La Ciudad

Levantaron la clausura

El food truck de la Plaza San Martín volvió a funcionar

27|04|19 09:54 hs.

Tras la controversia que el jueves por la noche se registró en el Concejo Deliberante por la clausura -en simultáneo al desarrollo de la sesión ordinaria en la que se abordó el tema de los food trucks- de una unidad gastronómica instalada en la Plaza San Martín, finalmente la sanción fue levantada y el particular pudo reabrir su emprendimiento, aunque con algunas condiciones. 


El tema, tras los cruces dados en la última sesión ordinaria, tuvo continuidad ayer por la mañana en la Secretaría del cuerpo legislativo. Tal como estaba previsto, los responsables del food truck sancionado mantuvieron un encuentro con concejales de los distintos espacios y dieron su versión sobre lo sucedido. 

Pasado el mediodía la sanción fue levantada desde el municipio. Y quedó puesto de manifiesto el compromiso de los responsables del food truck para que sólo comercialicen panchos, cubanitos y pochoclos al menos hasta que la ordenanza sea modificada, y durante ese tiempo no ofrezcan los menús que tenían a disposición antes de la clausura. 

Al respecto, y consultado por este diario, el secretario de Desarrollo Económico, Lucas Carrozzi, indicó que “en la Plaza San Martín había tres carros. Uno de ellos se va y se le da permiso a otro carro -el que funciona actualmente- para que ocupe ese lugar”. 


En la tarde de ayer, la unidad se mostró abierta al público y con un menú diferente al que venía ofreciendo


En sus consideraciones, el funcionario aclaró que “los carros están habilitados, pero sólo para vender cubanitos, pochoclos y emparedados de salchichas -comúnmente conocido como panchos-. Este carro estaba vendiendo otros productos. En su momento se lo notifica sobre eso porque no estaba funcionando bajo la normativa vigente”.

“Se lo notificó en más de una ocasión y como no se apegó a la norma, se lo clausuró”, expresó Carrozzi, en referencia a la sanción que desde la comuna se le impuso el jueves a la noche al carro propiedad de Federico Hazembiler. 

El funcionario expresó que los responsables del carro “mostraron buena voluntad. Dijeron que se iban a acoplar a la norma y van a vender panchos, cubanitos y pochoclos. Entonces, se les retiró la faja y reabrieron el carro. Seguirán de esa forma hasta que se modifique la ordenanza, sobre lo cual se está trabajando”.

Autorización 
Pero antes del levantamiento de la sanción, tanto Mariana Ramírez, empleada del mencionado emprendimiento, como Federico Hazembiler, titular del carro, se reunieron con concejales de los bloques. Y junto a los ediles Martín Garrido (Unidad Ciudadana) y Horacio Espeluse (Cambiemos) coincidieron en responsabilizar al subsecretario de Servicios Públicos, Roberto Pissani, “por autorizar la instalación del carro gastronómico aun infringiendo la ordenanza”.


Ayer por la mañana, Mariana Ramírez y Federico Hazembiler, trabajadores del food truck de la Plaza San Martín, se reunieron con concejales


Incluso, pusieron de manifiesto que personal del área mencionada colaboró para instalar el carro en cuestión. Ayer por la mañana, Ramírez indicó que la idea original era abrir el carro en la ruta 3 pero que después se determinó que funcione en la Plaza San Martín. 

"·Pissani nos dio la habilitación y por eso arrancamos. Pero nunca nos informaron que había cosas que no podíamos vender. Después nos llegó la ordenanza y una resolución que armaron en tres días, y como no vendíamos lo que allí decía, nos clausuraron”, dijo la mujer. “Lo que no podemos creer es que en un mismo municipio uno te habilite y el otro te clausure diciendo que hubo un error”, agregó.  

Cuestionamientos de los concejales 
Tras esa reunión, los concejales Horacio Espeluse y Martín Garrido apuntaron hacia el municipio. El edil de Cambiemos dijo que lo sucedido con el food truck “fue un papelón” y que resultó ser parte de “una opereta política”. 

Y agregó: “Cuando acudimos a consultar a Pissani, quien generó esto, su respuesta fue ‘yo hago lo que a mí me parece y no lo que dice la ordenanza o lo que dicen ustedes’. Y en el medio de eso aparece la clausura a esta gente, que ha hecho una inversión importante y estaba trabajando, y que incluso quería instalarse en la ruta y Pissani los autorizó a hacerlo en la plaza en un acto de irresponsabilidad muy grande. No sabemos por qué intervino él. Esto obedece a Industria y Comercio. Es inexplicable”. 

En tanto, el referente de Unidad Ciudadana aseguró que Pissani “incurrió en abuso de autoridad” al “autorizar la instalación del food truck en la Plaza San Martín. “No tiene que haber funcionarios que se crean dueños del municipio”, disparó el edil. 

Entre sus apreciaciones, Garrido aseguró: “En principio, vemos que existe una falta de regulación de estos emprendimientos porque no están encuadrados en ninguna ordenanza, ya que la de venta de comida al paso es una norma ya vieja, anterior a la existencia de este tipo de carros. Ya estábamos trabajando en eso cuando surgió esta situación”. 

“Le pedimos al oficialismo que teniendo en cuenta que esta gente habilitó el carro, y que por otro lado vía mensaje de texto Pissani los autorizó e incluso ayudó a instalarse a esta gente en la Plaza San Martín, se les permita seguir trabajando”, solicitó Garrido en la mañana de ayer, una sugerencia que con el correr de las horas se materializó con el levantamiento de la sanción. 

Pero, además, el concejal, a título personal, afirmó: “Yo mismo pido que se tomen medidas para que no haya funcionarios que se crean patrones de estancia”.