Sociales

Rubén Pinella sigue firme con su proyecto

El registro de una vida

24|01|22 21:03 hs.

El arte tiene una forma única de manifestarse en cada persona. En el caso de Rubén Pinella, lo comparte a través de la fotografía, disciplina que comenzó a practicar desde muy joven. Aunque él no se halla autodenominándose artista y lo relaciona más con su pasión por la comunicación. 


 Su vida profesional la inició como periodista y locutor, luego tomó más el camino de la fotografía y la enseñanza. "Siento que a lo que me he dedicado siempre es a la comunicación, que es lo que me interesa. En su momento comunicaba hablando cuando trabajaba en la radio, escribiendo cuando trabajé en el periódico o a través de televisión cuando me desempeñé ahí. Cuando empecé a hacer fotografía, comencé a comunicar de esa forma y con las clases entiendo que sigo comunicando", expresó en una entrevista con La Voz del Pueblo. 



De todas formas, muchos conocemos su carrera o hemos oído hablar de él y de sus talleres de fotografía, que han formado gran cantidad de fotógrafos en la ciudad. Pero hay un dato que tal vez no muchos sepan, y es que hoy cumple 16 años publicando una foto diaria en un blog personal. Este proyecto, o hábito si se lo quiere llamar, lo comenzó en una época en la que los blogs eran la forma más popular de comunicarse en Internet, que hoy en día se vieron cegados por las redes sociales aunque siguen vivos y el servicio se sigue explotando.

 "En el momento en que los blogs tenían un protagonismo muy fuerte, yo me abrí uno en un servicio de bitácoras, que duró muy poquito, y después me pasé a Blogger. Ahí arranqué un proyecto que consiste en publicar una foto por día. En aquel momento era un ejercicio que varios fotógrafos con inquietudes artísticas y expresivas hacíamos, por lo tanto hubo una cierta proliferación de blogs de ese estilo", recordó. 


Para Rubén, la fotografía es una forma más de comunicar, tarea que ha desempeñado toda su vida


El comenzó en el 2005 y publicó durante tres años exactos. "El día que cumplí tres años dejé de hacerlo porque me había parecido que era un proyecto que necesitaba cerrarlo, por lo que di de baja el blog". Sin embargo, alrededor de once meses después "me di cuenta que necesitaba eso de publicar a diario porque por un lado era una motivación para hacer fotografías, por otro me daba cuenta que publicando a diario más allá de que el resultado de las fotografías era un tanto ecléctico, cuando yo miraba el mapa completo veía que iban surgiendo proyectos, que había temáticas o cuestiones narrativas que se repetían. Me parecía super interesante porque me permitía también generar un proyecto que es tal vez lo que más ambicionamos los fotógrafos que estamos en el campo del arte", sostuvo. 

Así, reabrió su cuenta en Blogger y creó otra en Aminus, que es donde desde aquel momento hasta la actualidad ha publicado una foto diaria. Y sumando esos períodos, hoy se cumplen exactamente 16 años desde el inicio del proyecto. 

"Está bueno también ahora mantenerlo, más allá de que los blogs tienen una presencia tal vez menos fuerte en Internet, porque me parece interesante esto de publicar solo una foto diaria ya que creo que es abrumadora la cantidad de imágenes que se postean en redes, a toneladas por día. Entonces para mí esta compulsión de compartir solo una imagen diaria también habla de una intención más curatorial", destacó. 

 También existe una cuestión de la perdurabilidad de la obra en el tiempo, ya que en su blog está archivo desde su primera publicación, dejando de lado lo efímero de las redes sociales. "Me gusta que las imágenes queden ahí, que se puedan buscar. Si hay gente que visita el blog y tiene ganas de bucear para atrás, puede hacerlo. Se puede buscar además mes por mes, por años, por etiquetas. Para mí es interesantísimo, me sigue entusiasmando y motivando tanto como cuando empecé. Por eso es que de algún modo celebro los aniversarios cada vez que llegan". 



 En paralelo además tiene otro blog en la plataforma Tumblr, en donde postea exclusivamente fotografías hechas con el celular, pero allí no existe una periodicidad diaria, sino que publica cuando realmente siente que tiene un material interesante. Se llama "Voy por ahí". 

 Curaduría 
La tarea de publicar una sola foto por día requiere de un trabajo de selección, ya que no son posteadas al azar. "Primero tiene que ser una foto que pase mi filtro, que yo sienta que me expresa, que me gusta por la razón que fuere o porque es parte de lo que para mi viene siendo un proyecto en desarrollo", contó. 

 La revisión del archivo para Rubén se ha vuelto un trabajo extraordinario. "A veces me pasa que a una imagen la descarté en su momento y cuando la vuelvo a ver con el tiempo me parece atractiva, así como también pasa a la inversa". 

