Daniel Almirón junto al intendente Carlos Sánchez, presente en el evento

Sociales

En Lin Calel

Un festival con rédito “súper positivo”

22|02|22 20:12 hs.

Desde que llegó a Lin Calel, Daniel Almirón sueña con construir un predio de equinoterapia. Para lograr ese sueño planificó un festival solidario para recaudar fondos, una propuesta que poco a poco sumó adeptos y que a la hora de realizarse, sobrepasó todas sus expectativas.


El evento finalmente se desarrolló el pasado domingo, con el apoyo de un importante número de asistentes. “Comenzó a las 10 de la mañana y terminó cerca de las 10 de la noche” expresó, para luego remarcar que fue todo “súper positivo” y que está “más que contento y súper agradecido” con lo sucedido. “La gente acompañó a pesar de que hubo tanta cantidad de eventos en el día y en varios lugares y a pesar de que esto está medio a trasmano de las playas” consideró.

El evento contó con feria de artesanos, cantina, fogones y espectáculos musicales. “Se acercó muchísima gente y desde la tarde hubo espectáculos… estuvieron Holocausto 2000, Juan Etchegoyen, Jorge Amprimo de San Cayetano y el payador Fausto López Bastián” contó. Fue tal la cantidad de gente que asistió, que los fogones debieron doblegarse. “Tuvimos que poner fogones dobles porque no nos daba el tiempo… la gente estaba con mucha disposición para colaborar y ayudar”.

Durante los preparativos del evento, la incertidumbre reinaba en Almirón. “No pensamos la repercusión que iba tener” confesó, y luego explicó que “pensamos que por ser domingo y venir de un sábado que tuvo la fiesta en el Río Quequén y eventos en todos lados iba a ser más tranquilo”.

“Es la primera vez que se hace esto en el pueblo: durante años, nunca jamás hubo algo así… la gente del pueblo, los lugareños, dicen que nunca hubo una cosa así, un espectáculo tan grande, con tanta gente y al aire libre” contó.

Una semilla
Si bien este festival tuvo fines solidarios, lo que sucedió generó en un entusiasmo tal que la idea de repetirlo está en al aire. “La gente misma te va impulsando y te va pidiendo que lo hagas de nuevo; trabajar y que quede una fecha patentada en este pueblito tan chiquito, que cuando esté el predio de equinoterapia sea una fiesta de todos los años, una más en el calendario”.

En el cierre de la charla, Daniel Almirón agradeció “a todas las personas que se pusieron a disposición y ayudaron durante todo el día, y a la gente más que nada, que nos acompañó en todo. También a todos los que estuvieron siempre dando una mano con la idea de sacar adelante este predio de equinoterapia. A Mariano Hernández que está siempre al pie... lo que hace La Granja… puso todo a nuestro alcance, lo que quisiéramos, lo que pudiéramos precisar, el lo puso a disposición” finalizó. 




Add space 300x250x2