Sociales

Por Maitén Blanco

Un inaudito otoño

09|08|20 20:46 hs.

En una tarde como hoy, viernes, desde mi ventana no veo movimiento, me parece raro ya que hace un tiempo atrás a estas horas la ruta estaría con mucha circulación y desde mi ventana se podría escuchar el incesante ruido de los autos al pasar, a pesar de eso el día parece estar cálido y se escucha el canto de los pájaros y algún que otro auto pasar. Ya no suelo ver a la gente pasar con una sonrisa porque está cubierta por el miedo además de por un barbijo. Los vecinos del barrio no salen de sus casas, las persianas y cortinas de vez en cuando están abiertas y se ve, una sonrisa con un mate de por medio, disfrutando el tiempo en familia. En el almacén del frente se ven largas filas esperando a hacer las compras. En fin, las calles se ven sumamente tranquilas en este otoño.