Julio Federico, concejal del Frente de Todos

La Ciudad

Julio Federico

Federico: “Si no nos mata el coronavirus, nos mata la inseguridad”

30|05|20 10:04 hs.

El concejal del Frente de Todos, Julio Federico, puso de relieve toda su preocupación por el brote de hechos delictivos que azota en la ciudad y en la zona, un contexto que incluye asaltos, con golpizas incluidas a jubilados, y robos en casas de familia. 


Ante el recrudecimiento de la problemática, el edil dirigió sus cuestionamientos a la gestión municipal y, en sus reflexiones, pidió que se tomen medidas para que el delicado momento que se vive dé una tregua. “Si no nos mata el coronavirus, nos mata la inseguridad”, señaló. 

Federico dialogó con este diario y expuso su preocupación por la problemática de la inseguridad. "Todo el mundo habla de la pandemia, pero nadie dice nada de la inseguridad que se está viviendo en Tres Arroyos. El intendente Carlos Sánchez y el secretario de Seguridad deben salir a dar explicaciones a los vecinos de Tres Arroyos. No se soporta más la inseguridad que hay. Se ven abuelos golpeados, robos a comerciantes y también lo que está pasando en el Barrio Villa Italia", manifestó el concejal.

Sobre la problemática que en los últimos días recrudeció en el mencionado punto de la ciudad, el concejal dijo: "Cuatro o cinco personas no pueden estar enloqueciendo a todo un barrio. Ahora no es solo Villa Italia. La inseguridad se ha desparramado por toda la ciudad. Estamos viviendo una situación muy grave. Me preocupa mucho que la parte política no reaccione. No hay que esperar que los delincuentes sigan matando gente". 

El concejal, en tanto, recordó el trágico episodio ocurrido a principios de este año cuando Hugo López, un jubilado de 86 años, murió tras un violento asalto sufrido en su domicilio, hecho por el cual, a más de cinco meses de haberse producido, todavía no hay detenidos, ni tampoco se esclareció el caso. "Fuimos a la marcha que se hizo por pedido de justicia. Hasta hoy, no se sabe nada. Acá parece que todo pasa. Nos están acostumbrando a que tenemos que vivir con miedo y encerrados", indicó. 

Tras insistir con la idea de que el intendente Sánchez y el secretario de Seguridad deben darle respuesta a los vecinos ante este contexto, Federico dijo: "No me preguntes cuál es el plan de seguridad del municipio. No lo sabemos. Nos preocupa que no nos digan lo que se piensa hacer con la seguridad". 

En sus consideraciones, el edil peronista manifestó: "No esperemos a contar una nueva muerte por la delincuencia. Hay que prevenir. También me preocupa que desde el municipio se espere a que la Nación o la Provincia respondan. En Tres Arroyos hay un color político que gobierna desde hace treinta años y el problema es cada vez peor. Siempre que pasa algo grave, lo primero que se dice es que al municipio no lo ayuda la Provincia o la Nación".

"El vecinalismo lleva muchos años y no tiene un plan de seguridad local. Alguna forma ya debería tener como para contar, por ejemplo, con más cantidad de móviles policiales. Si vas a la Secretaría de Seguridad, vas a encontrar que hay 30 ó 40 patrulleros tirados. Parece que la culpa siempre la tiene el otro y el municipio no se hace responsable", apuntó.

"Esto es de acá" 
Para Federico, la pandemia desnudó que la problemática de la inseguridad tiene raíces tresarroyenses. "Al no llegar gente de afuera, quedó al descubierto que el problema lo tenemos en Tres Arroyos. Es claro, pero cuando uno lo plantea lo tratan de marciano y no lo quieren entender. Acá murió una persona hace poco y todo quedó en una marcha. ¿Qué hizo la Justicia, la policía o el intendente para que se esclarezca el caso? Los delincuentes están afuera y la gente, con miedo, se tiene que quedar encerrada en sus casas. A esto lo sufrimos desde hace mucho tiempo y no hay un plan de seguridad. Veo que no se le da la importancia que se le debería dar", expresó. 

El concejal sostuvo que generar medidas preventivas "es fundamental" para enfrentar la inseguridad. "Falta presencia policial en las calles. Cuando estaba la Policía Local, andaban por todos lados. No sé si eso resolvería el problema, pero al menos es una herramienta más. Hoy es muy raro ver un patrullero en algún barrio de la ciudad. Pero claro, si hay dos móviles nada más, es muy complicado de esa forma. Tres Arroyos debería tener diez móviles en condiciones para cubrir toda la ciudad. No puede ser que la delincuencia nos esté ganando y, mientras tanto, ni siquiera tengamos policías en la calle para intimidar un poco", señaló.