Dorrego y Oriente

Coronel Dorrego

Suspenden servicios médicos no esenciales

21|04|20 22:12 hs.

Sobre el fin de semana último se hizo ver como una situación de conflicto en el sistema de salud dorreguense, cuando desde un sector se denunció públicamente que habían sido cesanteados unos diez médicos del Hospital Municipal, lo que generó la reacción de una parte de la comunidad. 


Se trata de profesionales a quienes no se les renovó el contrato o les fueron interrumpidos, aunque ninguno de ellos se encontraba en relación de dependencia, se aclaró desde la dirección del nosocomio, y que legalmente estos profesionales no pueden facturar por servicios que no prestaron desde que se inició la emergencia.

“Fue hablado con el intendente y consultado al Tribunal de Cuentas porque no fue una decisión que tomamos del Hospital en forma unilateral, incluso se consultó a otros municipios sobre cómo se estaban manejando en este sentido y por eso sabemos que está pasando en la mayoría de los lugares”, aclaró a La Dorrego el doctor Santiago Braghero, director del Hospital Municipal. El profesional brindó una serie de detalles que llevaron a la medida adoptada, y sobre la base sobre la cual se llevó a cabo.

“A partir del 12 de marzo el gobernador de la provincia decreta la emergencia sanitaria en el contexto de las medidas que se tomaron para paliar esta pandemia mundial. En este marco lo que hacen los servicios de salud pública es garantizar la atención esencial por dos motivos, primero porque entiende que los hospitales públicos están abocados a la atención de los pacientes por infección de coronavirus y entonces sería exponer a otras personas al contagio, y además porque generaría una circulación innecesaria de la gente cuando se le está pidiendo que se quede en su casa”, dijo para poner en contexto la situación.

“Entonces los hospitales públicos lo que hacen es mantener los servicios esenciales, que son la guardia médica las 24 horas activa y los consultorios de las especialidades básicas como clínica de adultos, pediatría, cirugía, ginecología, obstetricia y traumatología”, y que el resto de las especialidades “no son consideradas básicas en el marco de una emergencia sanitaria, más allá de que cada caso tiene diferentes connotaciones y eso se tiene en cuenta”, sostuvo. 

Aseguró que los especialistas a quienes no se les dio continuidad a sus contratos “no son empleados municipales y no están relación de dependencia, sino que tienen contrato de locación de obra, por lo que facturan al municipio por las actividades realizadas, como consultorios o prácticas quirúrgicas en algunos casos”, y que se trata de una medida “hasta que se regularice esta situación”, por lo cual “se les informó que por el momento no se les iba a renovar el contrato y a otros se les rescinde, pero la facturación que realizan es por la cantidad de actividades realizadas. Si el profesional no viene y no atiende no puede facturar al municipio por algo que no realizó, esto no es definitivo y entendemos que cuando se regularice su participación y los servicios que prestan son fundamentales para la atención de la población, pero en el marco de una emergencia sanitaria que estamos viviendo esas actividades van a quedar temporalmente suspendidas”. 

También Braghero dejó en claro que este grupo de profesionales a los cuales no se les renueva el contrato momentáneamente, “ninguno realiza guardias, y aquellos médicos que no están en relación de dependencia y realizan guardias activas las siguen haciendo porque son servicios esenciales, estamos hablando de especialidades o subespecialidades que no están dentro del marco de esenciales en la emergencia sanitaria”. 

No obstante apuntó que en caso de necesidad de atención de un paciente que requiera atención “se deriva, pero la mayoría de estos profesionales se han puesto a disposición para en caso de ser necesario poder asistir al paciente, estamos hablando de una situación en particular. La mayoría de los médicos lo entendió porque esto mismo pasa en todos lados, no solamente en Coronel Dorrego”. Igualmente admitió que “algunos profesionales, que son los menos, no lo tomaron a bien pero tienen que entender lo que está pasando, los empleados municipales que no están concurriendo a trabajar porque no forman parte de los servicios esenciales, cobran igualmente el sueldo porque están en relación de dependencia, que no son estos casos”, insistió.

“Esto genera malestar y lo entiendo pero son situaciones especiales que hay que resolver y ser coherentes con el mensaje, porque le estamos diciendo a la gente que no salga de la casa si no es necesario y después vamos a prestar un servicio de salud que no es elemental, generando un circuito de gente en el hospital exponiéndolos innecesariamente. El hospital está funcionando para atender los servicios de salud básica y la emergencia”, remarcó su director.

Por otra parte advirtió que “todavía no tenemos un flujo de pacientes importante pero los vamos a tener que van a presentar infección por coronavirus, y en ese caso no solo vamos a estar abocados con todas las energías y recursos a atender esos pacientes, sino que además tenemos que evitar que gente que no se infectó se infecte, que la gente no vaya al hospital a enfermarse”. 

Y que “aunque parezca que estamos en un lugar aislado, la pandemia sigue estando y se acercan las semanas más complejas, van a aparecer casos y tenemos que seguir cuidándonos y estar atentos más que nunca”.