La Ciudad

InfoSalud

Energías que complementan

08|06|19 11:55 hs.

El Centro Municipal de Salud cuenta desde el jueves 6 con un nuevo servicio voluntario de reiki. Está destinado a pacientes internados o con externación en los últimos seis meses y sus familias. Es de carácter gratuito y consta de 4 sesiones por paciente y en caso de permanecer en sala de internación, el reikista concurre a la habitación, previa autorización firmada por el paciente. 


Además a partir del jueves 13 de junio los voluntarios brindarán reiki al personal de salud; por ser una dedicación de alto impacto en la subjetividad y que requiere de estrategias específicas de abordaje para brindar mejores cuidados. Tanto para los reikistas, los pacientes y el personal de salud, se solicita inscripción previa en www.centrodesalud.com.ar.

La voz de los reikistas 
El trabajo desinteresado para y por el otro no es una utopía en nuestra ciudad. Así lo demuestra el proyecto de creación del voluntariado de reiki para pacientes, familias y personal del Centro Municipal de Salud de Tres Arroyos presentado por David Galdame y Raquel Manterola, y que fue acompañado por casi medio centenar de reikistas que se sumaron en este gesto tan valioso como desinteresado. 

El jueves 30 el área de consultorios externos se fue colmando de a poco de una energía alegre y tranquila; mientras David y Raquel explicaban los alcances del trabajo a realizar y las particularidades que presenta una institución de salud; como lo es él Hospital Pirovano que les abrió sus puertas. 

Todos llegaron agradecidos por la oportunidad de dar su energía. En virtud de que la OMS apoya el uso de las medicinas tradicionales y alternativas (cuando han demostrado su utilidad para el paciente y representan un riesgo mínimo), y considerando que el reiki es un método no invasivo, que se basa en un proceso de circulación de energía benéfica, y que contribuye al bienestar del paciente, se inicia este vountariado que fue presentado y coordinado por Raquel Manterola, bioquímica y por el enfermero profesional David Galdame, 

Los voluntarios consideran importante destacar la diferencia entre curar, que según la RAE, “es aplicar los remedios o el tratamiento oportuno a un enfermo o…” Y muy por el contrario “sanar que es contribuir a que una persona recobre la salud alterada por bloqueos energéticos o desordenes funcionales”. En la primera jornada de encuentro charlamos con algunos de ellos, quienes desde las múltiples profesiones e historias de vida, se unen en este proyecto.   

Capacidad de dar 
David desempeñó tareas en los servicios de cirugía y clínica médica del Centro de Salud como enfermero y siempre pensando en el bienestar del paciente. Comenzó con la búsqueda de alternativas que complementen los tratamientos ofrecidos por la medicina para mejorar la calidad de vida de los pacientes. 

Similares son las motivaciones de Raquel. Bioquímica y habituada al contexto hospitalario y con una formación eminentemente científica, decide realizar su aporte al bienestar de quienes padecen una dolencia. Su formación en reiki data del año 2014, cuando cursó el nivel inicial hasta lograr su maestría. 


Ana Destain y Graciela Godoy


Graciela Godoy fue enfermera del Hospital Pirovano por 38 años, luego de jubilada vuelve como reikista porque según nos manifiesta siempre le interesó trabajar por la salud y hoy dedica su tiempo a darle bienestar a las personas, ya que con esta terapia dice “se siente una armonización y relajación que permite sobrellevar de mejor manera ciertas dolencias”. 

Se suma al voluntariado por considerar que es valioso el caudal que cada persona tiene para dar. Ana Destain, quien es maestra, se dedica a la transmisión de esta disciplina desde hace más de 10 años. Está muy feliz de participar. Cuenta que “es una forma de que las personas puedan expandir esta linda energía y de hacer esta sincronía con la medicina y de ver que esta terapia se vuelva complementaria y que se terminen las energías de separación que existieron”. 

Hay que salir del lugar de “alternativa de la medicina, hay que unirse para fortalecer los cuidados médicos porque es una energía de amor en el que la donación y la entrega viene con el mismo reiki”. 


Luciana Massa


Luciana Massa hace 3 años que comenzó a hacer reiki para su familia, luego se sentía egoísta y tras transitar situaciones particulares que la enfrentaron con la enfermedad en sí misma y en su familia, y en las que siente que esta terapia colaboró para superarlas, decide entregar algo de ella a personas que no conoce. “Esta decisión y este proyecto dan mucha felicidad” nos explica. 

Las historias del primer día 
Ana María Pasos fue operada de las dos caderas en cinco meses. Su hija y su nuera le aconsejaron que haga reiki y la inscribieron. Espera que sea una alternativa para estar mejor y es la primera vez que recurre a esta terapia. 


Cerca de medio centenar de reikistas se sumaron al voluntariado


Mi marido volvió a nacer… 
La primera usuaria del voluntariado, Soledad Gastelú, nos cuenta las implicancias del reiki en su vida. Hace un año su esposo sufrió un paro cardiaco, entubado y en coma inducido, fue derivado a la capital federal. Permaneció 60 días internado en Cuidados Intensivos hasta que descubren que padecía el Síndrome de Guillain Barre, una enfermedad rara en el cual el sistema inmune ataca los nervios. 

“Todo parte médico era terrible, parecía que no lo superaría. Durante todo su tratamiento le hicieron reiki” nos dice. Soledad sostiene que “gracias a esa energía, tuvo la fortaleza para recuperar su motricidad un año antes que lo previsto por los médicos”. 

Su esposo dio los primeros pasos a principios de 2018. A partir de allí ella sostiene que el Reiki complementa a la medicina y hoy comienza a practicarlo para su vida. “Como no hacerlo si mi marido volvió a nacer gracias a la medicina y a la energía del universo”, cierra la charla visiblemente emocionada.   

¿Qué es el Reiki? 
El Reiki es una técnica de sanación que bajo la imposición de manos canaliza la energía vital; considerando que una persona armonizada es una persona equilibrada; por lo que tiende a lograr la armonía integral a nivel físico, mental, emocional y espiritual. Libera la energía bloqueada. Elimina toxinas y aporta fuerza vital. La técnica en ningún caso reemplaza a la consulta médica.