Policiales

El ataque fue en diciembre pasado

"Kickboxers" detenidos por desmayar a golpes a un hombre en pelea de tránsito

20|02|19 18:24 hs.

Dos luchadores de kickboxing sindicados como los responsables de la brutal agresión que sufrió un hombre –que terminó desmayado y pasó semanas internado- durante una discusión de tránsito en La Plata fueron detenidos hoy. La agresión ocurrió en el Camino Centenario y calle 497 –en la periferia platense- a fines de diciembre del año pasado y la orden de detención había sido dictada en ese momento pero restaba resolver un pedido de eximición de prisión presentado por la defensa. 


Ahora, ese recurso fue rechazado por los jueces de la Sala 1 de la cámara de Apelaciones y Garantías Carlos Dalto y Sílvia Oyhamburu. De este modo Esequiel Reynoso y Leonardo de Olivera quedaron detenidos en el marco de la causa caratulada la causa como "tentativa de homicidio" que instruye la fiscal María Eugenia Di Lorenzo y que está a cargo de la jueza de Garantías Florencia Butiérrez 

Leonardo Oliveira Trindade fue capturado alrededor de las 15.00 mientras que Ezequiel Reymundo se entregó a la policía cerca de las 17.00. 


.


Como se dijo, la agresión ocurrió a fines de diciembre cuando, según el relato de testigos, dos autos, un Fiat 147 y un Gol, que estaban realizando maniobras peligrosas en la ruta, encerraron a un tercero, cuyo conductor se bajó para discutir. Ahí, el hombre recibió una golpiza y quedó inconsciente. La víctima fue identificada como Gonzalo Colombo, de 34 años, empleado de la Caja de Ingenieros, quien fue derivado al Hospital de Gonnet, donde se le encontró una fractura de cráneo. Los agresores, por su parte, escaparon. 

Los acusados son Ezequiel Reymundo, quien conducía el Gold Trend gris, y el brasileño Leonardo Oliveira Trindade, que manejaba el Fiat 147 color crema, ambos identificados gracias a los videos del ataque subidos a redes sociales, que se viralizaron. 

En uno de ellos se observa a un hombre tirado en el suelo y a una mujer que se baja del auto y que intenta frenar a los agresores, quienes escapan. Tras la viralización de los videos, los acusados cerraron sus cuentas de Instagram y Facebook. (DIB)