La Ciudad

.

“El mercado inmobiliario está frenado”

11|10|19 11:54 hs.

El sector inmobiliario es uno de los más afectados por la crisis económica que atraviesa la Argentina. Por eso los martilleros públicos poco tienen para celebrar en su día. Por eso, después de aclarar que “son muchas las fuentes de trabajo afectadas porque abarca varios rubros”, Nicolás Jensen indica que “gane quien gane las elecciones, tendrá que reactivar el sector”.


- ¿Desde cuándo empezó el parate en la actividad? 
- La merma empezó el año pasado, con la primera devaluación de mayo. Y hoy en lo que es venta está más que tranquilo. En lo que es campos hay algo de movimiento, hay consultas, porque la renta del campo y el recupero de la plata, como viene atado en dólares, es más segura la inversión. Entonces hay más movimiento para el inversor. Lo que son propiedades, no. Pero en general, el mercado inmobiliario está frenado. 

- ¿No se hace ningún negocio? 
- Está la oportunidad, el que vende, podría decirse barato, esas ventas son las que se dan. Pero después no se dan los negocios habituales. Hay muy pocas ventas, casos puntuales. Es algo lógico porque el inversor grande que tiene la plata guardada busca un recupero que hoy no existe. Hoy los alquileres siguen estando al mismo valor que el año pasado, no los podés aumentar porque la gente se va porque no los puede pagar. Entonces, el que tiene para invertir no lo hace, espera. Y el inversor chico, que dice, “la aseguro en ladrillos”, está lejano para lo que están las propiedades hoy, que entiendo que tienen que bajar. 

- ¿En este escenario cuál es la estrategia para que la actividad sea viable? 
- Yo ando mucho, puedo mantenerme porque tengo una estructura chica. La estrategia es salir a buscar el negocio, moverte, estar atrás del cliente, tratar de buscarle el negocio, de darle el negocio armado. Y después, esperar que pase el momento. Porque tampoco hay mucha magia para hacer. 

- ¿Cómo ves el corto plazo? 
- Yo entiendo que asuma quien asuma en diciembre, del color político que sea, tiene que reactivar el mercado inmobiliario. No solamente influye en el negocio del martillero, sino que es la construcción, la mano de obra, la cantidad de fuente de trabajo que da el rubro. Yo administro fideicomisos, que es un poco el movimiento que seguimos teniendo, tenemos el loteo de El Alba, que lo administramos nosotros. Tenemos dos fideicomisos más de departamentos, seguimos construyendo, no hemos frenado. Lo que sí está frenada es la venta. 

- ¿Te dedicás a algún rubro en particular? 
- Me dedico mucho a lo que son fondos de comercio y lo que es campo. El fuerte mío es el campo. Arrendamiento y ventas. Y es a lo que trato de guiar mi actividad. Lógicamente, lo que es campo te trae aparejado clientes que tienen propiedades. Tengo una especialización en lo que son tasaciones de campos, mi idea era focalizarme en eso. Pero cuando arranqué justo agarré la época de los créditos hipotecarios, y me llevó el mismo negocio a tomar muchas propiedades a la venta.