La Ciudad

Entrevista a Ricardo Germani

“Absoluta claridad” en la ley sobre cuatriciclos

27|01|19 10:09 hs.

Para Ricardo Germani, la reciente sanción de una ley en la provincia que regula el uso de los cuatriciclos permite superar “un vacío legal”. Consideró que la nueva legislación “pone blanco sobre negro en este tema. Claramente dice que la circulación de triciclos, cuatriciclos livianos y cuatriciclos en la vía pública se encuentra prohibida”. 


En consecuencia, no se pueden utilizar en el ejido urbano. “Pero la ley va más allá. Hasta hace algunos años, una ley provincial no podía ser superada ni readaptada por una norma local, por aquella cuestión de la supremacía de las normas. Esta vez cambió esa inteligencia y le da a las municipalidades la responsabilidad de determinar y comunicar a la Dirección Provincial de Política y Seguridad Vial la ubicación de los corredores de circulación segura”, señaló. 


Ricardo Germani


El municipio tiene la facultad de decidir en qué lugares se permite la circulación. “Van a ser ésos y no otros –indicó-. Se circunscribe de una manera clara, no quedan dudas, fuera de tal o tales espacios, amerita una sanción y el secuestro del vehículo”. 

El juez de faltas de Bahía Blanca sostuvo que en la ponderación de un lugar para esta actividad “tendrá que haber elementos relacionados con la seguridad, la facilidad del acceso, la posibilidad de desplazamiento de un vehículo sanitario en el caso de que se produzca algún siniestro. Cuestiones elementales que se tienen en cuenta en la elaboración de un proyecto, para contar con un corredor que sea seguro”. 

Luego debe elevarse la propuesta a la Provincia y una vez avalada, se dispone de una normativa en cada distrito. “Me parece que se superaron aspectos abstractos o poco definidos”, subrayó. 

                 **********************************************

Sanciones por exceder el límite de alcoholemia 
El senador provincial Federico Susbielles, de Unidad Ciudadana, impulsó un proyecto que prohíbe el consumo de alcohol para conductores menores de 21 años y quienes tengan la categoría de “principiante”. Además agrava las sanciones para los restantes conductores con registros superiores a los 0,5 gramos de alcohol por litro en sangre, establecidos por la normativa vigente (en el caso de motociclistas es 0,2 y conductores profesionales 0). 

Fue aprobado en octubre pasado en el Senado y enviado a Diputados para su tratamiento. “Lo que dio lugar al proyecto del senador Susbielles fue un hecho en el que intervino mi juzgado –recordó Germani-. La muerte en marzo de 2018 de Facundo Alejo Saccoccia, un motociclista de 17 años, que fue llevado por delante por un automóvil cuyo conductor estaba alcoholizado”. 

Consecuencias 
Afirmó que “las sanciones contravencionales, desde el punto de vista de la ley de tránsito, tenían algunas limitaciones que resultaban odiosas e incluso hasta dolorosas para las familias de las víctimas”. Germani sostuvo que “este señor conducía alcoholizado, se comprobó el gramaje de alcohol que tenía en sangre. Se le secuestró la licencia de conducir y en la sede contravencional, de mi competencia, se dictó una sentencia condenatoria”. 

Sin embargo, debido a una apelación, se le devolvió la licencia al conductor hasta tanto el juez penal resuelva. “Esto que podemos decir en un escritorio, es muy difícil explicárselo a la familia del fallecido”, admitió el juez de faltas. Lo sucedido tuvo dos consecuencias. Por un lado, el proyecto que preparó y presentó el senador Susbielles. 

En forma paralela, “desde nuestro juzgado –explicó- le entregamos un trabajo al senador Francisco Nardelli, que veníamos armando desde hacía bastante tiempo. El planteo y el reclamo social era acerca de la liviandad de la Justicia, por la devolución de la licencia; pero la ley de tránsito nos obligaba a restituirla”. 

El escrito que recibió Nardelli tuvo por finalidad que “en un hecho de tales características, con un siniestro que termina provocando la muerte de un ciudadano, modifiquemos la ley en esa parte. Suspendamos el efecto del recurso de apelación y permitamos que los jueces de tránsito provinciales o nosotros que somos jueces de faltas municipales, tengamos la facultad de poder retener la licencia hasta tanto el juez penal resuelva”. 

Esta modificación implica que durante todo el tiempo que dure el proceso, hasta que se pronuncie la Justicia en el ámbito penal, “la licencia va a quedar en el Juzgado de Faltas. El sujeto no va a poder manejar”. 

Aunque, y así lo dejó en claro Germani, “nada sirve para reparar un dolor como el de la pérdida de un familiar, uno tiene la sensación de que así los procedimientos se acercan un poco más a la gente. Es una medida que no soluciona, no contiene, pero acompaña”. La respuesta fue positiva. “Tuvimos una rápida acogida del senador Nardelli, quien en el término de 60 días lo agregó como modificatoria a la ley vigente y hoy es una herramienta que funciona”, concluyó. 



Add space 300x250x2