La Ciudad

Eugenio Galilea y Sergio Garcimuño

Amigos de la salud

05|04|20 08:31 hs.

"La gente es la que le da la fuerza a la Comisión Amigos Hospital Pirovano. Nosotros lo que hacemos, en definitiva, es manejar lo que dona la comunidad". Eugenio "Coco" Galilea y Sergio Garcimuño, presidente y tesorero de la entidad, respectivamente, eligieron el camino de no adjudicarse ninguno de los logros que hasta el momento se ha logrado para la salud de Tres Arroyos a partir del trabajo de la comisión. Todo lo contrario. Tienen muy en claro -y de hecho lo reiteran cada vez que pueden- que sólo se encargan de canalizar los aportes que reciben de parte de la comunidad, los cuales no son pocos. 


La pandemia del coronavirus encendió las alarmas en los ocho integrantes de la Comisión Amigos Hospital Pirovano. Tal es así que, de un día para otro, el pasado 18 de marzo la institución que colabora con el Centro Municipal de Salud lanzó una campaña con el objetivo de recaudar fondos para adquirir equipamiento de terapia intensiva. El fin era reforzar el área con un nuevo respirador, camas y monitores multiparamétricos. 

"Ahora estamos enfocados a pleno en esto. Tuvimos que postergar algunas ampliaciones y refacciones que se iban a efectuar en el Hospital y concentrar los esfuerzos en dar lo que se necesita para enfrentar este problema”, señaló Eugenio Galilea


Para eso se necesitaba juntar poco más de dos millones de pesos, una cifra que rápidamente fue alcanzada y superada gracias a la respuesta de la comunidad. Hasta ayer, con la campaña ya se había recaudado casi el cuádruple de la meta trazada al inicio. "Gente que tiene vínculo con Tres Arroyos y que vive en Bélgica nos pidió el CBU para hacer un aporte. Además, hay otra posibilidad de personas que residen en Estados Unidos que están interesados en realizar donaciones", señaló, expectante, Galilea, dando a entender que la campaña impulsada desde la comisión que preside tendrá continuidad. 


"La gente, en realidad, es la que le da la fuerza a la Comisión Amigos. Nosotros lo que hacemos es manejar las colaboraciones que nos llegan de empresas, instituciones y particulares", dijo Sergio Garcimuño


Ante la posible llegada del virus al distrito, los distintos actores de la salud local, tanto del ámbito público como privado, unificaron criterios para afrontar en conjunto la eventual contingencia. Dicha determinación fue más que celebrada y apoyada por la Comisión Amigos Hospital Pirovano. "En principio, la idea es dotar con todos los insumos necesarios para la seguridad de médicos, enfermeras y trabajadores de la salud. Ellos son los que más cuidados y resguardo deben tener en esta pandemia", indicó Galilea. 

Y en ese sentido, el presidente de la entidad destacó: "La unificación de criterios que se dio en Tres Arroyos es un ejemplo para todo el país. Nosotros vamos a colaborar de la misma manera. Los directores del Hospital serán los que distribuyan los insumos que se vayan adquiriendo". 

En el comienzo de esta semana, la salud local será reforzada con cien camas nuevas. La adquisición fue hecha por las autoridades locales a partir de los fondos recolectados y aportados por la Comisión. "Nosotros respondemos de acuerdo a las necesidades que nos manifiestan. Lo que hacemos es aportar los fondos en base a lo que recaudamos y a las disponibilidades que ya tiene la comisión. Salvo excepciones, nosotros no tenemos contacto con los proveedores. En general, se nos informan de las compras que se realizan. Los canales normales que se utilizan para la adquisición de insumos se siguen usando", mencionó Garcimuño, el responsable de administrar todos los números de la entidad benéfica. 

Tal como sucedió en todos los ámbitos, la pandemia de coronavirus, de un día para el otro, corrió del eje a más de uno y exigió un cambio repentino de las prioridades. "Ahora estamos enfocados a pleno en esto. Tuvimos que postergar algunas ampliaciones y refacciones que se iban a efectuar en el Hospital y concentrar los esfuerzos en dar lo que se necesita para enfrentar este problema. Si antes trabajábamos mucho, ahora estamos todo el día abocados a la idea de resolver y cumplir con lo que la salud local necesite", subrayó Galilea. 

