La Ciudad

.

Nahuel Borcano: el primer donante tresarroyense de médula ósea

19|11|19 17:30 hs.

Nahuel Borcano, de 39 años, se convirtió el primer donante efectivo de médula ósea de nuestra ciudad. A muy poco tiempo de cumplirse 5 años de la primera toma de nuestra para el registro mundial de médula ósea, luego de la inauguración del Centro de Captación de donantes, que ya cuenta con 650 muestras enviadas para su procesamiento a Incucai. 


Durante la mañana de hoy, Nahuel fue recibido por el Intendente Municipal Carlos Sánchez, para dialogar sobre su experiencia, que fue tan importante para preservar la vida de otra persona en otro lado del mundo. Compartieron el encuentro la Secretaria de Prevención y Salud, Dra. Isabel Tarchinale, profesionales del equipo técnico del Servicio de Hemoterapia del Centro de Salud, la docente Ana Laura Bustos y Guillermo Jaime, de Tres Arroyos doná Médula. El intendente hizo entrega de un presente al Sr. Nahuel Borcano y la Secretaria de Prevención y Salud de una mención a Tres Arroyos Doná Médula y al Colegio Hogar San José por la tarea que desempeñan. 



La decisión de dar vida 
Nahuel y su esposa tenían inquietudes respecto de la temática, y deciden inscribirse para donar. Al momento de realizar la extracción, su esposa estaba embarazada, por lo cual solo él hizo efectiva la extracción de la muestra en el Servicio de Hemoterapia del Centro Municipal de Salud. 

Aproximadamente 3 años después de realizada la extracción, es contactado por Incucai, para informarle que había una posible compatibilidad. Realiza una nueva extracción para obtener una alta definición que solicito el laboratorio del país donde se realizaría luego la donación. Luego de dos meses, se confirma la compatibilidad. 

Cómo se hace efectiva la donación 
A partir de allí, lo convoca Incucai, para viajar a realizarse un prequirúrgico convencional. A su llegada a Capital Federal, se encuentra con un referente que lo acompaña en todo momento y con todas las necesidades de hotel y traslados resueltos por Incucai. Cuenta como anécdota que su acompañante de incucai es de nuestra ciudad, y que se hacen cargo hasta de los gastos mínimos que puede ocasionar el acto de concurrir a donar, como por ejemplo la cochera. 

Cinco días antes de realizar la donación se coloca 5 inyecciones. En su caso, la aplicación la realizó en su casa con una enfermera de nuestra ciudad. 

Luego de su experiencia, Nahuel cuenta “que es un proceso muy sencillo, muy cuidado desde el Incucai, y es casi como una donación de sangre normal. Sólo te lleva un poco más de tiempo. El procedimiento que se realiza para la donación se llama por aféresis. “Estas conectado a una máquina, que va realizando la extracción y el filtrado de la sangre. Estás con los brazos extendidos y podés estar acompañado, charlando, y mirando televisión. No te duermen ni sentís absolutamente nada. Es tan simple que, al salir del Hospital Alemán, fuimos a caminar por Buenos Aires. Recién regresamos al hotel por la noche”. Algo para destacar es que desde Incucai está todo coordinado, no te genera ningún tipo de gastos y estás permanentemente acompañado y contenido. 

Vidas que se entrelazan 
“Hay que animarse”, cuenta Nahuel. “Yo viví la experiencia desde ambos lados, desde la persona que necesita recibir la donación. Ya que un año antes mi mejor amigo, fue receptor de médula ósea de un donante europeo. Yo me había inscripto varios años antes de esta situación, por lo que es increíble para nosotros que tiempo después se me diera la posibilidad de vivir este proceso desde la persona que tiene la oportunidad de dar. A partir de saber lo que sufre una persona que necesita, me fortaleció muchísimo, en este proceso de dar. Ni se me ocurrió arrepentirme, a pesar de que todo el tiempo hasta que llega el momento, desde Incucai te preguntan en varias oportunidades si uno desea seguir adelante. Es realmente dar vida a otra persona, en otro lugar del mundo. Hay que animarse. Los invito a inscribirse como posibles donantes de medula. El procedimiento es una pavada. Lo que no es una pavada es salvar una vida y lo podemos hacer desde Tres Arroyos, desde el Hospital Pirovano. Desde acá, se inicia el proceso para que nuestra sangre pueda salvar a otra persona en cualquier parte del mundo. A mí la vida me dio la oportunidad.” 



Donación de sangre para el registro de medula ósea.
Todos podemos hacer algo: desde niños 
La docente Ana Laura Bustos de sala de 5 años de educación inicial del colegio Hogar San José, realizó un proyecto de concientización sobre la donación de sangre para el registro mundial de medula ósea, a partir de la inquietud de los compañeritos de Dante, niño que se encuentra en lista de espera como receptor de medula ósea. 

Con el objetivo de promover actitudes de solidaridad, cuidado de los otros y de sí mismos. La docente sostiene que los niños deben conocer para entender y concientizar. En este sentido los niños inician diferentes actividades, como investigar los distintos dispositivos de promoción de medula ósea existentes en la comunidad, como lo son Tres Arroyos Doná Medula y el Club de los peladitos, y también realizaron un análisis institucional en el Servicio de Hemoterapia del Centro Municipal de Salud. En la tarea de los niños se evidenció compromiso, responsabilidad, y el pensar en el otro y qué acciones deben realizar para resolver un interrogante. 

Los alumnos de sala de 5 años, charlaron con los papás, familiares y docentes; lograron que decidan donar sangre para ser inscriptos en el registro de Incucai, realizaron folletos informativos y culminaron la actividad, tomando contacto con la comunidad mediante la entrega de los mismos y de sus capas de valientes, en un stand de promoción compartido con Tres Arroyos Doná Medula en el Paseo Español. El proyecto fue ganador de la feria de ciencias local y presentado en la instancia Provincial en la ciudad de Laprida. 

Acciones desde Claromecó 
Los alumnos de segundo año del instituto secundario de Claromecó, a cargo de la Profesora Victoria Lasa y la preceptora Francisca Sánchez, realizaron el pasado 9 de septiembre, como proyecto formativo, en conjunto con el Servicio de Hemoterapia del Centro de Salud, una colecta de sangre para el registro de médula ósea, para todos los habitantes de Claromecó. Este proyecto participó del concurso “Día del Estudiante Secundario” del Ministerio de Educación, a través de un video de concientización que realizaron los mismos alumnos. Estas acciones marcan que todos podemos implementar acciones tendientes a salvar la vida de otras personas; independientemente de nuestra edad y las acciones y estrategias que se implementen para lograrlo.

Además compartieron el encuentro la Secretaria de Prevención y Salud, Dra. Isabel Tarchinale, profesionales del equipo técnico del Servicio de Hemoterapia del Centro de Salud, la docente Ana Laura Bustos y Tres Arroyos dona Medula. El intendente hizo entrega de un presente al Sr. Nahuel Borcano y la Secretaria de Prevención y Salud de una mención a Tres Arroyos Dona Medula y al Colegio Hogar San Jose por la tarea que desempeñan. 

Todos podemos salvar una vida, no es un slogan en nuestro distrito es una realidad que se aborda desde distintos sectores, ámbitos y dispositivos. Es una realidad que llevamos a cabo a diario, siempre con el trabajo y acompañamiento del servicio de hemoterapia del Centro Municipal de Salud y del dispositivo de concientización Tres Arroyos Dona Medula.