La Ciudad

Isabel Tarchinale y Javier Pizarro

Autoridades de salud repudiaron la agresión al doctor Bruno

26|09|19 17:46 hs.

La secretaria de Prevención y Salud Isabel Tarchinale y el director técnico del Centro Municipal de Salud Javier Pizarro repudiaron la agresión que sufrió en forma reciente el doctor Ricardo Bruno, un hecho que fue denunciado por médicos del Hospital Pirovano. 


En diálogo con la prensa, la funcionaria dijo que “no es la primera vez que sucede” un episodio de esas características en el Hospital, al tiempo que indicó que son situaciones que se registran en otros nosocomios. “Es algo que sucede en todos los hospitales y lugares de atención médica del país”, dijo la secretaria de Prevención y Salud modo de introducción. 

Puntualmente, se refirió a la situación que se dio en forma reciente, y que tuvo como protagonista al doctor Ricardo Bruno, quien, supuestamente, fue agredido por familiar de una paciente internada en el Pirovano. “Nada justifica esta nivel de violencia. El doctor Bruno se estaba ocupando de la paciente”, dijo.

“Fue una situación de suma violencia, ya que además de pegarle una trompada en la cabeza que lo tiró al piso, esta persona lo pateó estando ya en el suelo”, expresó. Entre sus apreciaciones, la funcionaria manifestó: “Venimos trabajando con el aumento de la violencia desde hace tiempo y en principio hemos resuelto que el acceso al Hospital, que es muy amplio y hoy se puede hacer por varios lugares que permanecen abiertos, se unifique en la puerta principal”. 

“Además -agregó- planificamos la instalación de varias cámaras de seguridad en distintos sectores, para lo que habrá que resolver algunas cuestiones técnicas que tienen que ver con la capacidad del centro de cómputos, pero lo haremos según un mapeo de riesgo ya elaborado”.

Seguridad 
Tarchinale, en tanto, sostuvo que el servicio de seguridad privada que había en el Centro Municipal de Salud “era muy onerosa” y se buscó “darle prioridad a otras necesidades del Hospital”. 

A su vez, hizo alusión a un convenio que el Centro de Salud tiene con la Policía que vigilaba la Guardia y el área de Pediatría a cambio de comida para los detenidos. “Es algo que nosotros seguimos brindando pero la Policía no está cumpliendo con su parte por una cuestión que depende de la Provincia, que incluso también debería considerar hacerse responsable de la alimentación de los detenidos”. 

Por su parte, Pizarro señaló que “la Policía Comunal ya no depende del intendente sino de la Jefatura en Bahía Blanca, y a su vez la cuestión de que haya policía permanente en el Hospital, o por lo menos por la noche, depende de la voluntad política de la Provincia. Vienen cuando el jefe los deja”.