Chaves

Gonzales Chaves

La frutería Maranga cumplió doce años de actividad

24|01|22 17:37 hs.

Los comercios siempre están al servicio de los vecinos a pesar de todo, en Chaves se encuentra la frutería Maranga, que logró instalarse con una permanencia de doce años en la ciudad para reconvertirse en un mini mercado. 


Su dueño Cristián Villar en diálogo con La Voz del Pueblo dio a conocer los orígenes del comercio. “Todo comenzó hace doce años atrás, cuando deje de trabajar en un supermercado. Gracias a mi ex patrón, Mauricio Navarro y al aporte de mi tío Miguel Novoa, pude iniciar este proyecto”, recordó.

 “Vengo muy contento, la gente me ha respondido de buena forma, si bien hoy son muchos los locales de este rubro y la clientela se ha repartido, seguimos en pie”, confesó Villar y agregó que pudo ampliar la frutería a almacén, fiambrería, regalería y picadas, que según comentó le dieron gratos resultados.

 En relación a los clientes Cristian aseguró que “son exigentes, quieren un buen producto y los mejores precios y tratamos de llevarlo lo mejor posible”. Sobre sus proveedores contó que conocen la calidad de mercadería que necesita Maranga y que son en su mayoría de Bahía Blanca y Mar del Plata. 

“Esto era lo que quería, que fuera un mini mercado donde el cliente encuentre de todo. Seguiremos luchando, dado que sabemos que cada día hay que trabajar un poco más para sostenernos”, afirmó Villar.  

Pandemia e inflación 
Con la llegada al mundo del Covid-19 todos los rubros han cambiado y el consumo también se ha visto afectado, Maranga no quedó fuera de esto, pero su dueño aclaró: “Seguimos de pie a pesar de la pandemia”.

En el marco de la variación inflacionaria que se vive en el país, Cristian relató cómo se trabaja en estos tiempos. “Tenemos que estar mirando facturas todas las semanas porque los aumentos son continuos y todo esto nos impide seguir con nuevos proyectos”, dijo. 

“No existen créditos accesibles para los comercios, ojala el día de mañana cambien la situación porque me gusta seguir hacia adelante con nuevas ideas”, se lamentó el dueño y agregó que en los comercios “a veces las cosas salen bien y a veces no tanto, incluso hoy por la inflación y la competencia se han tenido que reducir ganancias”. 

Por último agradeció a toda la clientela y pidió que sigan confiando en su comercio. “Gracias a los vecinos que vienen a comprar, el negocio sigue funcionando y creciendo”, finalizó.