Todo festejo para Once. Los jugadores del Azul celebran el tercer tanto (Goyo)

Deportes

Torneo Clausura de Primera División

Once está en la cima

11|07|22 10:13 hs.

Siendo genuino a su estilo, Once Corazones sumó su segundo triunfo del torneo, se mantuvo como uno de los punteros de este Clausura y fortaleció su promedio. Ayer le ganó como visitante a Unión por 3 a 1 con una tarde inolvidable de Regalado en su vínculo con el gol al concretar su hat trick, frente a un Tatengue que dio otro paso en falso en su intento de sumar puntos para ganar tranquilidad. 


Si bien fue un partido con 4 goles, no fueron muchas más las situaciones reales de peligro que ofrecieron los 90’ disputados en un siempre complicado estadio “Luis Pose”. Y en ese contexto la formación de Ariel Alberca se movió mucho mejor, al menos más sólida y efectiva. 

A los 4’, Regalado mostró su primera dosis de una tarde completa, aunque su remate fue desviado en gran reacción por Larsen. Nuevamente el arquero local se lució, eso fue a los 10’ en un tiro libre de Rivera. Y reafirmando esa supremacía, a los 22’ Viera jugó corto un córner a Rivera, tras la devolución el centro llegó rasante y allí apareció Regalado para tocar al gol, lejos de las manos del “1” anfitrión.

La desventaja liberó de ataduras a Unión, y la necesidad le dio impulso. Así creció en su protagonismo, no en su juego más pulido u ofensivo. 

De hecho, un cabezazo de Bustos desviado por Alberca, o una pelota que le quedó a Aramendi, a menos de un metro del arco y en franca posición, que inexplicablemente no pudo definir, fueron sus únicas llegadas claras, más allá del penal que a los 46’ el arquero visitante le desvió al propio Aramendi. Del otro lado, y tras una contra por la izquierda, Regalado puso el 2-0 a los 31’ con una gran definición. 

El complemento arrancó complicado para el local, ya que al minuto Larsen debió exigirse ante Rivera para mandarla al córner. Pero a los 9’ tras un lateral, el “9” se tomó revancha y definió por elevación ante la salida del “1”; y cuando la pelota pedía permiso para ingresar al arco, apareció Regalado para “sellar” el trámite. 

Con el 3-0 el local salió al todo o nada y el descuento de Gastón Di Croce, tras una serie de rebotes, le dio cierta esperanza. Pero en esos 25’ restantes su supremacía no pasó de la posesión o de jugar en campo rival. 

Es que Once se cerró bien, no dejó espacios y frenó cualquier intento de un Unión que chocó contra su impotencia ante un Celeste que volvió a sumar de a tres para mantenerse en la cima del Clausura.



     




Add space 300x250x2