Policiales

En Villa Ballester, partido de San Martín

Lo confundieron con ladrón y lo mataron tras perseguirlo en cuatro autos

04|09|19 17:33 hs.

Un hombre fue asesinado por vecinos que lo confundieron con un ladrón que días atrás había intentado entrar a la casa de uno de ellos, y por el caso hay un detenido, aunque la familia pide a la Justicia que también encarcele al resto de los agresores. 


El hecho ocurrió el sábado a la medianoche en la localidad de Villa Ballester, partido de San Martín, cuando la víctima, identificada como Jonatan Sagardoy, llegaba a su casa junto a otros dos amigos. Según los testigos, cuando el hombre detuvo su camioneta fue rodeado por otros cuatro autos, de los que se bajaron los agresores. 

De acuerdo al testimonio del cuñado de la víctima, uno de los sujetos se acercó a la ventanilla del acompañante y le dio un disparo que ingresó por la axila izquierda, hiriéndolo mortalmente. 

Sagardoy fue trasladado al Hospital Castex de San Martín, donde fue sometido a una cirugía y se determinó que el proyectil calibre 22 con el que lo hirieron le había causado un gran daño interno y terminó alojado en la ingle. Tras dos días de agonía, Sagardoy falleció el lunes por la tarde y la causa fue caratulada como un "homicidio agravado por el uso de arma de fuego". 

"Eran ocho los tipos que lo venían persiguiendo. Dos se bajaron y fueron a increparlo. El que tenía el arma se acercó por el lado del acompañante de la camioneta de Jony, que tenía la ventanilla baja, y sin mediar palabra le pegó un tiro que le ingresó por la axila derecha", dijo Oscar Olivieri, cuñado de la víctima. 

Según el testigo, en ese momento su cuñado aceleró, pero el tirador efectuó un segundo disparo que entró por la luneta trasera e hirió en un hombro al amigo que estaba en el asiento trasero del vehículo.

Al parecer, los atacantes confundieron a Sagardoy con un ladrón que días atrás había intentado entrar a robar a la casa de una de ellas. La víctima, que estaba casado y tenía una hija, trabajaba desde hacía diez años en el sector de carpintería de la cadena de "Easy" y no tenía ningún tipo de antecedente penal. 

"Nos enteráramos que entre los que cometieron el hecho había un conocido de Jony. Cuando los familiares y amigos empezamos a contar por redes sociales lo que había sucedido, este muchacho se comunicó con nosotros y nos contó llorando lo que había pasado, que se habían equivocado de persona", explicó Olivieri. 

Según relató, la víctima del robo, ocurrida hace 15 días, creyó reconocer a la camioneta de Sagardoy como la que participó en el hecho. Pese a que el tirador está detenido, Olivieri pidió la cárcel para todos los que participaron del hecho. "Queremos a todos presos. Todos fueron responsables de este asesinato", dijo al respecto. (DIB) JG