Claro, Reta y Orense

Hoy a las 19

Reconocimiento en Reta al ingeniero Forés

17|01|20 09:40 hs.

Hoy, a las 19, el Museo y Fototeca Reta hará efectivo un reconocimiento en su sede al ingeniero Francisco Forés “por su labor investigativa (desde el año 1970) e impulsor del proyecto que derivada en la declaración de la albufera de Reta como de interés turístico municipal por decreto 3133 del año 2004 y posteriormente paisaje protegido por ordenanza municipal 6288 del año 2012”. 


El Museo y Fototeca Reta funciona en las instalaciones de la Biblioteca Un Mundo de Libros, en calle 35 y 42, y allí tendrá lugar el reconocimiento, al que se invita a la comunidad en general y todos aquellos visitantes que deseen compartir este momento con una persona que hace mucho por la localidad desinteresadamente. 



Las responsables de realizar este buen acto son Mónica Wagner y Deborah Bembibre, quienes tienen a cargo el Museo y Fototeca Reta, y fue Mónica quien recordó a La Voz del Pueblo que el ingeniero Forés “tiene su segunda residencia en Reta”, donde llegó por primera vez “en el año ’70 y recorriendo le llamó la atención las características de la zona de lo que hoy conocemos como la albufera, por lo que comenzó a hacer investigaciones y le termina pareciendo que era una albufera”, motivo por el cual “avanza con las investigaciones, se hacen estudios del agua y constatan que es dulce mezclada salada, estudian los movimientos de entrada y salida del mar, toda la fauna y la avifauna y se determina que tiene características de una albufera”.

Tras ello y en ese contexto, Forés “comienza a hablar del caso con otras personas que lo apoyan en su tarea y en 2004 la Municipalidad emite un decreto que declara el lugar de interés turístico, y en la continuidad del trabajo se logra que el Concejo Deliberante en 2012 mediante ordenanza municipal lo declara paisaje protegido”, cuenta Mónica. 

No todo queda allí para el investigador y quienes lo acompañaban, sino que continuó las gestiones para lograr que el lugar sea reconocido como albufera a nivel provincial, que todavía está pendiente. 

Mónica hace alusión a que igualmente “hay discrepancias por las características del lugar y su denominación, pero lo que no se puede negar es la riqueza que contiene en cuanto a la avifauna y que se trata de un ecosistema que debemos cuidar”, y por otro lado “la importancia que ha tomado para Reta la albufera, como que es uno de los pilares de la promoción turística” de la localidad. 

Por todo los descripto en cuanto a la tarea de tantos años del ingeniero Forés, “estamos haciendo este reconocimiento, entregándole una placa, porque siendo un vecino más, que ese lugar no está en su propiedad ni tiene ninguna participación política ni de su interés a ningún nivel, sino que trata de preservar la albufera para Reta, los visitantes, las generaciones futuras y para el estudio sin ningún tipo de rédito personal”, apuntó Mónica. 

Y recuerda que uno de los compromisos del municipio es desviar el camino de acceso a la playa que va costeando la albufera como una medida de protección del lugar, construir un mirador para la observación de aves y el paisaje.

El trabajo y las investigaciones desinteresadas de muchos años del ingeniero Forés hoy tendrá un merecido reconocimiento, y que espera porque algún Gobierno provincial o en su caso la Legislatura bonaerense se ocupe definitivamente del tema y tenga como cierre de tamaña tarea investigativa la denominación correspondiente y la protección necesaria como un área de gran valor natural.