 Ocasionalmente, "vuelvo sobre el material ya publicado porque por cuestiones de mi trabajo como docente recurro a algo que tengo hecho para mostrar ejemplos. Muestro muchos autores, pero hay veces en las que necesito recurrir a alguna fotografía mía porque tiene exactamente aquello que quiero comunicar. Entonces ahí es donde vuelvo sobre el blog o sobre el archivo que yo tengo y detecto estas cosas", mencionó. 

 Redes sociales 
Utilizar las plataformas como Blogger que han sido mas relegadas del centro de atención, no significa que Rubén no utilice las que sí están en vista de todos actualmente. "Menos TikTok, uso todas", rió. 

Tiene cuenta en Twitter, donde publica la foto y el enlace a su blog, por una cuestión de simpatía con la red y porque la imagen tiene un impacto que el texto no. En Facebook no postea prácticamente fotos y solamente comparte los enlaces a la foto del día. 

 En tanto, en Instagram va publicando con cierta periodicidad imagenes que ya generalmente ha posteado en el blog en algún momento. "Trato de darle algún orden a este caos que es la red con algunas temáticas. Yo hago unos videos al final de los meses con todas las fotografías que ya publiqué en el blog. Eso lo subo a mi canal de Yotube y como video a Instagram". 

En esta red social también ha armado guías de fotografías, "que igualmente la gente tiene que entrar a mi perfil para verlas. Pero voy posteando con cierto orden. En muy pocos casos utilizo las redes para cuestiones personales. Mi intimidad es mía y quiero tratar de conservarla todo lo posible, así que prefiero no usarlas con ese fin", opinó. 


La docencia para Pinella se inició en el año ’98 y ha pasado por diversas instituciones (Josefina Lance)



 De por vida
Uno puede pensar que realizar una misma tarea todos los días puede parecer tedioso o difícil de sostener en el tiempo, pero para Rubén estos 16 años no han tenido peso absoluto. "Desde que retomé, no me he planteado jamás dejar de publicar porque realmente me entusiasma, me parece motivador y no he sentido nunca que sea una carga. Disfruto mucho, sobre todo después de semanas sin hacer fotografías, de revisar el archivo, ver si encuentro tal vez una imagen que en su momento descarté y que la puedo mirar con otros ojos". 

 En ese sentido, manifestó que "miro y veo alguna imagen que tal vez pasé muy rápido en su momento. Me hace trabajar no solo en producir fotografías para postear y por gusto, sino también en revisar el archivo, que me pase super interesante justamente en un tiempo en el que la mayoría de la gente tiene las fotos perdidas en el último rincón del teléfono o de la computadora". 

 Como fotógrafo cree que es interesante ir revisando el archivo. "La fotografía a veces más que la misma imagen en el uso más vernacular, lo que permite es recordar circunstancias del contexto de la toma. En el uso no vernacular también, porque cuando hacemos una fotografía más artística, también nos recuerda situaciones del momento", resaltó. 


(Carlos Vera)


 Y agregó: "La fotografía no es solamente lo que vemos, tal vez es mucho más lo que no vemos. Tiene muchas capas de lectura, por eso también me parece interesante el debate sobre la imagen, el uso y el rol en este tiempo de sobreabundancia de fotografías. Ninguna es inocente, ni casual, con lo cual cada una tiene una carga de significado que va más allá de la primera capa de lo que vemos". 

"Después hay algo fantástico que pasa con el arte en general, que los autores y productores de fotografías las hacemos con un sentido, pero el que mira puede estar entendiendo una cosa completamente diferente, y es muy rico porque resignifica la obra y el trabajo. Cada uno entiende lo suyo con una imagen porque esa información pasa por su propio filtro cultural, su propia historia, sus propios conocimientos y desconocimientos", indicó. 

 Docencia 
En este momento se encuentra dictando talleres de verano en La Casona, que son cursos más cortos, de entre 7 y 8 clases en total y luego en marzo seguirá con las clases anuales. 


(Carlos Vera)


"En la institución, considerando la José Ingenieros y La Casona, desde el año 2000 doy clases. Previamente había dado en la escuela de Dany Duel y antes había ayudado a un profe de fotografía que venía de La Plata a la José Ingenieros. Mi actividad como docente se inicia en el '98 y más fuertemente en el '99. También pasé por la enseñanza oficial en una escuela pública, estuve en el exColegio Nacional", recordó. 

Para Rubén, su rol como fotógrafo y su papel como docente "no podría separarlos, porque para mi son formas diferentes de comunicar, que es a lo que me he dedicado toda la vida. Obviamente la docencia tiene sus particularidades que no es lo mismo que el rol de un comunicador, pero en definitiva creo que los comunicadores también educan y forman opinión o enseñan cosas que uno desconoce", opinó. 

"Entonces yo lo que siento en definitiva es que soy un comunicador, si se quiere un artista vinculado a la comunicación. Fotógrafo y docente siempre digo", concluyó. 

 Para visitar el blog, el link es www.rubenpinella.blogspot.com.  



Add space 300x250x2