Sociales

Por Isidro Castro

Falsa Empatía

16|08|20 22:49 hs.

Estos días en los cuales estoy muy aburrido me puse a pensar en la gente con bajos recursos económicos, que no tiene un hogar o simplemente un techo donde pasar la noche, y me surgió la siguiente pregunta. Si quedarse en sus casas es obligatorio, todas las personas tendrían que tener una, y todos sabemos que eso es algo que no ocurre. El gobierno, ¿pensara en esas personas? Gente que se pasea por las calles con colchones y frazadas, buscando un techo para poder pasar la noche, familias siendo desalojadas por no pagar su alquiler, es todo muy muy triste, Y encima tiene que escuchar al presidente diciendo “sean fuertes que queda poco” como si se tratara de aguantar una rutina de gimnasio y no de hambre y frío como lo que realmente es. La gente quiere soluciones, no ánimos a resistir, quiere un techo y comida, algo simple que cambia la vida de muchos. Y ante todo esto, el presidente no se digna a bajar su propio sueldo para ayudar a la causa, parece una broma de mal gusto.