Respiradores 

En cuanto a los dos respiradores recientemente adquiridos por la Comisión, Garcimuño afirmó que uno de ellos ya está disponible en nuestra ciudad, mientras que para los próximos días se espera la llegada del restante. Además, agregó: "Al momento de querer encargar otro respirador, se emitió el Decreto de Necesidad y Urgencia en el cual se intervino la producción del proveedor de respiradores. En Argentina sólo hay dos fábricas de respiradores. La producción de ese insumo es baja en relación a la necesidad que hay". 

"El Estado ha intervenido en la distribución de esos elementos. No tenemos la certeza de cuándo nos van a confirmar lo que nosotros queremos comprar. Tenemos acceso a la gente de la empresa, y nos dijeron que hay que esperar, ya que el Estado tiene a cargo el total de la distribución de la producción de respiradores", sostuvo. 

Continuidad 

Desde que la colecta tuvo su primer día, aquel pasado y -pareciera- ya lejano 18 de marzo, hasta ayer, la Comisión Amigos recolectó más de siete millones de pesos, un dinero que se recaudó a partir del espíritu solidario de tresarroyenses, empresas locales, entidades sin fines de lucro y particulares que viven en el exterior y que cuentan con lazos en nuestro distrito. De lo recaudado, según se informó desde la entidad, ya se invirtieron más de cinco millones en insumos para la salud pública local. 

"Es para destacar la solidaridad que hay en Tres Arroyos. Hay gente que hace donaciones por el simple hecho de sentirse bien. Hubo gente anónima que ha colaborado y ni siquiera sabemos quién es esa persona. También se dieron casos de donantes que no quieren que se sepa su nombre", remarcó el tesorero de la entidad, quien agregó que "hay aportes que van a llegar pero que todavía, por distintos motivos, no se concretaron. Son sumas importantes que en algún momento se van a reflejar. 

Desde su nacimiento, y hasta los días que corren, la Comisión Amigos Hospital Pirovano, integrada por ocho personas, lleva adelante una valiosa tarea, tapando, en la medida de sus posibilidades, los baches que deja el Estado y cubriendo las necesidades que exige la salud pública. "Nosotros, lo único que hacemos es administrar los fondos que aporta la comunidad. Lo hacemos prácticamente a costo cero. Todo lo que se recauda se destina a obras y equipamiento del Centro Municipal de Salud, como también a capacitación para su personal", manifestó el tesorero de la entidad. 

Garcimuño, en sus consideraciones, prefirió restarle méritos al trabajo de la Comisión y, al mismo tiempo, darle una especial relevancia a los aportes de la comunidad, los cuales son vitales para la concreción de iniciativas y proyectos que favorezcan el desarrollo de la salud pública local. "La gente, en realidad, es la que le da la fuerza a la Comisión Amigos. Nosotros lo que hacemos es manejar las colaboraciones que nos llegan de empresas, instituciones y particulares", remarcó.

Años a disposición 

Coco Galilea no recuerda la cantidad de años exactos que lleva como integrante de la Comisión. "No sé si son 30 ó 35", expresó, con sencillez, el también popular comerciante, quien todos los días, más allá de la actual coyuntura sanitaria, acude al Hospital y mantiene contactos con autoridades, médicos y personal de salud para estar al tanto de eventuales faltantes o necesidades que puedan surgir. 

Sin embargo, tuvo claridad para hacer otras referencias. "Siempre recalco que nosotros tenemos mucho apoyo por la atención que se brinda en el Hospital, tanto de parte de los médicos como enfermeras y mucamas. Entonces, nos ha pasado que hemos recibido contribuciones de personas que fueron muy bien atendidas y que a modo de agradecimiento nos hacen donaciones para el Hospital", resaltó.

"Para ninguno de los miembros de esta comisión significa una carga pesada hacer todo esto. Todo lo contrario. Lo hacemos con satisfacción. Siempre vamos a apoyar en todo lo que sea para lograr el bienestar general", señaló Galilea. 

Garcimuño, contador público, tuvo un paso como director administrativo del Hospital Pirovano. Fue en 2001. Luego, Roberto Molfese fue quien ocupó ese cargo y le propuso integrar la comisión. “Él pensó que me iba a complicar la vida, pero le estoy eternamente agradecido por haberme ofrecido eso. El grupo que hemos tenido en los últimos años ha sido muy estable. Lamentamos la pérdida de algunas personas que fueron muy importantes para nosotros por sus roles de asesores médicos". 

"Era un lujo trabajar con profesionales médicos que nos asesoraban, por ejemplo, Enrique Moreno, Hugo Cereijo y Próspero Mamagna. Hoy nos acompaña Gustavo Pérez Pieroni, que es nuestro guía cada vez que necesitamos hacer una consulta médica", sostuvo.