El entrenador de Blanco y Negro, en diálogo con Jorge López de Ipiña. foto gentileza Nuevo Día

Deportes

DT del Blanco y Negro campeón

Fernando Rosanova: “La coronación del trabajo”

24|12|19 11:20 hs.

Fernando Rosanova llegó a Blanco y Negro el año pasado y su primer objetivo fue rearmar el plantel superior de la entidad suarense. Hoy, con dos temporadas sobre sus hombros en el club, sustentado en un fuerte respaldo dirigencial y potenciado por un gran trabajo de un plantel de alta calidad, Rosanova le devolvió “al Negro” la posibilidad de verse cara a cara con un título oficial. 


Inmerso en una gran y emotiva celebración, el director técnico tuvo la grandeza de regalarnos unos minutos para hablar de esta tremenda consagración. “Es la coronación de dos años de trabajo; y sí, a esta gente le pudimos dar la posibilidad que armen y disfruten esta gran fiesta. Y si vamos a los resultados, se fue viendo el crecimiento del grupo; en algún momento fuimos segundos, en otro terceros, y ahora se nos dio el campeonato. Pero por sobre todo estoy feliz con el grupo humano que estamos formando, con el apoyo dirigencial, con el acompañamiento de toda la gente; creo que cuando todos los estamentos empiezan a empujar como se está haciendo acá, se pueden logran buenas cosas. Y esta es una de ellas…”, afirmó. 

Todo lo conseguido tiene un patrón: el trabajo. “Totalmente, es la pauta número uno. Mucho se habló que estábamos formando un equipo con mucha gente de afuera; que armábamos una primera cuando había pocos jugadores, hubo chicos foráneos que llegaron siendo muy jóvenes y hoy están afianzados, son parte hasta de la ciudad; también está el crecimiento de los chicos del club, como Weimann que juega 25’ en un Provincial, y todas esas pautas se logran a partir del trabajo y de contar con chicos comprometidos como lo están estos”, reconoció el DT. 

Rosanova fue armando un equipo a su gusto; siempre fue creciendo hasta llegar a la etapa de definiciones en un alto nivel. “En este último mes y medio, con tantos juegos, conseguimos una gran segunda fase en el Provincial que nos permitió alcanzar nuestro objetivo que era estar entre los 3 primeros, ganarle a Deportivo Sarmiento una final mano a mano después de tantos años no es poca cosa, y vencerlos otra vez en un playoffs de semifinales, y ahora a Costa Sud en la final, que es un equipo muy intenso, re contra guerrero, que Raúl (Bianco) lo hace jugar muy bien y que a esta altura del año nos complicaba muchísimo; pero creo que llegamos muy sólidos con nuestro juego y convencidos de lo que queríamos lograr y gracias a Dios hoy estamos todos festejando”, agradeció. 

En esta serie, y más allá de la exigencia que le generó Costa Sud y los momentos de sobresaltos que les ocasionó, siempre se tuvo la sensación que el equipo de Rosanova tenía algo más para dar. “Una de las claves de este equipo es que siempre aparece alguien, que nace un nuevo recurso; por ahí los chicos están cansados de escuchar la palabra de crecer en lo colectivo, de explotar todas las piezas en todo momento, incluido los juveniles. A partir de ahí nace la clave para ir desgastando a los rivales”, analizó con razón. 

Se habla mucho de este título Oficial, pero la otra consagración fue haberle vuelto a ganar a Sarmiento. “Te cuento una infidencia; cuando llegué hace dos años, una de las cosas fue decir tratemos de no perder más clásicos, de ser más decorosos. Hoy, terminar la temporada habiendo ganado 6 clásicos de 9; de imponernos en una final, de triunfar en el cruce de playoffs, se vive muy fuerte todo. Tenemos un equipo joven y en ese choque de semifinales se vivió un stress y un cansancio muy grande; era un gran desafío del club y hoy lo estamos logrando, pero construyendo el proyecto a partir de Blanco y Negro, no de mirar al otro”, valoró con respeto. 

Este es el segundo torneo Oficial de Rosanova en la ATB. “Sí, Oficiales dos, aunque con Monte conseguimos otro más. Pero nosotros somos presos de los jugadores, del grupo de trabajo que haya. Estoy realmente muy feliz por todos ellos. Ahora a disfrutarlo, pensar en descansar una semana o 10 días, y después meternos en la segunda ronda del Provincial que será muy dura”, reconoció. 

Rosanova desea “continuar el proyecto; en Blanco y Negro me siento muy bien; estoy muy feliz acá, muy contento”, destacó antes de agradecerle “a toda mi familia de Buenos Aires que me sigue y me apoya a la distancia; no suelo mandar esos saludos pero hoy lo amerita” dijo el técnico campeón, un joven conectado cien por ciento con el básquet y la conducción, muchas veces injustamente castigado por vivir el básquet de manera muy sanguínea y pasional.