Lucas Carbajal (Foto: Fernando Catalano)

Claro, Reta y Orense

Lucas Carbajal es integrante de Angry Zeta

Tocando la washboard

01|03|20 12:33 hs.

Lucas Carbajal es tresarroyense pero hace 21 años que se fue a vivir a Buenos Aires. El arte lo trajo de regreso a su ciudad natal como integrante de la banda Angry Zeta, que volvió a presentarse en festival Reta Arte durante el lunes 24 de febrero. 


Primero participó de la edición Primavera en 2019, y recientemente lo hizo para Carnaval. Es parte de la banda desde hace dos años, cuando después de admirarlos por su estilo se les sumó. Y la banda lo incluyó como uno más de sus integrantes. 

“No quiero dejar de decir que en Angry Zeta me aceptaron de manera muy humilde. Son muy grosos como músicos y encontré en ellos un grupo de amigos nuevos, como si nos conociéramos de toda la vida”, dijo a La Voz del Pueblo. 

Contó que una vez en Buenos Aires comenzó a relacionarse con músicos e incluso a tener sus propias experiencias con la música y sus bandas. Siempre tocando la batería.



En el caso de Angry Zeta los veía tocando en la calle. Fue en 2017 que se subió a la experiencia de la banda que fusiona el punk y el country con instrumentación acústica. En el caso de Lucas, decidió ser parte de la banda pero incursionando con una wahsboard. Si, ni más ni menos que una tabla de lavar de chapa ‘tuneada’, al estilo norteamericano.

“Hace 100 años en los Estados Unidos -aunque también hay una escuela europea de esto- se forman las bandas con instrumentos improvisados. Esto se debía a que la población esclava no tenía acceso a instrumentos, entonces los improvisaba porque ya tenían el feeling para tocar”, contó el músico tresarroyense. 

“De ahí sale la washboard, con cucharas, escobillas, dedales o el fuentón dado vuelta con un palo y una soga tirando dos tonos, aunque sea, o los botellones a modo de tuba”, describió. 

Fue investigando este mundo -y sobre todo a Angry Zeta- que se decidió a comprar su ‘tabla de lavar” y para poder salir, como él dice, “de esa cosa cuadrada del punk en mi banda -que me gustaba- y meterme en esto donde tenés que tener más flow, más swing”. 

En su carrera como músico, Lucas llegó a Tres Arroyos para tocar con las bandas O’rondeman y Brote. Fue en La Casona, El Vagón de los Nadie y en el Festival Cherraicero. Pero también tuvo la experiencia durante 13 años, siendo stage de Las Manos de Filippi (creadores de Señor Cobranza). Todos esos años también los pasó como integrante de la agrupación Mamanis, un proyecto de cumbia de la misma banda.