La Ciudad

La Revolución del Dar

Un viaje de ida y vuelta

09|06|19 09:59 hs.

Siempre con ganas de ayudar y ser solidario con el que la está pasando mal, desde hace varios meses Jorge González buscaba la manera de impulsar una acción que pudiera generar una ayuda con cierta continuidad en el tiempo. 


Así decidió reflotar una idea que puso en práctica allá por 2010 y le dio resultado: ofrecer la posibilidad de ganarte un viaje a cambio de un alimento no perecedero que entregará Cáritas Nuestra Señora de Luján a los más necesitados. “Se me ocurrió llamar a la campaña la ‘Revolución del dar’, y es básicamente ofrecer un viaje y convertirlo en un pan, y ese pan dividirlo en un montón de pedazos”, cuenta Jorge sobre su nuevo proyecto solidario, porque es un vecino que desde hace muchos años viene llevando a cabo acciones para ayudar a los que peor la pasan. 

Esta vez el disparador fue la dificultad que Cáritas tenía para conseguir leche y alimentos para completar los bolsones que entrega todos los meses a los vecinos más necesitados. “Yo pensé que si todos los vecinos donaran un litro de leche o un alimento posiblemente ningún chico pasaría hambre. Entonces, si bien eso es muy difícil de alcanzar, sí se puede hacer una buena campaña de alimentos para conseguir aunque sea paliar la necesidad de algunos. Y un viaje me pareció como algo que iba a motivar a la gente”, explica. 

“La sensación de darle algo a aquel que lo necesita es maravillosa. A mí es lo que me hace feliz, más aún si el que recibe es un chico. Y me gustaría que otros experimenten lo mismo que yo”



Marta Moyano, directora de Cáritas Nuestra Señora de Luján, junto a Jorge González. Desde hace muchos años trabajan en sociedad para beneficio de los que menos tienen


Así fue que, tal como ocurrió en 2010, golpeó la puerta de Venecia Viajes y consiguió la “zanahoria” para tentar a los vecinos: “Me donaron un viaje a Merlo o Villa Carlos Paz, abierto, es decir, que el que gana el sorteo elige a qué destino de esos dos ir y cuándo concretarlo”.

A partir del sábado, en la puerta de los supermercados de la ciudad un voluntario de Cáritas estará con una urna para darle la posibilidad al vecino que tiene ganas de colaborar. A cambio de un alimento no perecedero recibirá un bono que luego de ser completado con sus datos se depositará en la caja y participará a fin de año del sorteo por el viaje. 

En principio, la campaña se realizará dos sábados por mes. “Vamos a intentar explicarle la campaña a la gente antes de que ingrese al súper así puede elegir ayudar. Sería un viaje por un alimento, es simple la consigna”, contó con entusiasmo el ex policía.


Marta Moyano, directora de Cáritas Nuestra Señora de Luján, junto a Jorge González. Desde hace muchos años trabajan en sociedad para beneficio de los que menos tienen


Sembrar conciencia 
La campaña tiene otro objetivo, el de educar y generar conciencia en los más chicos. Por eso, Jorge pedirá permiso en las escuelas para ir salón por salón ofreciendo los bonos a cambio de alimentos y explicándoles a los alumnos el valor de ayudar. “Yo apunto a contagiar a las familias, pero sobre todo me gustaría hacerles entender a los chicos el verdadero fin de la idea. Que no se queden con la posibilidad de ganar un viaje, sino que entiendan lo importante que es para quien lo recibe el alimento que están donando. Que sepan que ese paquete de fideos o de arroz es más importante que el viaje que ellos se puedan llegar a ganar”, cuenta. 

Como la idea es “sembrar conciencia”, Jorge aclaró que en el caso de las donaciones que hagan los chicos en sus escuelas, serán ellos mismos quienes definan a qué institución entregar los alimentos. “Ese es otro lindo trabajo, que ellos digan que se lo quieren entregar a determinado comedor, o a tal o cual hogar. Yo en ese caso me comunico con la entidad elegida para realizar la entrega”, aclaró González, que pone especial énfasis en explicar que nada pasa por sus manos, sino que serán los integrantes de Cáritas los encargados de juntar la mercadería. 

Hay algo más que busca compartir Jorge en esta nueva acción: “La sensación de darle algo a aquel que lo necesita es maravillosa. A mí es lo que me hace feliz, más aún si el que recibe es un chico. Y me gustaría que otros experimenten lo mismo que yo”. 

El solidario vecino tiene claro que “hay gente que al no haber vivido necesidades, no sabe el enorme valor que tiene para aquel que está necesitando una ayuda, recibirla”. 

Pero insiste en la recompensa espiritual que recibe el que brinda esa ayuda: “Te hace bien dar. Yo lo necesito para mi salud”.  

           ---------------------------------------------------------------------------------------------------------

La demonización de los pobres
“A mí me lastima cuando en las redes sociales, que se usan tanto hoy en día, se busca demonizar a los pobres, y escriben que no es que falte trabajo sino que sobran vagos”, se lamenta Jorge González.


Jorge junto a los chicos del barrio Ranchos en una de las tantas actividades que organiza para brindar contención


“O cuando dan entender que eligieron ser pobres, que no salen de la pobreza porque no se lo proponen. Y más me duele que quien lo comparte o le tira un ‘me gusta’ sea gente que sabe muy bien lo que es la pobreza, y sabe que no todos tienen la posibilidad de salir. Algunos tuvimos la suerte de progresar, pero no todos la tienen, y no por vagos”, agregó. 

En una especie de catarsis que le surgió en forma espontánea, Jorge continúa con su monólogo cargado de emotividad y que apunta a reivindicar a muchos de sus vecinos del barrio, a quienes conoce muy bien porque reside en los Ranchos hace décadas. 

“Es verdad que existen vagos. Hay gente que lamentablemente perdió la cultura del trabajo y vive del delito. Pero te puedo asegurar que en el barrio Ranchos hay muchísima gente que todas las mañanas sale a buscar una changa, es gente que quiere trabajar, y que usa el ‘plan’ porque lo necesita para comer. Y muchos les dicen ‘planeros’ en forma despectiva. Y eso también me lastima”.  

          --------------------------------------------------------------------------------------------------

Continúa la Colecta Anual de Cáritas 
Continuará en la jornada de hoy la colecta anual de Cáritas que en esta oportunidad tiene el lema “Compartir transforma vidas”. 



Marta Moyano, directora de Cáritas Parroquia Nuestra Señora de Luján explicó que los voluntarios que recorrerán las calles visitando casa por casa estarán debidamente identificados como integrantes de Cáritas. “Eso siempre lo aclaramos para que no haya problemas ni gente que se aproveche. No hay que darle a cualquiera, el voluntario de Cáritas tendrá su nombre y DNI en la alcancía y además llevará un prendedor que lo identifica”, indicó

“Todo nos sirve, y en cuanto al dinero, es bien recibido lo que puede poner cada uno. Pero en este momento tan complicado más que el dinero nos ayudaría mucho que la gente entregue alimentos y ropa. Porque han aumentado tanto las cosas que muchas familias no saben cómo van llegar al final del día”, explicó. 

Marta contó que la Colecta Anual de Cáritas, que tiene difusión nacional, espera que sirva para generar conciencia: “Esperamos que la gente de cuenta que hay muchos niños que necesitan alimentos y ropa de abrigo, más ahora que está llegando un invierno crudo”.