Ciclista festeja el primer gol, ante la mirada de Cortadi con amarilla en mano (Agostina Alonso)

Deportes

Escándalo en la final de Tercera

Campeón pero a qué costo

26|11|22 10:02 hs.

Lo que debía ser una gran fiesta del fútbol en la finalísima de Tercera División entre Huracán Ciclista y Villa del Parque, terminó siendo uno bochorno; y el trofeo que debió haber recibido el campeón en el momento de máxima celebración, culminó en la entrega al delegado del Globo chavense fuera del campo de juego y sin que el partido aún esté finalizado... 


En síntesis, el más lejano sinónimo a lo que debería ser el fútbol, y donde la árbitro Dalma Cortadi en medio de una pelea multitudinaria y agresiones en todos sectores entre jugadores de ambos bandos, y con público que invadió el campo de juego, debió dar por suspendido el match a los 44’ del complemento por faltas de garantías, cuando los chavenses ganaban 2-0 con sendos tantos de penal, vía Toso y Rodríguez. 

Resulta inevitable comenzar por el triste final, relegando lo que había sido un entretenido partido, pero lo hechos fueron extremadamente graves. Todo se desató a los 39’ del complemento cuando Patricio Rodríguez anotó el segundo penal y sacándose la camiseta se dirigió al sector donde estaba la gente de Villa (podría haber elegido ofrendárselo a su gente) a festejarlo (ya en el primero, en un penal altamente dudoso que desde nuestra posición no apreciamos como tal, Toso había hecho lo mismo a los 30’ y se había llevado la amonestación). 

Pero con la actitud desmedida de Rodríguez tuvo una inaceptable y reprochable actitud de los chicos de Villa que armaron una gresca generalizada. 


(Agostina Alonso)


Un jugador de Ciclista tardó varios minutos en recuperarse de algún golpe hasta poder reincorporarse, ante la inexplicable falta de efectivos policiales (“La mesa directiva de la Liga votó y estuvo de acuerdo por ser éste un partido de categoría formativa” nos aseguraron el presidente y vice de la Liga) hubo gente de las tribunas que entró a la cancha y entre las parcialidades también hubo agresiones. 


(Agostina Alonso)


Por suerte, en un momento Villa se retiró de la cancha y Ciclista pudo esbozar un festejo casi que forzado porque la situación no daba para más.


(Agostina Alonso)


Antes hubo 85’ de un partido interesante, que tuvo en la primera parte mejor a Villa, siendo el arquero Reynaud quien sostuvo al campeón. En el complemento los chavenses mejoraron con los cambios, fueron más agresivos e intensos y tras varias situaciones debieron esperar las oportunidades que llegaron desde el punto penal. 

Pasó otra final de nuestro fútbol y el saldo fue negativo, repudiable, lamentable, lo que abre las puertas a una simple pero profunda pregunta: ¿algún día cambiará esto? Por el bien de nuestro fútbol, soñamos que sí, aunque para ello habrá que trabajar mucho.