaccionar a partir de la apertura de varios rubros aunque le falta mucho. Los números son muy altos todavía para lo que sentimos en el día a día, pero con tendencia positiva que esperamos se mantenga”, afirmó. 

Junio dejó un índice raro 
Respecto a los datos publicados ayer, el director del INDEC destacó que “llaman la atención. Por ejemplo en “Comercio de bienes -no servicios- en los que casi no hubo caída, fue del 0.3 % y agrupa rubros como: el comercio de la carne que subió, la faena creció el 11%, aumentó la compra de televisores, computadoras, electrodomésticos, también el comercio de farmacéuticos, de limpieza, los muebles”. Estos rubros aumentados se compensan con la caída de otros como compra de textiles, la comercialización de naftas que cayeron mucho; “por eso hay que leer con cuidado, hay que mirar estas contraposiciones, es una información muy rica para la toma de decisiones, permite ver qué sectores siguen cayendo, cuáles se recuperan, quiénes pudieron activarse”. 

Digitalización e inmediatez 
La pandemia aceleró los procesos de digitalización, aunque el director del INDEC valoró la encuesta presencial, de la que dijo “tiene un impacto muy grande”. 

Por tal motivo, dijo que “la idea -al pasar la pandemia- es aprovechar los aprendizajes digitales, pero volver a la encuesta presencial que recuperaremos ni bien podamos”. 

En relación a la inmediatez de los datos requeridos, explicó que “la ansiedad de tener información online es grande. Los organismos estadísticos tenemos que seguir rigurosidad técnica porque hay que dar la información por sectores, regiones, provincias, muchos cruces. Muchos datos muy ricos, no sólo el dato agregado que se publicita, sino la información regional que es lo que hace el INDEC y nos insume mayor rigurosidad técnica y representan la realidad del país”. 

Asimismo, indicó que la información podrá servir a los organismos del Estado, las universidades, al sector privado, “que eventualmente sean ellos los que hagas proyecciones”, concluyó.  

           -------------------------

El tomógrafo de la realidad

Durante la entrevista, Marco Lavagna detalló los objetivos que tiene el organismo que conduce. 

 Explicó – a través de una analogía- que el INDEC es un organismo de estadísticas que “tiene que ser como un tomógrafo que muestra la realidad de lo que está pasando”. 

Con los parámetros obtenidos se releva lo que está sucediendo en el aspecto social, en el productivo, en los precios, en el impacto en nuestra vida de cuestiones particulares, como en este momento el Covid-19. “El conocimiento de la realidad hace que el sector público y privado tomen decisiones en función de información verídica de lo que pasa”, destacó Lavagna. 

De la utilización de los datos mencionó que “la gente que más lo usa es el sector público para hacer políticas o tomar medidas en forma particular”. 

Lavagna afirmó que detrás de todas las actividades que realizamos hay una estadística, nuestras compras hablarán de nuestros hábitos, la forma en que consumimos, la producción, los precios, “así que sistematizamos información-expresó Lavagna- para que ayude en la toma decisiones, el conocimiento da un poder muy grande y para eso tienen que ayudar las estadísticas”. 

Constituye un Instituto técnico y apolítico. “Para evaluar lo que pasa hay que poder medir objetivamente sin sesgo ideológico o político”, afirmó Lavagna. 

 A modo de ejemplo, indicó que “muchos directores del INDEC vienen de la gestión anterior, porque lo que importa es que sea gente idónea para ese cargo y que se pueda relevar y hacer estadísticas confiables, más allá de su idea política”. 

Para garantizar transparencia, el INDEC abrió el diálogo con la sociedad, publica resúmenes más explicativos para que se entiendan fácilmente. 

Puntualizó que “el INDEC venía funcionando bien. El objetivo fue hacer más eficientes las estadísticas y dar saltos de calidad. 

Parece que la estadística solo la usa un funcionario o la academia, sin embargo la puede usar todo el mundo; tratamos de explicarlas y hacerlas más cercanas”.