Sociales

Sábado 19 a las 21.30

Desafíos: una década que merece ser celebrada

14|10|19 12:58 hs.

El grupo Desafíos cumplió diez años de actividad y por este motivo, el sábado 19 va a llevar a cabo un encuentro en el Club Independiente, ubicado en Gomila 750. Matías Martínez y Christian Lagrecca impulsaron este espacio de expresión, que se originó con el canto y el teatro, para luego sumar muchas otras disciplinas. Desde hace dos meses, se encuentran en Estrada 666, una sede amplia donde desarrollan muchas actividades (canto, zumba, funcional, teatro, teatro infantil, aero local, aerostep, crossfit, fitness, entre otras). 


Lagrecca dijo a LA VOZ DEL PUEBLO que “para nosotros es emotivo, en el sentido de cómo llegamos. Si bien Matías es de acá y nos conocimos en Buenos Aires, el trabajando con Pepe Cibrián y yo con una compañía de teatro independiente, cuando vinimos a Tres Arroyos fue durísimo. No tanto para él, que enseguida consiguió trabajo, pero en mi caso estuve casi dos años desempleado”. 


Christian Lagrecca y Matías Martínez


Nació en Luján, donde se encuentra su familia. Recordó que cuando empezó a buscar una ocupación laboral en nuestra ciudad, “en una empresa de seguridad me dijeron sacá todo lo que tenés en el currículum y pone que trabajaste en un quiosco, sino no vas a conseguir trabajo”. 

Señaló también que en tales circunstancias, “hubo un momento en el que me enfermé mal por el estrés y todo lo que conlleva esta situación. Para mí el trabajo significa porque te da independencia”.

Finalmente, pudo ingresar a un empleo, mientras que poco después “Matías fue despedido por su condición sexual”. Subrayó, como un aspecto central, que “no hay nada que ocultar. Cuando uno se muestra tal cual es, a las personas les quedan dos opciones: aceptarte o después el problema deja de ser de uno, es del otro”. 

Por entonces, vecinos que los conocieron, personas cercanas, les recomendaron dar talleres. “En principio, pensamos que no estábamos formados todavía. Conocimos a un integrante del Sindicato de Trabajadores Municipales, en ese tiempo estaba Carlos Otero, tuvimos una reunión, le dijimos lo que podíamos ofrecer y a la semana siguiente comenzamos con Desafíos, fue el nacimiento del grupo”. 

Cuando finalizó el mandato de Otero, en el gremio les solicitaron el espacio; “necesitaban lugar para darle otro destino, querían utilizarlo para municipales que vienen de visita a la ciudad, para que tengan donde permanecer durante el día”. 

Luego estuvieron en el Viejo Quilmes, sobre lo cual comentó que luego de un tiempo, con un incremento en la convocatoria, “me dijeron que hiciera una obra con un movimiento político actual, les dije que no y di mi punto de vista. La respuesta fue ‘no me servís’, nos tuvimos que ir”. 

Posteriormente, ante la imposibilidad un lugar, acondicionaron una sala amplia de la casa donde viven. “Había mucha predisposición de los alumnos y alumnas, lo que nos mantuvo en pie”, destacó.

La etapa siguiente fue en un local de calle Alsina, donde se encontraba el PRO. Sostuvo que “estaba ploteado y había gente que, como había un cartel en la puerta, no quería ir”. 


Desde hace dos meses, Desafíos se encuentra en Estrada 666


Conocieron a María José Di Marco, la señora de Eduardo Forte, quien los invitó al gimnasio La Pirámide. Cristian Lagrecca comentó que “Matías ya había empezado con las clases de fitness. Eduardo Forte preparó la sala de arriba, con machimbre y madera, para utilizarla en teatro y canto, mientras que abajo se podía dar fitness, Matías siguió perfeccionándose e inició el profesorado de zumba. Fuimos incorporando disciplinas y yo empecé a estudiar profesorado de teatro en Necochea”. 

El nombre pasó a ser durante cinco años La Pirámide Desafíos. Partieron hace poco con la finalidad de independizarse, pero dejó en claro que allí compartieron “una parte buena de nuestra historia en la ciudad”. 

En las vacaciones de invierno tenían previsto irse de viaje, pero surgió la oportunidad de trasladar Desafíos al local de Estrada 666, donde en el pasado funcionó Centauro Amoblamientos. “En los últimos años empezamos a ser más reconocidos, también a través de las redes sociales. Hemos trabajado en Carlos Paz, donde estuvimos todo el verano pasado, en La Rioja y en Luján que es mi tierra”. 

En forma casual pasaron por Estrada 666, “antes del receso invernal. Pensamos que iba a ser imposible. Pero llamamos, uno de los dueños vive enfrente de casa, nos conocía, y Mónica Giuliani fue compañera mía durante cinco años en la Escuela 1. Explicamos que tenemos aval, recibo de sueldo, no garantía propietaria, se dio así. La respuesta fue ‘¿cuándo quieren empezar? Arreglamos y antes de hacer los contratos ya comenzamos a remodelar todo”. El descanso y las vacaciones debieron esperar.

A festejar 
El sábado próximo, será una jornada para compartir la alegría por los diez años. Tiempo en el que, además, se llevaron adelante iniciativas solidarias y un trabajo junto a instituciones. 

“La idea es convocar a los que fueron parte, a los que están hoy y a sus familias que los apoyan. Siempre le dimos suma importancia a la motivación”, valoró. 

Los alumnos van a hacer demostraciones, muestras de baile, canto, teatro. “Será un recorrido por estos diez años y la posibilidad de reencontrarse. Hemos tenido vaivenes, dificultades, pero pudimos superarlos y generar el primer centro cultural privado. Contamos con muchos proyectos para el año que viene”, concluyó. 

Quienes quieran contactarse con el grupo, pueden ingresar en Facebook a Desafíos Espacio Artístico Integral.