Integrantes de la Corriente Clasista y Combativa, en la sede ubicada en Godoy Cruz 740

La Ciudad

Jorge Brizuela, de la Corriente Clasista y Combativa

“Nuestro objetivo siempre es el trabajo”

18|02|22 10:58 hs.

La Corriente Clasista y Combativa llevó adelante ayer “una jornada de lucha en todo el país”. Esta iniciativa también se vio reflejada en Tres Arroyos, en la sede que la organización social posee en Godoy Cruz 740. Los pedidos centrales de la CCC son los siguientes: “suspensión e investigación del pago de la deuda al FMI que contrajo Macri; aumento del Salario Mínimo, Vital y Móvil; Ley de Tierra, Techo y Trabajo; Declaración de la Emergencia en Violencia de Género; por el camino del Impuesto a las Grandes Fortunas, reforma impositiva; declaración de la emergencia en adicciones; y kits escolares para que los niños puedan volver a clase”.


La Voz del Pueblo dialogó en el lugar con Jorge Brizuela, quien es subdelegado. En primer término, explicó que “estamos haciendo una olla popular. Se están entregando viandas a los compañeros y a aquellos que lo están solicitando”. 

En el caso puntual de la deuda contraída con el FMI, subrayó que “las deudas se pagan, las estafas no. Sabemos que el que sufre las consecuencias es el pueblo, sobre todo la clase pobre. La situación es cada vez más complicada tanto en el tema laburo, como vivienda y terrenos”. 

Las viandas se otorgaron a partir de un listado. “Siempre la gente viene a buscar, inclusive compañeros mismos. Cualquier vecino que esté necesitando no tiene más que acercarse”, señaló. 

Es además una actividad que se desarrolla en forma habitual, porque todos los martes y jueves por la tarde se entregan viandas en el horario de la merienda; mientras que los sábados y domingos al mediodía la sede funciona como comedor. 

Brizuela subrayó que “nos encontramos atentos a las necesidades de la gente. Cada vez se están sumando más compañeros y un poco la protesta también es para que se abran más cupos”. 

En este sentido, consideró que las exigencias del FMI incluyen “que se traben los planes sociales. Estamos en total desacuerdo, porque los compañeros y compañeras no tienen la culpa de lo que está pasando”. 

Hizo referencia a tareas que la organización desarrolla en la plaza y expresó que “el barrio se podría decir que está un poco abandonado. No hay cordones, faltan algunos servicios. Queremos ayudar a que se escuche la voz de los vecinos, con sus necesidades”.

La canasta familiar
Recordó que el referente de la Corriente Clasista y Combativa en Tres Arroyos es Roberto Distéfano, tras lo cual agregó que “también está en Bahía Blanca César García”. A nivel nacional, el principal dirigente es el diputado Carlos Alderete. 

En su análisis, describió los programas de trabajo: “tenemos Potenciar 1, que son los chicos que cobran por hacer tareas en la sede, en las plazas y en clubes de la ciudad. Y Potenciar 2, mediante el cual se desempeñan en forma de cooperativa, pueden obtener sus propios ingresos a través del uso de maquinarias que nosotros tenemos en la sede”. 


Integrantes de la Corriente Clasista y Combativa, en la sede ubicada en Godoy Cruz 740


Cuestionó la falta de actualización en el monto que se otorga a quienes concretan estas labores. “El plan común lo estamos cobrando 16.500 pesos, más un Potenciar y otros ingresos que tienen compañeros de la cooperativa. Es muy mínimo, no cubrimos las necesidades”, afirmó.

Por tal motivo, sostuvo que “solicitamos que este plan sea llevado a 50.000 pesos. Sabemos que va a ser planteado ante el Gobierno, hoy en día la canasta familiar está alrededor de 70.000 pesos, no llegamos a ese monto ni juntándonos varias familias”.

En este contexto, puso de manifiesto que “hay compañeros que hacen changas, nos la rebuscamos. Tres Arroyos es una ciudad que se presta para gente que trabaja, pero no alcanza porque hay por ejemplo muchas mamás que viven solas, les cuesta, en invierno está el tema de la leña. Tratamos de atender las distintas situaciones”.

La finalidad
En una reflexión, Brizuela planteó que “a veces nos dicen piqueteros, se nos margina de esa forma”. No obstante, indicó que “cuando entran a conocer nuestro trabajo como sede se quedan maravillados. Contamos con herramientas, hay compañeras que hacen panificados, compañeros que trabajan en carpintería, albañilería. Siempre nuestro objetivo es el tema del trabajo y de perfeccionar lo que hacemos”. 

Marcó un inconveniente particular “para las personas mayores de 40 años, sabemos que en muchos trabajos no son tenidos en cuenta” y con respecto a los adolescentes, observó que “se les debe enseñar una cultura del trabajo. No vivir con un plan. Por ahí sucede que el Gobierno no nos brinda esa ayuda para decir te apoyamos con este proyecto y después lárgate solo. Hoy en día no estamos recibiendo ese acompañamiento”. 


Jorge Brizuela dialogó con este diario


En la argumentación, mencionó que “es fundamental acceder a fuentes de trabajo genuinas. No puede ser que un gobierno de turno nos diga esto funciona así, van a ganar esto, y cambie en la gestión siguiente. Hay que establecer políticas duraderas. Creo que todo argentino y argentina quiere trabajar”. 

Asimismo, mostró sus diferencias porque “lamentablemente no puede ser que las organizaciones sociales estén dando más ayuda que el Gobierno, cuando tendría que ser totalmente al revés”. 

Finalmente, opinó que “a veces se quiere tapar el dedo con el sol y no ver esta realidad. Si viene alguien con una propuesta compañeros le van a decir que sí, quieren trabajo, es la realidad, pero hoy en día esa demanda no está”. 

   -0-0-0-

Invitación
En Godoy Cruz 740, la Corriente Clasista y Combativa realiza diversidad actividades. “Siempre hay gente disponible”, aseguró Jorge Brizuela. Añadió que “funciona también un ropero comunitario, se concretan manualidades y en marzo vamos a incorporar nuevos proyectos”. 

Realizó una invitación para que se acerquen todos los vecinos interesados en conocer lo que hace la organización. “Hay que ver como se desempeñan los integrantes. Siempre puede haber personas que repiten lo que escuchan de los demás, pero las organizaciones sociales no funcionamos como piensan. Tenemos compañeros que vienen desde muy lejos, no les queda otra a veces que tomarse un remis y tal vez casi no les conviene, pero siempre están porque quieren cumplir, muestran ganas de progresar”, valoró.    



Add space 300x250x2