Sociales

.

Shakira y Spinetta, dos tributos en producción

02|08|20 17:32 hs.

Daniel Sáez es uno de los promotores de espectáculos que, aunque está la pandemia, sigue proyectando cosas. En este caso son con dos propuestas en marcha: los tributos a Spinetta y Shakira.


En ambos casos tienen como protagonistas a Gisela y Leslie Mas como vocalistas. Ambas, junto a Daniel y en casa de éste, hablaron con LA VOZ DEL PUEBLO sobre cómo arrancaron ambas ideas.

Daniel es quien inicia, café de por medio, contando que el año pasado “todo surgió de una charla. Yo la había escuchado cantar a Gisela en la banda que tenía, Eclipsados, me había gustado mucho su voz y una noche en Glass Bar fue cuando me propuso si no la ayudaba a hacer un Tributo a Shakira”. 

Aquí es cuando Gisela aclara, “Shakira la del año 99’ porque no es la misma que la del 2020, ni en estilo ni nada. El espectáculo es en base a esa época, más precisamente al Unplegged de la MTV de agosto de 1999, que fue la época que rompió todo Shakira. Fue la primera mujer en hacer un Unplegged solista latinoamericana. Nosotras -dice mirando a Leslie- somos hermanas y crecimos en esa época escuchando a Shakira. La primera canción que aprendí a los 6 años fue ‘Ciega, sorda y muda’, me gustó la idea de hacerlo pero de esa época”. 

Una colombiana todoterreno 
Gisela Mas no es “una fanática” de Shakira al punto tal que reconoce de haberla criticado por la manera de cantar. Incluso en este tiempo de ensayo, “sentí una mirada muy criticona, ni si quiera crítica de ella. Pero si me lo preguntás, primero es porque me gusta esa música que yo escuché cuando era chica. Porque es una tremenda artista, excelente bailarina, es cantautora, escribe desde que tiene 8 años o sea es una artista muy completa. Me parece que está bueno y mucha gente de treinta y pico para arriba le va a encantar. Todos los temas que hace, los canta en inglés y español además de saber cinco idiomas y sus letras son estudiadísimas”. 

Daniel sostiene que es mucha la gente a la que le gusta la colombiana, fundamentalmente a las mujeres, “muchas a las que les he comentado se prendieron con la idea de ver el tributo. En el caso del a Shakira los músicos serían Javier Stiglich, Emilio Cereijo, Sebastián Carrera, Pascual Ferro y Franco Pizzo en teclados. En tanto las voces en principio lé iban a hacer Gisela y Carmela Monlezún y ahora en lugar de esta se incorpora Leslie que en los comienzos no estaba”.

Cantar con su hermana 
Surge la pregunta de por qué acompañar a Gisela siendo que en principio Leslie confiesa que no le gusta Shakira, “por estar cantando con mi hermana. Pero voy a estar haciendo vocecitas que me encanta, nunca había podido hacer ese rol y esta es una buena ocasión”. 

“Ella canta espectacular –dice Gisela-, pero a su vez mete unos coros que hay que tener muy buen oído. Ella está cantando todo el tiempo pero en otras notas o sea yo hago la primera voz, se genera una armonía tremenda”. 

Es una más que buena oportunidad para poder poner en práctica eso que a Leslie Mas le gusta, el de hacer “coritos y voces” distintas sobre la base de una misma canción sin ser quien lo haga como la primera voz. 

“Tampoco es que me disguste Shakira pero lo más lindo es poder cantar con mi hermana” cuenta Leslie de esta oportunidad de hacerlo juntas en este tributo. Y aquí se cruzan miradas ambas por ser este proyecto algo muy lindo por lo que se ve y respira para las dos hermanas. 

Este tributo a Shakira ya lleva unos dos meses de ensayo pero el proyecto arrancó en noviembre del año pasado pero se hacía lo que podía. Luego la pandemia cortó todo hasta que se restableció con la liberación del distanciamiento social impuesto en nuestra ciudad. 

“El Flaco”, un clásico 
En tanto el Tributo a Spinetta ya es un clásico en la ciudad además de algo que siempre le gusta hacerlo a Daniel Sáez. “Para mí son gustos personales”, dice. 

“Igualmente –agrega Leslie Mas- lo de Spinetta va a estar un poco repartido en cuanto a los cantantes porque también participan Gisela y el Ruso Sabatini, por ahora”. En este caso la banda va a estar integrada por Seba Carrera en batería, Enzo Acosta, en el bajo; en guitarras Emanuel Fredes y Gabriel “Colo” Delgiorgio, después en teclados, Gustavo “Ruso” Sabatini, Franco Pizzo y Gastón Duvancel. “Es una banda que sale así como de una, es como una selección” señala Daniel. 

Esto es un fenómeno muy tresarroyense lo de las mutaciones en las bandas, lo de armar grupos que tocan como si fuera desde siempre. Algo muy raro. 

“Lo curioso es la gente no va, no apoya –dice Gisela Mas-. Eso es lo raro porque acá hay muy buena calidad de música y músicos. Una vez estaba trabajando en un lugar con muchos compañeros y compañeras y los invité, ‘el sábado en La Casona’. ¿Sabés lo que me contestaron?... ‘mirá que voy a pagar para verte si acá te escucho cantar todos los días’, fue muy duro escucharlo. La Casona es un lugar bárbaro y ahí he escuchado un montón de músicos que no son valorados que tienen estudio, ensayo y le dedican toda la semana a eso para que después vayan 20 personas”. 

Esto de la difusión es algo que por lo que se vé ya está en marcha habrá que esperar que se comience a liberar los espacios. Pero hay saber que ahora, cuando todo está vedado para espectáculos ya hay gente que está trabajando.